Los incendios del Empordà se cobran la cuarta víctima y siguen sin control

El cambio de viento permite ser "razonablemente optimistas" con el incendio de Girona

La mitad de las 13.000 hectareas quemadas son de alcornoques para producir corcho

El humo y el olor de los fuegos activos llegan hasta Barcelona

Fernández Díaz aboga por endurecer las condenas por imprudencia en incendios

sociedad

| 23.07.2012 - Actualizado: 21:46 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un hombre de 64 años y nacionalidad francesa se ha convertido en la cuarta víctima mortal de los incendios del Empordà, tras fallecer en el Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, donde se encontraba ingresado en estado "muy crítico" con el 80 por ciento de su cuerpo quemado. En declaraciones a los medios en Figueres (Girona) desde el centro de mando de los bomberos, el consejero de Interior de la Generalitat, Felip Puig, ha precisado que el hombre fue hallado en la carretera de l'Agullana, como consecuencia del fuego que se declaró en La Jonquera.

Según ha señalado la Consejería de Salud de la Generalitat, en estos momentos continúan ingresados ocho pacientes, cuatro de ellos en el Vall d'Hebron en estado grave y otros cuatro en el Hospital Trueta de Girona. La Unidad de Quemados del Vall d'Hebron, la más importante de Cataluña, tiene ingresados a las 11.00 horas de este lunes a tres hombres de 70, 56 y 36 años y a una mujer de 45.

Adicionalmente, en el Hospital Trueta de Girona se encuentran ingresados cuatro pacientes, dos de ellas en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) --una mujer de 42 años y una niña de 10--, y otros dos en observación y evolucionando favorablemente --una mujer de 85 años y una joven de 18--.El Hospital de Figueres, el más próximo a la zona del incendio, ha atendido en las últimas horas a 26 pacientes, de los que cinco han sido trasladados a otros centros y los 21 restantes ya han sido dados de alta, ha indicado Salud.

El Sistema de Emergencias Médicas (SEM) ha realizado 47 asistencias sanitarias relacionadas con los incendios del Empordà, de los que 23 fueron trasladados a diferentes centros médicos y han sido dados de alta progresivamente hasta quedar ocho ingresados. Salud ha señalado que desde este domingo permanecen abierto el consultorio de Portbou, se reforzó la plantilla del centro de atención primaria (CAP) de Llançà y se abrió el CAP Ernest Lluch de Figueres para reforzar el hospital de la localidad.

LOS EFECTOS DE LAS LLAMAS LLEGAN A BARCELONA

El humo y el olor a quemado de los incendios que ya han devastado más de 13.000 hectáreas en la comarca del Alt Empordà (Girona) han llegado hasta la ciudad de Barcelona como consecuencia de la tramontana. Un cielo ennegrecido y el olor a quemado puede ser percibido esta mañana en la capital catalana, e incluso en la red de metro se ha introducido este humo procedente de las áreas quemadas en Girona.

Antonio Conesa, director de la Agencia Estatal de Meteorología en Cataluña, ha explicado que cuando en el Empordà se levanta la tramontana, que es viento del norte que sopla hacia el mar, siempre se produce un efecto de rebufo que hace que los vientos se desplacen hacia la costa de Barcelona. Conesa ha indicado que la tramontana que ha soplado en las últimas horas en Girona es la que ha traído el humo y las cenizas del fuego hasta la capital catalana, y que se puedan apreciar en el ambiente.

EL CAMBIO DE VIENTO PERMITE SER OPTIMISTA

Un cambio radical de viento en la zona del Empordà, que cambia de dirección norte a sur, permite ser "razonablemente optimistas" respecto a la evolución del fuego que arde en la provincia de Girona, según ha informado el conseller de Interior de la Generalitat, Felip Puig.

En declaraciones en el Centro de Mando en Figueres, Puig ha explicado que esa nueva situación meteorológica, si se confirma a lo largo de las horas, supondría que las llamas avanzarían hacia la zona ya quemada, con lo que facilitaría su control.

Actualmente, más de quinientos bomberos españoles, doscientos franceses y otros tantos integrantes de la Unidad Militar de Emergencias (UME) trabajan en tareas de extinción junto a voluntarios, en un total de más de un millar de efectivos.

La autopista AP-7 está de nuevo abierta al público, aunque una serie de focos de fuego junto a la calzada en sentido sur amenazan la circulación, pero se confía en apagarlos.

El número de afectados por falta de suministro eléctrico se ha reducido a ochocientos, centrados en las localidades gerundenses de Mollet de Peralada, Masarac y Sant Climent Sescebes, pero Felip Puig ha dado por hecho que prácticamente la totalidad recuperará la normalidad a lo largo del día de hoy gracias a la instalación de grupos electrógenos.

Adif ha recibido también permiso por parte de los Bomberos para revisar el estado técnico de la línea del tren de alta velocidad como paso previo a su reapertura.

De los ocho heridos que permanecen hospitalizados, cuatro se hallan en estado grave, al tiempo que se han sumado los cinco heridos por un accidente que ha tenido lugar en la AP-7 sin relación con el incendio.

El mayor peligro es todavía que el fuego salte el embalse de Boadella y se dirija hacia la zona de la Alta Garrotxa, muy boscosa, por lo que se ha confinado a los ocupantes de un cámping en el municipio de Sant Llorenç de Muga.

Felip Puig ha reiterado que la causa probable de los dos incendios que arden desde ayer en Girona es el lanzamiento de una colilla desde la ventana de un vehículo.

Respecto a la declaración de zona catastrófica, Puig ha precisado que este es un asunto de ámbito municipal que la Generalitat elevaría en todo caso al Gobierno de España, "pero ahora todo es muy prematuro y lo más prudente es esperar a que el fuego se apague y a realizar las valoraciones", ha apuntado.

LA MITAD DE LAS 13.000 HECTÁREAS QUEMADAS SON DE ALCORNOQUES PARA PRODUCIR CORCHO

Aproximadamente la mitad de las 13.000 hectáreas que hasta ahora ha arrasado el incendio forestal de La Jonquera (Girona) son bosques de alcornoques para la producción de corcho y un 96 % de toda la zona afectada es de propiedad privada. Según ha informado el departamento de Agricultura de la Generalitat, el área afectada por el incendio del Alt Empordà es una de las zonas de Cataluña con mayor gestión forestal privada, principalmente de alcornocales y un 40 % de ella, unas 4.600 hectáreas, están ordenadas y gestionadas mediante un plan técnico de gestión y mejora forestal.

Según los agentes forestales, de las 13.000 hectáreas quemadas, un 50 % son bosques de alcornoques, un 20 % de pinos, un 25 % matorrales y un 5 % de otros.

MÁS DE 3.600 ABONADOS CONTINÚAN SIN LUZ

Un total de 3.684 abonados continúan sin luz en el Empordà a causa del incendio que azota la zona desde el domingo y que ha calcinado ya 9.000 hectáreas, según ha informado Protección Civil. El consejero de Interior, Felip Puig, ha explicado que 15 municipios se encontraban con problemas de suministro eléctrico, y que también afectaba a repetidores de telefonía móvil.

DÍAZ QUIERE ENDURECER LAS CONDENAS POR LAS IMPRUDENCIAS EN INCENDIOS

El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, ha abogado hoy por endurecer las penas en el Código Penal por las imprudencias que causen incendios como los que azotan Girona, y ha apostado por crear un grupo de trabajo de países mediterráneos para luchar contra este tipo de catástrofes.

Fernández Díaz ha visitado el Centro de Control de la operación contra los fuegos del Empordà tras la reunión de ministros de la Unión Europea, en la que se ha gestado esa iniciativa en favor de lo que ha definido como una "task force" en la que participarían Grecia, España, Italia y Portugal.

Respecto al cambio en el Código Penal, el ministro ha recordado los incendios que han tenido lugar recientemente en Valencia, también causados "por imprudencias" y ha abogado por un "endurecimiento" de la ley.