La protesta "no es abuso, es violación" vuelve a Pamplona 24 horas después | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

La protesta "no es abuso, es violación" vuelve a Pamplona 24 horas después

Cientos de personas, muchas de ellas mujeres jóvenes, se han congregado frente al Palacio de Justicia de Navarra

Más de 800.000 firmas en un día para inhabilitar al tribunal de La Manada

Restablecida la circulación en la avenida Diagonal tras una protesta por 'la Manada'

sociedad

| 27.04.2018 - Actualizado: 20:56 h

AGENCIAS

Cientos de personas se han vuelto a concentrar este viernes frente al Palacio de Justicia de Pamplona para mostrar su rechazo a la sentencia a 'La Manada', que condena a los acusados a nueve años de cárcel por abuso sexual y los absuelve de agresión sexual. En la concentración, que ha comenzado a las 12.30 horas, se han coreado consignas como "no es abuso, es violación" o "esta justicia es una mierda". Los manifestantes, la mayoría mujeres, portaban una pancarta en la que se leía '`No es no! `Justicia! Ezetza, ezetz da! Justizia!'.

También se han visto carteles con numerosos mensajes, como 'La manada no son 5, la manada es el sistema', 'Por qué te doy miedo cuando abro la boca y no cuando abro las piernas', 'Hermana, yo si te creo' o 'No quiero sobrevivir, quiero vivir'. En la protesta ha participado la concejala de Igualdad del Ayuntamiento de Pamplona, Laura Berro, y la parlamentaria de Podemos Tere Saez.

Sobre las 12.45 horas los concentrados han avanzado hasta la puerta del edificio de los juzgados donde han realizado una sentada y han prorrumpido en silbidos y gritos. En este momento se han comenzado a corear consignas en contra del fallo como 'Esta condena es una humillación', 'Nueve años es una mierda', 'No creemos en esta justicia' o 'Es terrorismo, esto sí'. También ha habido protestas contra los jueces del caso para los que han pedido la inhabilitación, en concreto para el juez Ricardo González, que realizó un voto discrepante a la sentencia.

Progresivamente, la movilización se ha ido acercando hasta colocarse cara a cara con los agentes de la Policía Foral que custodiaban la puerta del Palacio de Justicia. Se han vivido unos breves momentos de tensión mientras las mujeres concentradas en primera fila exhibían a los agentes una pancarta con el lema 'Ez dago hitza epatuko duenik' ('No hay quien juzgue nuestra palabra') y gritaban 'Mujeres unidas jamás serán vencidas' o 'No nos mires,

únete'.

Se continúan sucediendo así concentraciones en Pamplona en protesta por la sentencia que hizo pública el jueves la sección segunda de la Audiencia de Navarra y contra la que ya han anunciado recurso el Ministerio fiscal y las acusaciones populares, al igual que tienen previsto recurrir las defensas.

Entre los presentes se encontraba la concejal de Igualdad del Ayuntamiento de Pamplona, Laura Berro, que ha señalado que "la justicia ha demostrado, una vez más, que tiene un doble rasero bastante increíble y que es patriarcal". "No solamente por la sentencia, sino también por cómo se cuestiona la palabra de las mujeres durante el proceso judicial", ha subrayado. La edil ha sostenido que "no tiene ningún sentido no entender como intimidación que cinco hombres de complexión fuerte arrinconen a una mujer en un portal".

Igualmente, entre los asistentes, en su mayoría mujeres jóvenes, se encontraba un grupo de estudiantes de derecho, como Ane Criado, de 19 años, quien ha explicado que habían acudido al estar "indignadas" con la sentencia y al vivir en "un marco social de machismo y poca protección a las mujeres".

La misma opinión compartía Ángela Díez, de 23 años, que apoyaba la concentración para "luchar contra esta injusticia" o Patricia Oroz, de 31 años, que consideraba que debía acudir "para defender nuestros derechos como mujer y dar ejemplos a nuestras hijas".

Numerosos hombres también han secundado el acto de protesta, como es el caso del estudiante Íñigo Martínez, que había acudido junto con compañeros de su instituto, y que ha lamentado que "todavía no está extendido que los hombres vengan a apoyar a las mujeres". En la concentración, que ha durado alrededor de hora y media, el grito más coreado, entre silbidos y aplausos, ha sido el de ¡No es abuso, es violación!.

MÁS DE 800.000 FIRMAS EN UN DÍA PARA INHABILITAR AL TRIBUNAL DE LA MANADA

La peticion de inhabilitar a los magistrados de la Audiencia Provincial de Navarra, que juzgaron a los cinco miembros conocidos como La Manada, es apoyada por más de 800.000 personas, un día después de que surgiera esta iniciativa tras conocerse la condena por abuso sexual y no por agresión sexual.

A las 13.50 horas eran 808.728 las firmas recogidas a través de la plataforma de internet Change.org, a iniciativa de Alba Mariño, de Santiago de Compostela. La mujer solicitó la inhabilitación del tribunal, dado que los magistrados que lo compone -argumenta en su petición- ha entendido "que no existió violencia e intimidación en este caso".

"En un país en el que tenemos un problema de violencia machista tan grave, -continúa señalando- no podemos permitirnos jueces y magistrados que consideren que para que exista agresión sexual no basta con que cinco hombres agredan a una joven indefensa y en estado de embriaguez a la que, posteriormente abandonaron y robaron el teléfono para que pudiese ser auxiliada".

RESTABLECIDA LA CIRCULACIÓN EN LA AVENIDA DIAGONAL TRAS UNA PROTESTA POR 'LA MANADA'

En Barcelona, la circulación de coches, autobuses y tranvía se ha restablecido en la avenida Diagonal, después de que decenas de personas hayan realizado un corte en protesta por la sentencia a los cinco miembros del caso de 'la Manada'.

La protesta ha cortado la circulación desde el mediodía y se ha restablecido la circulación a las 12.30 horas, según han informado a Europa Press fuentes de la Guardia Urbana, y el Tram de Barcelona ha informado en Twitter que han vuelto a circular los convoyes entre entre Zona Universitària y Maria Cristina.

La concentración, convocada por el Grup de Dones Campus Diagonal, ha protestado con gritos como 'No es abuso, es violación', a la sentencia conocida este jueves que absolvió a los acusados de delito sexual y violación grupal en los Sanfermines de 2016, y los condenó a nueve años de cárcel por abuso.