Aterriza en Barajas el segundo avión con españoles evacuados de Nepal

Esta mañana llegaron los primeros 44 españoles evacuados por Exteriores

Las familias de los dos aragoneses que estaban en Nepal siguen sin saber de ellos

Desciende a 78 el número de españoles por localizar tras el terremoto

La ONU estima 415 millones de dólares requeridos para la ayuda más urgente a Nepal

El balance oficial de muertos por el terremoto en Nepal supera ya los 5.200

sociedad

| 29.04.2015 - 07:21 h
REDACCIÓN

El segundo avión que traslada desde Nueva Delhi a ciudadanos españoles que se encontraban en Nepal cuando se registró el terremoto que ha asolado la zona ha llegado sobre las 18.00 horas al aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas con 48 personas a bordo, de las cuales 39 son españolas y nueve extranjeros de países europeos y latinoamericanos.

Se trata de un avión fletado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, que completa la operación que esta mañana ha traído en un avión de las fuerzas aéreas a 44 españoles a bordo en un vuelo en el que también viajaba el ministro José Manuel García-Margallo.

El titular de Exteriores se encontraba de visita oficial en India, desde donde ha coordinado la operación de evacuación y repatriación.

Con el vuelo de esta tarde se completa la repatriación de los españoles rescatados de Katmandú, tras la llegada ayer de otros 12 ciudadanos que lo hicieron por sus propios medios y del vuelo que ha aterrizado a las 9.15 horas en Torrejón de Ardoz.

"Tuvimos la suerte de que en el momento del terremoto estábamos en la fiesta de inauguración de un complejo deportivo y todo el pueblo estaba en la otra orilla del río", explica Juan José Rodríguez, un español que recuerda, ya desde España, cómo una localidad entera salvó la vida tras el seísmo. "Gracias a la fiesta no murió nadie", subraya.

Era como si hubiera habido un bombardeo", apunta Rodríguez, quien también confirma que "todas las casas estaban afectadas, hundidas o en malas condiciones". "Katmandú era un caos: la gente corría de un lado para otro, había muchas casas hundidas". "Lo peor es para ellos, no para nosotros, que gracias a esta repatriación hemos podido volver y estamos más o menos bien", subraya el superviviente, quien también agradece la labor del Gobierno al traerles de vuelta.

"Lo teníamos muy crudo", expresa minutos después de llegar a Madrid y ya subido en el autobús que ha llevado al pasaje hasta la Terminal 1 del Aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas, donde les esperaban sus familiares.

44 ESPAÑOLES JUNTO AL MINISTRO GARCÍA MARGALLO

El avión Airbus 310 de la Fuerza Aérea Española en el que viaja el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, y 44 de los españoles evacuados de Nepal aterrizó esta mañana a las 09.15 horas en la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid).

Se trata de los primeros ciudadanos que llegan a España en la operación de evacuación y repatriación llevada a cabo por el Gobierno y que ha coordinado desde Nueva Delhi (India) el ministro, que se encontraba de visita oficial en el país asiático.

Durante el vuelo, García-Margallo ha intercambiado impresiones con muchos de los españoles, a los que ha visto "agotados" y con ganas de volver a casa, y les ha explicado algunas de las dificultades que ha habido para sacarles de Katmandú tan rápido, tras el terremoto que arrasó el pasado sábado el país del Himalaya.

En el avión viajan españoles que residen en Katmandú, la capital nepalí, y que trabajan en cooperación o que están casados con ciudadanos del país asiático, así como otros que se encontraban de turismo y que han llegado a pasar más de 50 horas en el colapsado y caótico aeropuerto de esa ciudad sin prácticamente agua ni comida, y a los que además han robado algunas de sus pertenencias y dinero.

También viajan en el avión del Ejército español algunos trabajadores de la constructora San José, cercana al aeropuerto nepalí, y que durante los días posteriores al seísmo ayudaron a decenas de españoles que pasaron por sus oficinas.

Los hay que vivieron el temblor del sábado en edificios de hasta siete plantas y que nunca olvidarán el terror que sintieron, otros que viajaban en coches que sufrieron accidentes y cuyos compañeros murieron y otros que al ser residentes y estar más preparados ofrecieron sus casas y lo que tenían para tratar de ayudar.

78 ESPAÑÓLES PENDIENTES DE LOCALIZAR

García-Margallo ha cifrado en 78 el número de españoles que continúa sin localizar tras el seísmo.

El ministro ha destacado que, en estos momentos, están localizados 130 españoles, de los cuales 60 están concentrados en un hotel en Katmandú, y otros 70 españoles se hallan en las ciudades Pokhara -situada en el centro de Nepal- y Lukla -ubicada en el este del país-. Por ello, ha precisado que mañana habrá un autobús que trasladará a los 70 españoles desde Pokhara y Lukla a la capital nepalí para "tenerlos centralizados".

El ministro de Asuntos Exteriores ha detallado que hay dos españoles heridos, uno de ellos sufre congelaciones en las extremidades, previas al terremoto, y otro es un inspector de policía que ha sufrido heridas durante las operaciones de rescate.Ambos están siendo asistidos en un hospital israelí, por lo que García-Margallo ha agradecido a las autoridades israelíes la atención que les están prestando.

Los dos heridos serán repatriados mañana. La persona que sufre las congelaciones será trasladada a España en un avión medicalizado, mientras que el inspector de Policía será evacuado a Praga por una compañía checa.

Asimismo, el ministro de Asuntos Exteriores ha corroborado que minutos antes de recibir a los españoles ha hablado con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y que para mañana por la mañana tiene prevista una reunión especial para abordar "cómo somos capaces de trasladar a los españoles de vuelta".

"Estoy encantado y estaré encantado cuando termine de encontrar y repatriar a los que faltan", ha añadido el ministro, visiblemente cansado pero contento, tras 48 horas de gestiones.

Margallo ha dicho que quienes más le preocupaban eran cinco personas que estaban en el macizo del Annapurna y que ya han sido localizadas. De los 78 españoles pendientes de localizar puede haber personas que ya hubieran abandonado el país antes del terremoto, sin que sus familias o Exteriores lo sepa.

La Embajada de España en Delhi está trabajando permanentemente, y en contacto continuo con las autoridades locales indias y nepalíes, para comunicarse con los españoles que podrían hallarse en Nepal y aún permanecen ilocalizables. La situación en la que han quedado las comunicaciones tras el temblor dificulta esta tarea de localización

COMPROMISO DEL PRIMER MINISTRO INDIO

Los españoles han sido los primeros europeos en dejar Katmandú de una forma organizada por su Gobierno y el ministro tiene claro que la clave han sido las gestiones del Gobierno indio.

"He asegurado al ministro de Asuntos Exteriores español que India facilitará toda la ayuda posible a los españoles en Nepal", escribió en su cuenta de Twitter el primer ministro, Narendra Modi, tras recibir el lunes al ministro español.

Este martes, Margallo ha agradecido al personal de la Embajada su trabajo para preparar la visita y en especial por haber conseguido poner en la agenda una reunión con Modi, que al final fue clave para lograr las evacuaciones.

Varios ministros hicieron gestiones para lograr plazas para los españoles en la aerolínea india y su director general ha estado en contacto por email con el embajador español, Gustavo de Arístegui, hasta esta misma mañana. Los servicios consulares han contado también con la ayuda de la cónsul honoraria de España en Nepal, Ambica Shrestha, propietaria de un hotel que también ha servido de punto de encuentro para los españoles.

EL BALANCE OFICIAL DE MUERTOS POR EL TERREMOTO SUPERA YA LOS 5.200

Más de 5.200 personas han muerto en Nepal por el potente terremoto que sacudió el país el pasado sábado, según una actualización del balance oficial que también incluye daños completos o parciales en más de 150.000 infraestructuras.

El Centro Nacional de Operaciones de Emergencia, dependiente del Ministerio del Interior nepalí, ha elevado este miércoles a 5.238 el balance oficial de fallecidos y a 10.348 el de heridos, según una serie de mensajes difundidos en Twitter.

Las autoridades han confirmado daños completos en 94.744 infraestructuras públicas y parciales en 64.645. Los inmuebles del Gobierno también han sufrido los estragos del seísmo y 10.136 han quedado completamente destruidas.

Según los datos publicados por la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA), unas 70.000 viviendas han sido destruidas y 530.000 dañadas por el temblor. El Gobierno de Nepal ha reconocido que necesita urgentemente unas 500.000 tiendas de campaña para poder dar cobijo a los millones de damnificados.

AVION CON 30 TONELADAS DE AYUDA ESPAÑOLA

García-Margallo ha confirmado que a las 18:15 horas de hoy ha partido desde Madrid el avión fletado por el Gobierno con material de emergencia y de apoyo para el rescate de las víctimas del terremoto de Nepal, con aportaciones de Médicos del Mundo, Cruz Roja y Oxfam Intermón.

El avión transporta 30 toneladas de material de emergencia como mantas, tiendas de campaña, toldos de plástico, bidones plegables, sets de cocina y equipos de potabilización de agua, entre otros productos, que deberán ser distribuidas por el Gobierno del país asiático.

La Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) ha financiado el flete del avión y ha aportado parte de la carga, a la que también han contribuido ONG españolas especializadas en ayuda humanitaria como Médicos del Mundo, Cruz Roja y Oxfam Intermón.

En la región del Himalaya, las organizaciones no gubernamentales españolas continúan desplegando sus dispositivos de ayuda humanitaria para atender a las necesidades más urgentes de la población