Muere un militar en Cáceres y siguen activos fuegos en Canarias y Baleares

Un miembro de la Unidad Militar de Emergencias (UME) ha fallecido esta tarde y otros tres han resultado heridos cuando participaban en la extinción de un incendio en la Sierra de Gata (Cáceres), mientras el fuego sigue quemando el bosque en distintos puntos de las islas canarias de La Gomera y La Palma, y en Mallorca.

El camión en el que viajaban los miembros de la UME volcó y cayó por una ladera de unos 300 metros, por causas que se desconocen, en torno a las 17:30 horas en un paraje abrupto conocido como Cruz de Piedra, en la carretera de la Torre de Don Miguel, según informaron fuentes de la Cruz Roja.

El cabo primero tenía 35 años y residía en la localidad de Villasequilla (Toledo) y pertenecía al Batallón de Intervención en Emergencias de Madrid , según ha informado a Europa Press un portavoz de la UME.

Es el primer efectivo de la UME que ha perdido la vida en tareas de extinción de incendios.

FUNERAL EN TORREJON

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, presidirá hoy en la base de Torrejón de Ardoz (Madrid) el funeral por la muerte del cabo primero de la Unidad Militar de Emergencia (UME) muerto en un accidente durante las labores de extinción del fuego de la Sierra de Gata (Cáceres).

El jefe de la UME, José Emilio Roldán, ha informado a Efe de que el funeral comenzará a las siete de la tarde.

Roldán ha destacado que el militar fallecido, de 35 años, era muy querido en el cuerpo y, aunque ha lamentado las consecuencias del accidente, ha indicado que entran dentro de este trabajo.

El responsable de la UME ha señalado que los familiares estuvieron anoche en el Instituto Anatómico de Cáceres y después decidieron irse a Madrid.

Fuentes del Anatómico Forense han informado a Efe de que ya se le ha realizado la autopsia al cadáver y de que sobre las 11.45 horas podría ser trasladado a Madrid, una vez que dé el visto bueno el Juzgado de Coria, del que depende el caso.

Tras el funeral, será enterrado en Villasequilla (Toledo), la localidad en la que residía, según estas fuentes.

Los otros tres heridos en el accidente, que tuvo lugar ayer al caer el camión autobomba por un desnivel de 300 metros, en un paraje abrupto conocido como Cruz de Piedra, evolucionan favorablemente.

El más grave, ingresado en el Hospital Infanta Cristina de Badajoz, fue intervenido quirúrgicamente en las piernas, está estabilizado y su pronóstico es reservado, según han informado a Efe fuentes de la UME.

El jefe de la Unidad Militar de Emergencias (UME) tiene previsto acudir hoy a Badajoz a visitarle.

Los otros dos heridos continúan en el Hospital de Coria, donde se prevé que estén ingresados 24 horas más.

Anoche, en la Sierra de Gata, las llamas obligaban a desalojar a las 300 personas que ocupaban un cámping, 75 de las cuales continuaban esta tarde, con el fuego ya estabilizado, alojados provisionalmente en un albergue de Cruz Roja en la localidad de Moraleja, donde pasaron la noche.

Una sección de la Unidad Militar de Emergencias (UME) compuesta por seis autobombas y dos nodrizas, y medios aéreos del Plan Infoex de Extremadura, se incorporaron al amanecer a las labores de extinción del fuego, catalogado de Nivel 2 y que comenzó a las 21,30 horas de ayer.

En total, trabajan en la extinción más de 500 personas, 266 de la UME, apoyados desde el aire por 20 medios aéreos de distintas administraciones.

Una vez estabilizado el incendio, durante la noche se retirarán los medios aéreos y continuarán trabajando en la zona afectada cinco camiones, ocho retenes y cuatro bulldozers, según ha informado el Gobierno regional, que ha eludido hablar sobre el número de hectáreas calcinadas.

Sobre las causas del incendio, el Gobierno autonómico no cree que sea por causas naturales, ya que comenzó en cuatro focos, algunos de ellos separados por unos diez kilómetros, según han asegurado a Efe unos vecinos de Gata.

INCENDIOS EN CANARIAS

El fuego ha vuelto a quemar los pinares de la isla canaria de La Palma, en esta ocasión en el municipio de Mazo, incendio que cuenta con tres frentes abiertos, uno de los cuales avanza hacia el caserío de La Sabina, cuyos vecinos han sido evacuados de forma preventiva y alojados en casas de familiares y amigos.

El Cabildo de La Palma pidió al Gobierno de Canarias que activara el nivel de gravedad 2, previsto para cuando se necesita la intervención de medios de la administración general del Estado, con lo que el ejecutivo regional ha asumido la dirección de las labores de extinción.

De los tres frentes del incendio, declarado a mediodía y cuya área de extensión aún no ha sido estimada, uno se desplaza hacia el barrio de La Sabina, otro va paralelo a la carretera hacia el municipio de Fuencaliente y otro avanza en dirección a las cumbres.

La isla de La Gomera sufre dos incendios forestales simultáneos, uno de cuyos focos comenzó hacia las tres de la tarde en la zona de Imada, en el municipio de Alajeró, y el otro se ha declarado pasadas las cinco en el municipio de Vallehermoso, ambos próximos al Parque Nacional de Garajonay.

En otro archipiélago, el Balear, su Instituto de la Naturaleza (Ibanat) daba por controlado sobre las 17.30 horas el incendio que se declaró ayer en la zona forestal de la urbanización de Son Vida, en Palma, y que ha quemado aproximadamente 9,15 hectáreas.

La masa forestal de Baleares ha sufrido 21 incendios en lo que va de año, cifra que convierte a 2012 en el peor año de la última década en cuanto a número de fuegos que han quemado más de una hectárea.

En la Comunidad Valenciana la Conselleria de Gobernación ha decretado para hoy el nivel 3 de preemergencia por riesgo máximo de incendios forestales en el interior sur de la provincia de Castellón, interior de Valencia y el norte de Alicante. Esta alerta supone, entre otras prohibiciones, la de encender cualquier tipo de fuego, incluso en las zonas recreativas autorizadas y habilitadas al efecto.

Algo parecido ocurría en Cataluña, donde Protección Civil ponía en prealerta el plan especial de emergencias por incendios forestales de Cataluña (Infocat) por el riesgo que hay en catorce comarcas catalanas, sobre todo, desde el Empordà hasta el Baix Ebre.

En León, un incendio forestal de carácter intencionado arrasó más de diez hectáreas de superficie forestal y de matorral en la localidad berciana de Bembibre. El fuego está ya extinguido, como también lo está el registrado en el municipio lucense de Sober, donde han ardido unas 45,4 hectáreas.

Y en medio de la peor temporada de incendios en años, cada vez son más las voces que reclaman una mayor apuesta por el uso energético de la biomasa forestal como método de prevención del fuego. Uno de sus mayores defensores es el decano del Colegio de Ingenieros de Montes, Carlos del Álamo, quien no se cansa de repetir que "el monte rentable no arde". La biomasa "es el petróleo verde", ha dicho a Efe.