El presidente de la comisión de expertos pide más rigor para su informe sobre pensiones

El presidente del comité de expertos encargado de diseñar el factor de sostenibilidad del sistema de pensiones, Víctor Pérez Díaz, ha subrayado hoy que no han trabajado a las órdenes del Gobierno y ha pedido "más rigor" en el análisis de su informe. Pérez Díaz, que hoy ha comenzado las comparecencias ante la comisión permanente de seguimiento del Pacto de Toledo, ha negado que los miembros del comité sean "gentes apresuradas con conocimientos infusos" y ha exigido respeto para el trabajo de todos ellos.

En cualquier caso, ha admitido que la elaboración del informe se ha hecho de forma rápida y ha añadido que si no se han recogido fórmulas alternativas es porque nadie las ha planteado.

Pérez Díaz ha incidido en que el factor de revalorización anual (FRA) que detallan los expertos prevé subidas de la pensión cuando el crecimiento de los ingresos de la Seguridad Social sea mayor al crecimiento del número de pensionistas.

En este sentido, ha subrayado que el informe aconseja la aplicación de una "cláusula suelo" con el fin de que se impida la caída nominal de las pensiones y que en el peor de los casos sólo se congelen.

Además del factor de revalorización anual , los expertos han propuesto el factor de equidad internacional (FEI) para asegurar "el mismo monto de pensión a las cohortes con diferentes esperanzas de vida que se van sucediendo en el tiempo".

Pérez Díaz ha señalado que deben analizarse decisiones políticas como el uso del fondo de reserva o posibles cambios en el sistema de cotizaciones, asuntos sobre los que los expertos no han entrado.

Asimismo, ha recalcado que el factor de sostenibilidad ideado por los expertos no debe generar alarma social, ya que pretende todo lo contrario, que el sistema de pensiones quede garantizado a largo plazo.

LA OPOSICIÓN HABLA DE ALARMA SOCIAL

Frente a esta opinión se ha manifestado la mayoría de los grupos parlamentarios de la oposición, que han criticado las prisas en la elaboración del informe, que, a su juicio, ha generado alarma social.

A este respecto, durante la comparecencia de Pérez Díaz, la diputada del PP Carolina España ha incidido en que es la propia oposición la que está generando la alerta ciudadana respecto a las pensiones.

En cambio, Isabel López i Chamosa, del PSOE, ha criticado la celeridad en la elaboración del informe, que ha causado una gran alarma social no sólo para los pensionista futuros, "que ya la tenían", sino también para los presentes.

Además ha puesto en duda la independencia del presidente del Comité por tener una relación con la patronal de seguros y participar en algún informe sobre pensiones.

Desde CiU, Carles Campuzano ha dicho que el Gobierno no debería haber metido presión al comité de expertos, porque, en su opinión, si el trabajo se hace con prisa puede abortarse.

El portavoz del PNV, Emilio Olabarria, ha asegurado que el informe de los expertos es sólido, pero discutible, mientras que Joan Coscubiela, de La Izquierda Plural, ha criticado que el comité lo formen personas nombradas y dirigidas por el Gobierno, que no son neutrales.

El portavoz de UPyD, Álvaro Anchuelo, ha afirmado que el informe contiene una material valioso para la discusión, si bien ha advertido de que no debe condicionar el resultado final.

Dentro del grupo Mixto, Olaia Fernández Davila, del BNG, se ha preguntado por qué hay que nombrar una comisión de expertos cada dos años para analizar el mismo asunto, mientras que por parte de Amaiur, Sabino Cuadra, ha criticado que los problemas de la banca se solucionen con cientos de millones y los de los pensionistas metiéndoles la mano en el bolsillo.

Los expertos entregaron el pasado 7 de junio su informe de propuesta a la ministra de Empleo, Fátima Báñez, quien se lo ha remitido, por un lado, al Pacto de Toledo para que busque un acuerdo en la materia y, por otro, a los agentes sociales (CCOO y UGT y la CEOE).

BAÑEZ: JUBILADOS Y JÓVENES COBRARÁN SU PENSIÓN Y MEJORARÁN CON EL TIEMPO

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha garantizado este martes en el Senado que los jubilados y jóvenes cobrarán pensión y ha señalado que éstas irán mejorando con el paso del tiempo. "Los jubilados de hoy pueden estar muy tranquilos porque van a seguir cobrando sus pensiones y no les va a bajar. Pero también tenemos que mirar a los jóvenes a los ojos y decirles: vas a cobrar pensión y va ser mejor conforme vaya pasando el tiempo", ha afirmado la ministra al ser interpelada por el senador del Grupo Mixto Juan Manuel Mariscal.

Báñez ha dicho que, para ello, es necesario que el Gobierno, los grupos políticos y los agentes sociales empiecen desde hoy a tomar decisiones de manera "responsable". "El mayor compromiso y la mayor responsabilidad, no solo con los pensionistas de hoy sino con los jóvenes, es que anticipemos las decisiones cuando hay amenazas".

Por otra parte, la responsable de Empleo ha subrayado que la nueva propuesta sobre pensiones no pretende bajarlas, sino "reforzar el sistema y garantizar las pensiones de hoy y de mañana". En este sentido, ha insistido en que el sistema de pensiones español es "público y de reparto" y también ha de ser "solvente y sostenible". "Así lo seguirá siendo", ha añadido.

EL PSOE ADVIERTE AL GOBIERNO QUE NO HAY POSIBILIDADES DE ACUERDO SI ASUME LA PROPUESTA DE LOS EXPERTOS

Por su parte el exministro de Trabajo y actual portavoz económico del PSOE en el Congreso, Valeriano Gómez, advirtió este martes al Gobierno que no habrá posibilidades de acuerdo para el establecimiento del factor de sostenibilidad de las pensiones si asume el informe elaborado por los expertos.

En su intervención en la UIMP de Santander, Gómez aseguró que si el Ejecutivo no cambia la propuesta de los expertos "las posibilidades de acuerdo son cero, ni muchas ni pocas".

En este sentido, añadió que las posibilidades de consenso entre el Gobierno y el principal partido de la oposición pasan por que el Ejecutivo "desarrolle el factor de sostenibilidad tal y como lo recoge la reforma de la Seguridad Social de 2011".

Por otro lado, criticó que el modelo propuesto por los expertos designados por el Gobierno supondría "congelar definitivamente las pensiones mientras los ingresos sean inferiores a los gastos".

Gómez acusó a los expertos de hacer un "desarrollo sesgado" del factor de sostenibilidad previsto en la reforma de la Seguridad Social, ya que ésta establecía que el factor se basaría en distintos aspectos, como la cuantía, la edad de jubilación o el periodo de cómputo. Sin embargo, criticó que los expertos sólo proponen actuar sobre la cuantía de las prestaciones.