Los sindicatos responden a Cifuentes que no cambiarán la fecha de la manifestación

La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha enviado sendas cartas a los secretarios generales de UGT y CCOO en la región para solicitarles "formalmente" que reconsideren su decisión de celebrar el 11 de marzo la manifestación convocada contra la reforma laboral.

En las misivas, a las que ha tenido acceso Efe, la delegada incide en la "especial connotación" de esa fecha al conmemorarse el "acontecimiento muy doloroso" que fue el "terrible" atentado de 2004, en el que murieron 192 personas y casi 2.000 resultaron heridas.

Subraya que desde hace ocho años, el 11-M "es un día reservado exclusivamente para la memoria la solidaridad y el dolor compartido con las víctimas y sus familiares, un ejercicio de justicia, respeto y dignidad".

FERNÁNDEZ DÍAZ CRITICA LA FALTA DE RESPETO Y SENSIBILIDAD

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha criticado hoy la falta de "respeto y sensibilidad" de los sindicatos por convocar protestas para el próximo 11 de marzo, una jornada que, a su juicio, debe ser de homenaje y recuerdo para las víctimas del peor atentado de la historia de España.

"Hay muchos días a lo largo del año para ejercer legítimamente el derecho de manifestación", ha recordado Fernández Díaz en la entrega del I Premio "Verdad, Memoria, Dignidad y Justicia" concedido por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) a la Policía y la Guardia Civil.

"Cada día tiene su afán", ha afirmado el titular de Interior, que ha reiterado que el 11-M es una jornada "para honrar a las víctimas" y ha lamentado la falta de "respeto y sensibilidad" de los convocantes.

Durante el acto, la presidenta de la AVT, Ángeles Pedraza, ha aprovechado para anunciar que su asociación celebrará su acto de homenaje a las víctimas de los atentados de 2004, el mismo 11 de marzo, a pesar de la convocatoria de los sindicatos.

LOS SINDICATOS SE REAFIRMAN EN MANTENER LA MANIFESTACIÓN DEL 11 DE MARZO

Los sindicatos CCOO y UGT han desmentido hoy cualquier "intento oportunista" al convocar una protesta en contra la reforma laboral el 11 de marzo, y han subrayado que se manifestarán ese día "desde el mayor respeto" a las víctimas de los atentados de 2004.

Las dos organizaciones han hecho público un comunicado de reafirmación de la convocatoria después de que la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, les solicitara por escrito un cambio de fecha y tras las "duras críticas del Gobierno regional".

Comisiones Obreras y UGT explican que pese a que el 11-M es una jornada de "especial connotación", en la capital de España no se suspenden partidos de fútbol o espectáculos musicales, y las tiendas de Sol o Serrano permanecerán abiertas.