El juez pide el suplicatorio de José Blanco por tráfico de influencias

El juez que instruye el Caso Campeón en el Supremo ha pedido al tribunal que tramite el suplicatorio al Congreso para actuar contra el exministro socialista José Blanco por tráfico de influencias, aunque no por el delito de prevaricación que también le imputaba el fiscal.

La decisión puede ser recurrida por el diputado socialista y exministro de Fomento ante la Sala Penal del Tribunal Supremo, que será la que confirme o no la petición del magistrado José Ramón Soriano.

Dicho magistrado, que ha rechazado hoy una serie de diligencias de investigación solicitadas por el fiscal, considera que, llegados a este punto de su investigación a Blanco -que no considera concluida-, es imprescindible solicitar el suplicatorio al Congreso.

En su auto de hoy Soriano ha respondido, por un lado, al fiscal Manuel Dolz -quien el pasado 12 de marzo le pidió que tramitara el suplicatorio ante el Congreso para poder "imputar formalmente" al exministro por tráfico de influencias y prevaricación- y por otro a la defensa del diputado, que solicitó el sobreseimiento y archivo del asunto.

Mientras que rechaza incriminar a Blanco por uno de los dos delitos imputados por el acusador público -el de prevaricación-, sí acepta preparar su probable próximo juicio por el de tráfico de influencias -aunque todavía queda esperar la resolución de la Sala a este respecto-.

BLANCO RECURRIRÁ

El exministro socialista José Blanco recurrirá la decisión del juez que instruye el caso Campeón en el Supremo de pedir al tribunal que tramite el suplicatorio al Congreso para actuar contra él por tráfico de influencias, han informado fuentes jurídicas.

La decisión del magistrado puede ser recurrida por el diputado socialista y exministro de Fomento ante la Sala Penal del Tribunal Supremo, que será la que confirme o no la petición del magistrado José Ramón Soriano.

RUBALCABA PONE LA MANO EN EL FUEGO POR BLANCO

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, preguntado al respecto ha afirmado que "sigue poniendo la mano en el fuego" por el exministro Blanco, tal y como afirmó en la pasada campaña electoral.

El secretario general del PSOE ha expresado en reiteradas ocasiones su confianza en Blanco y apoyó su decisión de mantenerse en el escaño hasta que se abriese juicio oral contra él.

Incluso, en un acto electoral en Galicia se dirigió directamente a los padres del exministro para decirles que tienen "un hijo honesto".