Caso Blanco: La Policía cree que hay "indicios relevantes" de un delito de tráfico de influencias

Caso Blanco: La Policía cree que hay "indicios relevantes" de un delito de tráfico de influencias

José Blanco medió en favor de su amigo Orozco. Asi lo ratifica el último informe entregado por la UDEF al Supremo. El informe policial deja en una situación aún más comprometida al ex ministro socialista, en relación con su presunta mediación para que el Ayuntamiento de Sant Boi de Llobregat concediese una licencia a Orozco para que la empresa Azkar, de la que Orozco es vicepresidente, pudiese construir una nave industrial.

Su proceso ante la Justicia le pone un día más en el foco. Las sospechas de corrupción sobre José Blanco siguen ocupando portadas y páginas. La Policía ratifica que Blanco medió en favor de su amigo Orozco.

Cuando José Blanco recibía un homenaje de los empresarios de Lugo, el entonces vicepresidente de Azkar era uno de los presentes. Ministro y empresario compartían algo más que mesa y mantel, a la luz de lo que cuenta la policía sobre esta nave de San Boi Llobregat.

El Ayuntamiento catalán denegó dos veces la licencia. Pero finalmente el Consistorio, gobernado por el socialista Jaume Bosch, dejó tomar tierra y establecerse a Azkar en esos terrenos del entorno del aeropuerto del Prat.

En el informe que la Policía ha enviado al Tribunal Supremo dice que si hubo licencia finalmente es porque Orozco tiró del amigo ministro y éste habría incurrido en un delito de tráfico de influencias para hacerle el favor.

De ello hay incluso mensajes de móvil y grabaciones.

La Policía aún le puede dar otro disgusto más al ex ministro, porque investiga sus cuentas para saber si hubo dinero negro en la compra del chalet de Blanco en Las Rozas.