Salgado dice que la situación es "preocupante, pero España la aborda con tranquilidad"

El Gobierno se reúne de urgencia para tratar la crisis de deuda

Lo achaca a los problemas en EEUU y a que "agosto es un mes de escaso volumen" en los mercados en agosto

Zapatero vuelve de sus vacaciones ante los problemas del país

nacional

| 03.08.2011 - 20:38 h
REDACCIÓN

La vicepresidenta para Asuntos Económicos, Elena Salgado, ha asegurado que, a pesar de la "tensión" en los mercados de los últimos días que han disparado la prima de riesgo española, la situación no se debe calificar de "gravísima", y mostró "la determinación" del Gobierno de culminar las reformas, la seguridad en el cumplimiento del objetivo de déficit y reclamó una mejora de la gobernanza europea para poner cuanto antes en marcha los acuerdos adoptados el pasado 21 de julio sobre el plan de ayuda a Grecia y la reforma del mecanismo europeo de apoyo a los países de la zona euro.

"La situación es de tensión, pero España aborda esta situación en una posición de relativa tranquilidad. La deuda terminará el año en el entorno del 68% del PIB, muy lejos de países como Alemania o Bélgica que superan el 100%, y las emisiones de deuda ya han cubierto más de dos tercios de las necesidades de todo el año", dijo. "Hay motivo de preocupación, pero no la calificaría de gravísima. Debe ser un acicate para que Europa lleve a cabo todos los procedimientos en el plazo más breve", añadió Salgado en rueda de prensa tras la reunión mantenida con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y miembros del Ejecutivo.

Salgado subrayó que la tensión vivida en estos tres últimos días en los mercados tiene su origen en la situación de Estados Unidos y sus "dificultades" para alcanzar un acuerdo sobre el techo de deuda, así como en la ralentización de la economía americana, y su posible influencia sobre otros países, lo que, en su opinión, "ha generado dudas que han exacerbado las circunstancias que no fueron resueltas en los acuerdos adoptados" por el Eurogrupo el pasado 21 de julio.

Así, insistió en la necesidad, tal y como ha recordado el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso, y el presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, de poner en marcha todos estos procedimientos "lo antes posible".

Zapatero se queda sin vacaciones

Zapatero se reincorporó por la mañana a su despacho en Moncloa procedente de Doñana con el objetivo de encontrarse con la vicepresidenta para Asuntos Económicos, Elena Salgado, y el ministro de Fomento y portavoz del Gobierno, José Blanco, para analizar con ellos los últimos movimientos de los mercados financieros, informó el Gobierno.

El jefe del Ejecutivo ha hablado por la mañana con el presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, con el que ha compartido la necesidad de que los acuerdos sobre el plan de ayuda a Grecia y la flexibilización del fondo europeo de rescate se concreten y aprueben cuanto antes por los diferentes gobiernos nacionales europeos para dar certidumbre y confianza a los mercados financieros.

Zapatero también ha completado esta mañana la ronda con portavoces parlamentarios para informarles de los contactos que está manteniendo relacionados con la evolución de la prima de riesgo española.

La Eurozona movilizó todas sus armas políticas y dialécticas, en consultas telefónicas y reuniones de emergencia en diferentes capitales, para evitar que España e Italia se conviertan al final en víctimas fatales de la crisis de la deuda.

El hecho de que el martes la Comisión Europea recalcara su plena confianza en las medidas de ajuste y de reforma de Madrid y de Roma y descartara tajantemente un rescate no evitó que las primas de riesgo española e italiana marcaran, un día más, nuevos máximos.