Los mejores roscones de reyes sin gluten de Madrid

Roscones de reyes sin gluten de Madrid
Roscones de reyes sin gluten de Madrid

El Roscón es el rey de Reyes y existen otras muchas opciones más saludables sobre todo para aquellos paladares más exigentes o que sufren algún tipo de intolerancia alimentaria.

Les proponemos algunos de los mejores roscones de Reyes sin gluten de Madrid, para que los intolerantes a esta proteína o los que padezcan cualquier tipo de alergia al trigo, puedan merendar o desayunar este rico dulce tradicional navideño en casa.

Miroscon
Miroscon
Roscón de miroscon.com

El Roscón que estabas esperando, ahora sin moverte del sofá. Sabemos lo que tienes que aguantar en estas fechas y como te ponen los dientes largos tus amigos y familiares en cada comida. Pero se acabó.

Roscón de Viena Capellanes
Roscón de Viena Capellanes
Bi-roscón sin gluten y sin lactosa de Viena Capellanes

Bizcocho sin gluten y sin lactosa aromatizado con agua de azahar y cítricos. Decorado con fruta escarchada y azúcar.

Roscon clásico de Celicioso
Roscon clásico de Celicioso
Roscón sin gluten de Celicioso

Calle del Barquillo, 19 (Madrid)

Roscón de Reyes relleno de dulce de nuestra crema de turrón. El clásico roscón sin relleno. Roscón de Reyes relleno de nata casera, relleno de trufa casera, de queso mascarpone o de dulce de leche.

El mejor roscón vegano
El mejor roscón vegano
Roscón de Reyes vegano y sin gluten

Calle Vaqueras 44. Esquina con Paseo de los Curas 31 (Alcalá de Henares)

Roscón de Reyes vegano y sin gluten de Mamá Eco, tierno y delicioso para acompañarte en las fiestas navideñas. Elaborado sin gluten, huevo, lácteos o derivados.

Roscón de Mi Cabra Vegana
Roscón de Mi Cabra Vegana
Roscón tradicional de Mi cabra vegana

Plaza de la Reverencia, 4 (Madrid)

Roscón de The Cookies Company de producción ecológica de 800 gramos con y sin nata.

El roscón de Reyes sin gluten está delicioso como cualquier otro roscón de Reyes para que pueda ser consumido por todos en casa. Para los que consuman lactosa, con un vaso de leche fría resulta perfecto.