Juana Rivas buscará en Estrasburgo la protección de sus hijos que reclamó a España

sociedad

| 17.08.2017 - 14:35 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Juana Rivas, la vecina de Maracena (Granada) que permanece ilocalizable desde que hace tres semanas incumplió la orden de entregar a sus hijos al padre, Francesco Arcuri, buscará en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) la protección a los dos menores que cree que no le ha dado España.

El recurso al tribunal de Estrasburgo que han anunciado hoy su letrada, María Castillo, y su asesora y directora de Igualdad del Centro de la Mujer de Maracena, Francisca Granados, se formalizará después de conocer que el Tribunal Constitucional (TC), su última opción en la jurisdicción española, no ha admitido el recurso de amparo que presentó el pasado 10 de julio.

Esta mujer, que se trasladó a España en 2016 y denunció ser víctima de maltrato, permanece ilocalizable desde que, hace hoy tres semanas, incumplió la sentencia que la obliga a devolver a sus hijos de tres y once años a su padre, Francesco Arcuri, con residencia en Italia.

El Constitucional ha vuelto a denegarle amparo y no ha acordado, como pedía los letrados de esta granadina, la suspensión cautelar de la condena a dejar a los dos menores con el padre, una decisión que las letradas han tildado de "incongruente" y que en un plazo de tres días puede recurrir la Fiscalía del TC.

Castillo ha recordado que el pasado 31 de julio, cuando el mismo Tribunal denegó el amparo a Juana Rivas, dijo hacerlo porque había aún abierta una vía ordinaria, la de la Audiencia de Granada, porque la sentencia dictada el pasado 21 de abril sobre la devolución de los menores no era firme.

Ha insistido en que la sentencia es firme desde el 9 de agosto y que no han transcurrido por tanto los treinta días de plazo que contempla el TC para el recurso de amparo, y ha lamentado que este tribunal, en 16 días, haya argumentado la negación de amparo con "dos causas" resoluciones que la letrada cree "son incompatibles".

El letrado de la expareja de Rivas, Adolfo Alonso, ha lamentado el sufrimiento "innecesario" y el "ataque" al Estado de Derecho que ha supuesto el recurso desestimado hoy y ha confiado en que, con este nuevo "mazazo", como lo ha calificado Granados, Juana Rivas aparezca para que los dos hijos se reencuentren con su padre.

Por otro lado, el portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha dicho hoy que el Ejecutivo "sigue pensando" que a Juana Rivas "hay que comprenderla, como también la situación difícil de las personas con niños menores".

Los letrados y asesores de esta madre, contra la que pesa una orden de detención y puesta a disposición judicial dictada por el Juzgado de Instrucción 2 de Granada, encargado de la vía penal, han dicho que Juana Rivas será ahora quien decida "qué va a hacer, cómo va a seguir protegiendo a sus dos hijos".

Esta granadina, que ayer expuso por carta la "pesadilla de terror" que sufre desde hace años, sigue contando con el apoyo de sus asesores y abogados que hoy han adelantado que "en el marco de la legalidad" buscarán "todas las vías que hagan posible la defensa de esos derechos que seguimos reivindicando que están vulnerados".

Antes de que se pronunciase el TC, la portavoz socialista en el Congreso, Margarita Robles, ha señalado que esta madre debería comparecer ante la Justicia.

El periplo judicial de Juana Rivas comenzó en 2009, cuando su ahora expareja Francesco Arcuri aceptó una condena por un delito de lesiones en el ámbito familiar y se aceleró en diciembre del año pasado, cuando un juzgado de Granada le ordenó la "inmediata restitución" de sus dos hijos menores a Italia con el padre, que había alegado la "sustracción" de los niños.

Consumidas ya las vías judiciales del país, Juana Rivas recurrirá ahora al tribunal europeo de Estrasburgo sin que se conozca dónde permanece junto a sus hijos.