Un 28 % españoles no se siente cómodo trabajando con un infectado por VIH

Para un 64%  de los españoles encuestados, el VIH es un problema de salud pública.
Para un 64% de los españoles encuestados, el VIH es un problema de salud pública.

Son datos de la encuesta ¿Ha dejado el VIH de ser un problema? realizada por la Asociación Internacional de Proveedores de Cuidado del Sida (IAPAC, por sus siglas en inglés), con la colaboración de Gilead Sciences, difundida en el marco del Día Mundial contra el Sida, que se conmemora el próximo 1 de diciembre.

Esta encuesta "online" ha sido realizada por la agencia Opinium para IAPAC en 12 países europeos, con una participación de 24.212 personas mayores de 18 años, entre ellas, más de 2.000 españoles. El trabajo de campo se realizó en junio de 2018.

Para un 64% de los españoles encuestados, el VIH es un problema de salud pública

Los responsables de esta encuesta consideran que la estigmatización social del VIH, el desconocimiento de la enfermedad y la discriminación que con frecuencia sufren estos pacientes, sigue siendo un importante problema en España.

Aunque con acceso al tratamiento apropiado, los pacientes con VIH pueden vivir casi tanto tiempo como la población general y desarrollar una vida normal, tan solo el 35% de los encuestados creen que estos pacientes pueden desempeñar cualquier tipo de trabajo.

Hasta un 47 % considera que una persona con este virus no debería trabajar en hospitales o residencias para la tercera edad, y el 46% que no deberían ejercer como profesionales sanitarios.

Un 55% expresa que, en caso de estar solteros, no se sentirían cómodos saliendo con alguien infectado por el virus.

En el caso de la media europea, este porcentaje se eleva al 70%, y el de quienes se sentirían incómodos trabajando con un infectado se sitúa en el 37%. Únicamente a tres de cada diez españoles no le importaría salir con una persona seropositiva, frente al 18% del entorno europeo.

Solo un 14 % de los encuestados en España sabe que cuando los pacientes responden adecuadamente al tratamiento y alcanzan carga viral indetectable, no transmiten el virus.

El 35% sigue pensando que es posible contraer el virus al compartir un cepillo de dientes.

El uso del preservativo es imprescindible para evitar las infecciones de transmisión sexual como el VIH. Un 47 % de los encuestados afirma usarlo siempre que mantiene relaciones sexuales con una pareja nueva, pero un 23% reconoce que lo utiliza rara vez o nunca.

El 80 % cree que no tiene riesgo de contraer el virus y el 26 % no considera necesario hacerse la prueba después de haber mantenido relaciones sexuales sin precaución con una nueva pareja. Un 60% cree que en España el virus del VIH está bajo control.