Rajoy: "Queremos identificar y repatriar a las víctimas en las mejores condiciones posibles"

El presidente francés, François Hollande, anunció que se ha encontrado la carcasa de la segunda caja negra del avión Airbus A320 que se estrelló en los Alpes, pero no su contenido, que sigue siendo buscado.

En una intervención junto a los jefes de Gobierno de España, Mariano Rajoy, y Alemania, Angela Merkel, Hollande prometió que "todo se conocerá y se hará toda la luz sobre las circunstancias del accidente" en el que han perecido las 150 personas "de una quincena de países" que viajaban en el vuelo entre Barcelona y Düsseldorf.

La primera caja negra, que se halló dañada, está siendo ya analizada en París por el organismo de investigación aérea (BEA) y hoy mismo podrían tenerse los primeros resultados del examen. Sin embargo, Hollande pidió paciencia porque su análisis será "difícil" y aseguró que los efectivos desplegados al lugar de la colisión continuarán la búsqueda del contenido de la segunda caja negra, hasta que sea encontrada.

"Necesitamos comprender qué ha pasado, se lo debemos a las familias y países afectados. Francia ha puesto medios importantes en la investigación para que podamos saber todo. Por desgracia tenemos cierta experiencia", agregó el presidente francés.

Para Hollande, el despliegue de la población local y de los servicios públicos como gendarmería o bomberos ha sido "una muestra de solidaridad y gran eficacia, pese a que por desgracia no hubo posibilidad de hallar supervivientes".

"Esas operaciones permitieron asegurar el lugar e intervenir en una zona de particularmente difícil acceso para hacer todo lo posible para conservar los cuerpos y los pedazos del avión para que la investigación dé resultados, y posibilitar un acceso a las familias", agregó.

Antes de realizar su declaración, Hollande, Rajoy y Merkel visitaron la capilla ardiente instalada en el pueblo de Seyne-les-Alpes, cercano al lugar del accidente, donde saludaron a los servicios que están cooperando en los esfuerzos.

RAJOY: "VAMOS A TRABAJAR JUNTOS PARA IDENTIFICAR Y REPATRIAR A LAS VÍCTIMAS EN LAS MEJORES CONDICIONES POSIBLES"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha prometido a las familias de las víctimas del accidente aéreo en los Alpes que las autoridades francesas, españolas y alemanas van a trabajar "juntas" para "identificar y repatriar" a sus seres queridos "en las mejores condiciones posibles".

"Queremos identificar y repatriar a las víctimas en las mejores condiciones posibles", ha dicho el jefe del Ejecutivo, consciente de que esto es "importante" para las familias. "Vamos a estar a la altura de las circunstancias en un momento tan complejo como éste", ha asegurado en una declaración junto al presidente francés, François Hollande, y la canciller alemana, Angela Merkel, tras visitar el lugar de la catástrofe en el sur de los Alpes franceses.

El presidente del Gobierno ha trasladado sus condolencias a las familias de las víctimas en nombre del Gobierno español, del presidente de la Generalitat --que ha recordado que le acompaña en esta visita-- y del todo el pueblo español.

"Queremos acompañarles a todos en su dolor y no es fácil, porque les ha pasado lo peor que le puede pasar a un ser humano", ha manifestado para añadir a continuación la voluntad de los Gobiernos español, alemán y francés para "asistirles con todos los medios" de los que dispongan.

Rajoy ha querido agradecer expresamente el trabajo de todos los profesionales desplegados en este operativo de rescate y de atención a los familiares de las víctimas, del que forman parte desde gendarmes, bomberos y militares, a psicólogos, intérpretes y voluntarios, la mayoría de ellos franceses, pero también españoles y alemanes.

Pero sobre todo, Rajoy ha agradecido "de forma muy especial" al pueblo francés y al presidente Hollande su comportamiento frente a esta catástrofe, un comportamiento que ha descrito como "irreprochable, generoso, propio de amigos y el que corresponde al presidente de una gran nación como es Francia".

También se ha referido a la colaboración brindada por los alcaldes de los pueblos cercanos al lugar del siniestro. "Les digo a las víctimas que vamos a ser solidarios, vamos a trabajar juntos y a investigar juntos como nos corresponde como europeos y como seres humanos", ha concluido.

MERKEL: "ESTAMOS UNIDOS POR EL MISMO DOLOR"

La canciller alemana, Angela Merkel, subrayó que todos los países afectados por el siniestro del avión de Germanwings que se estrelló en los Alpes franceses están "unidos por el mismo dolor", y agradeció que Francia haya puesto todos los medios para esclarecer lo sucedido.

La canciller destacó que se están viviendo "horas difíciles", pero expresó su confianza en que se encuentren las causas del siniestro."Se hará todo para encontrar las razones de este accidente. Habrá que esperar, tomará su tiempo, puesto que la catástrofe se ha producido en zona de muy difícil acceso", indicó Merkel en la localidad francesa de Seyne-les-Alpes, cercana al lugar de los hechos.

La canciller, que hoy sobrevoló las cumbres del macizo de los Trois Évêchés, en el que cayó ayer poco antes de las 11.00 hora local (10.00 GMT) el avión de la filial del grupo Lufthansa, apuntó que la visión de los restos y su visita a la zona "muestra la amplitud de la tragedia".

La canciller tuvo también palabras de gratitud para todos los voluntarios y personas movilizadas para recibir a las familias y allegados de las 150 personas que viajaban en el avión, a los que agradeció que hayan acogido a los afectados "con los brazos abiertos", y deseó "fuerza en estas horas difíciles".