Valderas tacha de "infundio y montaje" las informaciones sobre su vivienda

No desmiente que comprara un piso procedente de un desahucio

"Tengo la conciencia de haberlo hecho legal, honrada y éticamente"

nacional

| 05.07.2013 - 12:00 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El vicepresidente andaluz, Diego Valderas, ha defendido la legalidad de la compra de su vivienda a un banco tres años después de haber sido objeto de un desahucio y ha calificado de "infundio" y "montaje para descalificar" su acción de gobierno las informaciones sobre este asunto.

En declaraciones a los periodistas en el Parlamento autonómico, Valderas, que ha precisado que hacía estas manifestaciones a título personal y al sentirse "dolido y "preocupado" por su familia y por su círculo político, ha explicado que en el año 1995 inició la compra de una vivienda en su pueblo, Bollullos Par del Condado (Huelva), que llevaba deshabitada tres años y se la adquirió a su dueño, que en ese momento era la Caja de Ahorros de Sevilla y Huelva.

"Tengo la conciencia de haberlo hecho legal, honrada y éticamente", ha proclamado el vicepresidente de la Junta, quien, además, ha admitido que "no tiene constancia ni conciencia de haber hecho daño a nadie", y menos a quienes fueron sus vecinos.

Según el diario ABC, el excoordinador regional de IU compró en 1995 en Bollullos Par del Condado (Huelva) una vivienda, de la que había sido desahuciado su propietario, a la entidad financiera que la subastó.

"No puedo tener esa situación en mi conciencia, de haber hecho daño a nadie ni de haberme aprovechado absolutamente de nadie", según ha indicado Valderas, quien ha señalado que ni a él ni a su esposa, ese vecino les ofreció la casa, entre otros motivos, porque en la fecha en la que quedó deshabitado el piso no tenía intención de comprarlo.

Ha manifestado que se trata de una noticia "extemporánea", sobre un hecho de hace casi 20 años, e "interesada", que quiere cumplir un "objetivo y un fin" en el que él no va a entrar. Se ha mostrado convencido de que esa noticia persigue un interés, aunque él no va a entrar a valorar el fin que persigue ese "montaje", después de 20 años.

PP: UN BUMERÁN CONTRA VALDERAS

El portavoz del Grupo Popular de Andalucía, Carlos Rojas, ha advertido este viernes al vicepresidente de la Junta y consejero de Administración Local y Relaciones Institucionales de que "la propaganda y demagogia" utilizada tanto por su formación, IULV-CA, como por su socio de Gobierno, PSOE-A, con el decreto antidesahucios se le ha "vuelto en contra como un bumerán que todos los andaluces hemos podido ver en vivo y en directo".

Según Rojas, Valderas debería dar "muchas más explicaciones" de las concedidas hoy porque, además de tratarse de un "asunto lamentable", este hecho demuestra "que la demagogia tiene las patas muy cortas" y que Valderas está en una "situación muy comprometida" a consecuencia de una acción que ha calificado como "muy contradictoria". "

No queremos ir contra nadie, pero tenemos que decir lo que pensamos y lo que piensa toda Andalucía, que es que IULV-CA ha hecho bandera contra los desahucios y después hemos sabido las actuaciones que luego en la vida privada tiene Valderas", ha argumentado para criticar la referida compra.

Para el PP-A, un político y servidor público debe ser "coherente" y no tener "contradicciones de este tamaño", por lo que Rojas ha exigido a Valderas que "pida disculpas" a todos los andaluces por su actuación y asuma "las responsabilidades que él considere".