670 evacuados y 3.600 hectáreas quemadas en los incendios de La Palma y La Gomera

Fuego Canarias

sociedad

| 05.08.2012 - 17:59 h
REDACCIÓN

Los incendios forestales declarados en las islas de La Palma y La Gomera han obligado a evacuar hasta primeras horas de la tarde a 670 personas y han quemado 3.600 hectáreas de superficie.

Tres hidroaviones procedentes de la península y tres secciones más de la Unidad Militar de Emergencias, dos de ellas de Sevilla y una de Gran Canaria, se van a incorporar esta tarde a las labores de extinción de estos fuegos iniciados ayer en las dos islas canarias.

El jefe de servicio de Protección Civil y Emergencias del Gobierno de Canarias, Humberto Gutiérrez, dijo en rueda de prensa que tanto en La Palma como en La Gomera la estrategia se ha centrado en defender los núcleos habitados y por el momento en esas áreas el fuego está "relativamente estabilizado".

La mayor preocupación se centra en La Gomera, en donde hay dos frentes sin control, uno que ha entrado en el Parque Nacional de Garajonay tras rebasar la carretera de San Sebastián a Vallehermoso y el otro que ha entrado en el barranco de Benchijigua.

Este último frente está próximo a la carretera de Los Roques y si la rebasara la previsión es que entre también en el parque nacional y pueda afectar a uno de los barrancos que van a San Sebastián de La Gomera, la capital de la isla.

Esta situación no supondría peligro para la población, pero ralentizaría las labores de extinción porque no se puede acceder desde tierra, dijo Gutiérrez.

En cuanto al frente que ya ha entrado al parque nacional, está afectando a monte verde, donde se espera que las llamas ralenticen su avance por la humedad de la vegetación.

El área afectada por el incendio de La Gomera abarca 2.600 hectáreas y de los caseríos diseminados por las zonas cercanas al incendio han sido evacuadas unas 600 personas.

En La Gomera están actuando cuatro helicópteros, tres del Gobierno de Canarias y uno del Estado, y se espera que a partir de las 17.30 horas se incorpore uno de los hidroaviones que vuelan desde la península.

Otro de los hidroaviones actuará en el incendio del municipio de Mazo, en La Palma, que aunque aún no ha sido controlado las previsiones son más optimistas, mientras que la tercera aeronave, que llegará más tarde, se enviará a una u otra isla en función de las necesidades.

En La Palma, donde se evacuó a 70 personas de sus casas, la lucha contra el fuego, que afecta a mil hectáreas, evoluciona según la estrategia prevista, explicó el consejero de Economía, Hacienda y Seguridad del Gobierno de Canarias, Javier González Ortiz.

El franco este, donde se sitúan los núcleos de población, está "relativamente estabilizado", dijo Humberto Gutiérrez, y el frente sur que avanzaba hacia Fuencaliente consiguió ser frenado y ahora baja por la ladera hacia Montes de Luna, aunque se espera extinguirlo hoy.

También está estabilizado el frente oeste que avanzaba hacia la cumbre, pero se mantiene una zona problemática en la cola oeste del incendio, donde se está concentrando la actuación de los medios aéreos.

En La Palma operan un helicóptero del Gobierno de Canarias, dos del Estado y uno del Cabildo de Gran Canaria.

Para esa zona la previsión meteorológica apunta a vientos racheados de 30 a 40 kilómetros hora, pero "somos relativamente optimistas", dijo Humberto Gutiérrez.

En las dos islas, el incendio ha obligado al corte de varias carreteras, entre ellas la GM-3 de San Sebastián a Valle Gran Rey hasta el kilómetro 9 y la GM-2, de San Sebastián a Vallehermoso, hasta el kilómetro 15.

En La Palma están cortadas la LP-2 de Puente Roto a Fuencaliente, la LP-206 de Puente Roto a Mazo y la LP-301 de Cruz de la Pavona al cruce con la LP-3.