Frenar el envejecimiento prematuro  en personas con VIH, el reto "inesperado"

La investigación para frenar el envejecimiento prematuro  en personas con VIH
La investigación para frenar el envejecimiento prematuro en personas con VIH |EFE

La investigación para frenar el envejecimiento prematuro en las personas con VIH se ha convertido en el "reto inesperado" de científicos, teniendo en cuenta que el enorme éxito de la terapia antirretroviral contra el virus ha permitido que la esperanza de vida de los pacientes sea cada vez más similar a la de la población seronegativa.

El Institut de Recerca de la Sida IrsiCaixa, impulsado conjuntamente por la Fundación Bancaria La Caixa y la Generalitat, y la Fundació Lluita contra el Sida investigan estas consecuencias, han destacado este miércoles en un comunicado.

En el año 2016, el 14,8% de los diagnósticos de VIH en España tenían más de 50 años o más, así como el 8,8% de nuevos diagnósticos en Catalunya, han recordado con motivo del Día Mundial de Lucha contra el Sida este sábado.

"El sistema inmunitario, como cualquier otro órgano, envejece con el tiempo. Y en las personas con VIH este proceso, es prematuro debido a que su inmunidad ha estado permanentemente activado, trabajando a causa de la presencia de una infección crónica", ha dicho el investigador del IrsiCaixa Julià Blanco.

Las consecuencias de envejecer siendo portadores del VIH

"Más de un 50% de los 3.000 pacientes que se visitan en nuestra unidad de VIH, en el Hospital Germans Trias i Pujol, de Badalona (Barcelona), ya han pasado los 50 años", ha subrayado la médico y jefe de la línea de Envejecimiento y Complicaciones Asociadas al VIH de la Fundación Lluita contra la Sida, Eugènia Negredo.

Ahora los que consiguieron sobrevivir a esa época y sobre todo los que fueron diagnosticados después de la aparición de la triple terapia antirretroviral llegan a edades avanzadas en que se evalúa qué consecuencias puede tener el hecho de envejecer siendo portadores del VIH.

Unos 80 adolescentes morirán por Sida cada día hasta 2030

Unos 360.000 adolescentes podrían morir debido a enfermedades relacionadas con el VIH/sida entre 2018 y 2030, lo que supone 76 muertes al día hasta esa fecha si no se aumentan las inversiones en programas de prevención, detección y tratamiento del VIH, según ha advertido UNICEF a través de su informe 'Niños, VIH y sida: el mundo en 2030'.

En su documento, publicado en el marco del Día Mundial de la Lucha Contra el Sida, que se celebra este sábado, la ONG estima que en 2030 habrá 270.000 nuevos niños de entre 0 y 19 años infectados por VIH. Esta cifra se basa en las proyecciones demográficas y en las tendencias actuales, y supone una reducción en más de un tercio de las estimaciones actuales. Asimismo, el informe muestra que el número de niños y adolescentes que morirán debido a causas relacionadas con el VIH/sida descenderá de los 119.000 que mueren en la actualidad, a 56.000 en 2030.

Sin embargo, UNICEF advierte de que esta trayectoria descendente "va demasiado despacio, especialmente entre los adolescentes". De acuerdo con sus estimaciones, en 2030 el número de nuevas infecciones de VIH entre niños de hasta 10 años descenderá a la mitad, mientras que las nuevas infecciones de adolescentes entre 10 y 19 años solo se reducirán en un 29 por ciento.

A día de hoy, cerca de 700 adolescentes de 10 a 19 años resultan infectados de VIH/sida cada día, o lo que es lo mismo, uno cada dos minutos, según datos de la entidad sin ánimo de lucro. En cuanto las muertes relacionadas con el VIH/sida en menores de 14 años, esperan que desciendan un 57 por ciento, frente a una reducción en un 35 por ciento de las de adolescentes de 15 a 19 años.