Juana Rivas denuncia de nuevo a su exmarido por maltratar y amenazar a sus hijos

JUANA RIVAS/ EFE
JUANA RIVAS/ EFE |Telemadrid

Juana Rivas ha presentado en los juzgados de Granada una nueva denuncia contra su exmarido, Francesco Arcuri, por los presuntos delitos de violencia doméstica, lesiones y amenazas de muerte a sus dos hijos, de 13 y 5 años, y ha solicitado medidas cautelares para que los niños no estén con su padre.La denuncia, fechada el 22 de julio, está firmada por Carlos Aránguez, responsable del equipo jurídico que representa a Rivas, y reclama "la urgente adopción de medidas penales y civiles de protección de los menores" antes del 14 de agosto, día en el que regresarán a Italia con su progenitor, y la remisión de la denuncia al órgano judicial italiano competente.

La custodia de los hijos pertenece al padre en virtud de una sentencia no firme dictada el 20 de marzo por el Tribunal Ordinario de Cagliari (Italia), de ahí que residan con él en Cerdeña, aunque desde el 9 de junio están de vacaciones con su madre.La denuncia, que ha recaído en el Juzgado de Instrucción número 3 de Granada, expone que, tras llegar a España, los niños presentaron "trastornos de sueño y crisis puntuales de ansiedad" y contaron que "seguían sufriendo maltrato, incluidas amenazas de muerte por parte de su padre".

Rivas llevó a sus hijos al centro de salud de Maracena (Granada) el 19 de junio y la unidad de Salud Mental emitió un informe que "plasma la situación de vulnerabilidad y riesgo para la integridad física y psicológica de los menores".Estos hechos ya están siendo investigados en Italia y Rivas, que interpuso seis denuncias contra su expareja entre diciembre de 2017 y diciembre de 2018, está ahora pendiente de que el Tribunal de Cagliari acuerde el inicio de una causa penal o el archivo definitivo.

Todos los hechos "dibujan una situación de extrema vulnerabilidad y riesgo" para los menores", reitera la denuncia, por lo que Rivas y sus abogados solicitan una orden de alejamiento e incomunicación de Arcuri respecto de sus hijos y la suspensión cautelar de su patria potestad y custodia, ya sea concediendo la guardia provisional a la madre, la abuela materna o la Administración.

Rivas recurrió el pasado mayo ante el Tribunal Supremo la sentencia que la condena a cinco años de prisión y seis sin la patria potestad por sustracción de menores, después de que en verano de 2017 permaneciera un mes en paradero desconocido con sus hijos incumpliendo las resoluciones que le obligaban a entregárselos al padre.

Francesco Arcuri anuncia que tomará medidas

La defensa del italiano Francesco Arcuri ha anunciado este miércoles la adopción de medidas tras la denuncia que Juana Rivas ha presentado contra él por presuntos delitos de violencia doméstica, lesiones y amenazas hacia los dos hijos menores que tienen en común y ha confiado tanto en el archivo de la misma como en el regreso de los pequeños a Italia en la fecha estipulada, el próximo 14 de agosto.

El abogado de Arcuri en España, Enrique Zambrano, ha señalado que no se plantean otro escenario que no sea el regreso de los niños con el padre, pues confían en el archivo de la denuncia y en que Rivas no vuelva a proceder como lo hiciera en verano de 2017, cuando permaneció un tiempo con ellos en paradero desconocido incumpliendo las resoluciones que le obligaban a entregárselos al progenitor.

Tras esta actuación, que justificó en una supuesta situación de maltrato, Juana Rivas fue condenada a cinco años de prisión y seis sin la patria potestad de los niños por un delito de sustracción de menores en una sentencia que ha sido recurrida ante el Tribunal Supremo. El letrado de Arcuri ve en esta nueva denuncia contra su cliente una "estrategia de defensa" de Rivas de cara a este proceso y a justificar un posible indulto si finalmente se confirma la condena. Ha lamentado "el daño" que se está haciendo a los niños, de 13 y 5 años, a los que se hace seguimiento por los Servicios Sociales en Italia y ha mantenido que "la única causa de su malestar en su madre", en la línea de lo expuesto por la perito que analizó su caso durante el proceso para decidir sobre la custodia, que se ha concedido en exclusiva al padre.

Juana Rivas denunció sin efecto en Italia

Zambrano ha hecho hincapié en que los supuestos malos tratos que Rivas acaba de denunciar en un Juzgado de Granada ya los expuso en Italia en una de sus últimas visitas "y no se tomó ninguna medida", mientras que la Fiscalía italiana ha archivado por falta de pruebas las ocho denuncias que ha presentado en los últimos años por maltrato contra su expareja. El equipo jurídico de Arcuri ha avanzado que está a la espera de la confirmación de la condena por sustracción de menores en España y del archivo de las denuncias por maltrato en Italia para iniciar los correspondientes procedimientos contra ella por denuncia falsa y en relación al derecho al honor de su cliente. Juana Rivas ha pedido en esta nueva denuncia, que ha recaído en el Juzgado de Instrucción 3 de Granada, la adopción urgente de medidas cautelares que aparten al padre de los niños hasta que se investiguen los supuestos maltratos que ha denunciado, como una orden de alejamiento e incomunicación o la suspensión de la patria potestad. Todo ello antes del 14 de agosto, que es cuando deben regresar a Italia con el padre.