La Policía vuelve a Las Quemadillas y toma nuevas muestras de la hoguera

La familia materna cree que "cuantos más análisis se hagan, mejor" para el caso

A José Bretón le parece "una aberración" que se diga que sus hijos han sido quemados

sociedad

| 28.08.2012 - Actualizado: 21:13 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

A José Bretón, el padre de los niños Ruth y José desaparecidos desde octubre de 2011, le parece "una aberración" que se diga que sus hijos han sido quemados, según ha declarado su abogado al finalizar hoy nuevas pruebas policiales en la finca "Las Quemadillas".

Tras más de dos horas de pruebas, en las que Bretón ha estado presente, su abogado, José Maria Sánchez de Puerta, ha dicho a los periodistas que el padre de los pequeños, en prisión desde poco después de su desaparición, se ha mostrado tranquilo y "no ha confesado". Sánchez de Puerta ha dicho que mantendrá su estrategia de defensa a la espera del resultado de los dos nuevos informes concluyentes que ha ordenado el juez del caso, José Luis Rodríguez Láinz.

Las nuevas pruebas periciales efectuadas hoy en la finca, propiedad de los abuelos paternos de los dos niños, han finalizado tras más de dos horas en las que ha estado presente Bretón que había llegado en un furgón policial procedente de la cárcel de Córdoba alrededor de las nueve de la mañana.

Según ha indicado su abogado, se han recogido muestras de la tierra donde Bretón hizo una hoguera el día de la desaparición, lugar en el que dos informes externos revelan la presencia de restos óseos humanos.Asimismo, se ha analizado un bidón de gasóleo, utensilios como palos y adobe que podría haber usado para agilizar la combustión y una mesa metálica que habría estado en contacto con el fuego.El letrado ha recordado que no es la primera vez que los investigadores recogen muestras en esta hoguera, ubicada en la parte trasera de la vivienda principal, en una zona de naranjos.

Bretón ha estado en la zona de la hoguera aunque no ha sido sometido a ninguna pregunta y posteriormente ha abandonado la finca en el furgón policial que le conduce a la prisión de Alcolea (Córdoba). El abogado mantiene que lo defenderá durante todo el proceso y no ha decidido aún si pedirá algún contrainforme que intente rebatir las conclusiones de los actuales.

FAMILIA MATERNA

Juan David López, primo de Ruth Ortiz, madre de Ruth y José, los menores desaparecidos el 8 de octubre de 2011 y por cuyo caso se encuentra en prisión su padre, José Bretón, ha considerado este martes que "cuántos más análisis se hagan, mejor" para el caso.

Así se ha manifestado en declaraciones cuestionado por qué valoración hace la familia sobre que los distintos utensilios recogidos este martes en relación con la hoguera de la finca de Las Quemadillas, en Córdoba, y los tres informes, dos de ellos realizados por expertos independientes y que concluyen que los restos óseos de la hoguera son de niños, y un tercero de la Policía Científica, que determina que los restos serían de animales, sean analizados por el Instituto de Medicina Legal de Galicia (Imelga) de la Universidad de Santiago de Compostela (USC). En este sentido, ha dejado claro que la familia "ya tiene las cosas claras", pero ha acogido que "cuantos más informes, mejor" para que se esclarezca todo alrededor del caso.

Asimismo, respecto a la improvisada concentración en la Plaza de las Monjas en señal de apoyo a la madre de los menores y su familia, pese a que el acto se desconvocó este lunes, López ha agradecido la respuesta ciudadana y se ha mostrado convencido de que "si no se llega a desconvocar, acude media Huelva" porque "contamos con el apoyo de la gente", ha añadido.

Ha subrayado que la familia materna se encuentra "mal" de ánimo y por el momento no se plantea la realización de una convocatoria o acto público para "pedir justicia" por Ruth y José. Ha añadido que la madre de los menores se encuentra en Huelva y "atraviesa un momento muy difícil".

De otro lado, en cuanto a que el abogado de José Bretón, José María Sánchez de Puerta, haya manifestado que no va "a dejar la defensa", dado que Bretón se lo ha pedido, y le ha dicho que "pase lo que pase, siempre esté con él", el primo de Ruth ha replicado que "el abogado, al igual que yo, sabe desde el primer momento que José Bretón acabó con la vida de los niños". En este sentido, ha recordado que en la cárcel, este le confesó que mató a los niños y un tiempo después le aseguró que "su abogado lo sabía también".

EL ABOGADO DE LA DEFENSA

En concreto, "se ha sacado de nuevo tierra de la hoguera, se han recogido unos bidones, unos utensilios como palas, varios palos y una mesa de hierro, que supuestamente tuvo contacto con la hoguera", tras lo cual han perfilado un acta, y ha concluido "el procedimiento, que ha sido corto y con esto ya se termina en Las Quemadillas", según el letrado de la defensa, José María Sánchez de Puerta. Al respecto, señala que el registro se ha realizado "a pie de la hoguera", que ya "se ha rastreado 20 veces y ahora se han vuelto a sacar nuevas muestras de tierra, que van en sacos sellados", tal y como puntualiza Sánchez de Puerta, quien espera tener acceso la próxima semana a los dos informes solicitados por el juez para analizar los resultados y en caso de que se confirme que son restos de niños, la defensa plantearía un contrainforme.

Preguntado por los dos informes de expertos independientes que concluyen que los restos son de niños, dice que el informe de la Policía Científica también es "tajante" en cuanto a que "los restos son de animales", por eso pide esperar a los resultados, aunque admite que "si se demostrara de manera tangible que los restos son de humanos, la Fiscalía calificaría como dos delitos de asesinato" y por tanto, "tendría que replantear toda la defensa".

En cualquier caso, reitera que "todavía quedan los dos informes", a lo que añade que "sigue siendo prueba contundente la del ADN" sobre los restos, que fueron quemados a una temperatura que podría haber alcanzado los 800 grados centígrados, por lo que dificulta dicha prueba.

NUEVAS MUESTRAS DE LA HOGUERA

Los investigadores de la Policía Científica han vuelto hoy a la finca de Las Quemadillas, propiedad de la familia paterna de los niños desaparecidos el 8 de octubre de 2011, para tomar muestras de la hoguera que ayuden a elaborar dos nuevos informes que avalen la existencia de restos humanos. Las pesquisas policiales se han prolongado durante algo más de dos horas y en ellas ha estado presente el padre de los niños, José Bretón -en prisión provisional desde mediados de octubre-, quien no ha sido sometido a ninguna pregunta.

Los policías han recogido muestras de tierra en el lugar en el que supuestamente Bretón encendió la hoguera, varios utensilios, como palos, que habrían ayudado a prender las llamas y una mesa metálica, que pudo ser usada para fabricar un horno crematorio que aceleró la combustión. Tras las averiguaciones, se han levantado unas actas que ayudarán a obtener las conclusiones de dos nuevos informes encargados por el juez del caso, José Luis Rodríguez Láinz. Los nuevos encargos del magistrado buscan confirmar los informes externos de dos antropólogos que aseguran la existencia de restos óseos de niños en esa hoguera.

El abogado de José Bretón, José María Sánchez de Puerta, ha estado hoy junto a su cliente en Las Quemadillas y cree que estas pesquisas dan por finalizados los trabajos en este lugar, que siempre ha sido clave para la investigación. El letrado ha manifestado que su defendido se encuentra tranquilo, con el mismo "aplomo" que el primer día y quiere "que esto pase cuanto antes".

Durante su estancia en la finca, Bretón "no ha confesado nada", "no admite su culpabilidad en los hechos" y le parece "una aberración que se diga que sus hijos han sido quemados", ha apuntado su abogado.

El letrado no quiso hablar sobre la rueda de prensa que ayer dio el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en la que confirmó que hay informes que revelan la existencia de restos humanos en la hoguera y se ha mostrado cauto mientras se conocen las conclusiones de los dos estudios encargados por el juez Rodríguez Láinz. De momento, seguirá con su estrategia de defensa que, en todo caso, se replanteará "si se demostrara de manera tangible que los restos son humanos". Lo que sí ha dejado claro es que seguirá defendiendo a Bretón hasta el fin del proceso porque así se lo ha pedido y porque el padre de los niños ha depositado "una confianza plena" en él.

MESES PARA FINALIZAR EL PROCEDIMIENTO

Por otro lado, el fiscal jefe de la Audiencia Provincial de Córdoba, José Antonio Martín Caro, ha dicho que el procedimiento abierto "tardará aún meses". Sobre las penas a las que puede ser condenado Bretón, Martín Caro ha dicho que "todo dependerá del resultado de las diligencias en las que se trabaja".

En este sentido, el fiscal jefe ha manifestado que si se corroboran los indicios apuntados a partir de los informes conocidos ayer que señalan que hay restos humanos en la hoguera, "habrá que transformar el procedimiento".

La Fiscalía tendrá que "meditar" si mantiene o no la imputación por detención ilegal que recae ahora sobre el padre de los menores, delito que se sumaría a dos posibles delitos por asesinato.

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) ha pedido que se revisen las prácticas operativas y los protocolos de las investigaciones policiales con el objetivo de evitar errores como el cometido en el caso de la desaparición de Ruth y José.

El vuelco que han dado al caso de la desaparición de Ruth y José los dos nuevos informes ha provocado reacciones en las redes sociales, que piden Justicia, como en los ciudadanos onubenses y cordobeses que se han concentrado para encender velas en recuerdo de los niños.

La Junta de Andalucía va a ofrecer apoyo psicológico profesional en los centros escolares de Huelva donde estudiaban los pequeños y desde el Gobierno andaluz han pedido que la investigación concluya "lo antes posible" para que se haga Justicia y "caiga todo el peso de la ley sobre el autor o autores del suceso".