Urkullu dice que ha pactado con Mas la ruta secesionista

Urkullu acordó con Mas recorrer el camino del reconocimiento por el Estado

Rajoy recuerda a los nacionalistas que el mundo camina a "procesos de unión" y no secesionistas

Santamaría: Cataluña y País Vasco "no es sólo lo que diga el PNV y CiU"

nacional

| 19.10.2012 - 14:38 h
REDACCIÓN

En el último día de campaña antes de las Elecciones vascas, el candidato del PNV, Iñigo Urkulli, ha dicho que ha acordado con el presidente de la Generalitat, Artur Mas, "recorrer juntos el camino al reconocimiento de los hechos nacionales de Euskadi y Cataluña por parte del Estado". Ha añadido que España tiene un problema y ha instado al Estado a "cambiar de actitud" con Cataluña y el País Vasco.

Lo asegura el presidente del PNV y candidato electoral, Iñigo Urkullu en una entrevista con el diario catalán Ara. Urkullu asegura que ha pactado con el presidente de la Generalitat catalana, Artur Mas, rrecorrer juntos el camino de reconocimiento de los hechos nacionales de Euskadi y Cataluña por parte del Estado". Habría sido en una entrevista mantenida a finales de septiembre con el dirigente catalán.

Preguntado en una entrevista del diario Ara sobre si tras aquel encuentro se habían acordado "sinergias conjuntas" entre CiU y el PNV, Urkullu responde: "No acordamos eso. Hay todo un camino conjunto para recorrer en lo que respecta al reconocimiento de los hechos nacionales de Cataluña y Euskadi por parte del Estado. Éste es el camino que acordamos recorrer juntos".

Urkullu lo tiene claro. Se marca el año 2015 como el plazo para que Euskadi tenga "un nuevo status político". Considera que "Euskadi tiene un camino propio y Cataluña tiene el suyo, y el Estado tiene que respetar a los dos".

Artur Mas, acordaron recorrer juntos "un camino conjunto" respecto al reconocimiento, por parte del Estado, de "los hechos nacionales de Cataluña y Euskadi".

Preguntado sobre si España es "un proyecto fallido", que "puede serlo si definitivamente el PP y el PSOE no aceptan ni asumen la plurinacionalidad del Estado". Asimismo, afirma: "espero y deseo que el gobierno español cambie de actitud con Cataluña y Euskadi. España tiene un problema y los problemas que no se abordan se enquistan y agravan".

Tambien Urkullu, en una entrevista de 'El Punt Avui' recuerda que es partidario del derecho a decidir de vascos y catalanes, y ha sentenciado que la política que está siguiendo el Reino Unido con Escocia "es un ejemplo a seguir".

El presidente y candidato del PNV se marca una hoja de ruta a seguir porque en estos momentos "la principal preocupación de los ciudadanos es la economía", pero interpreta que el debate soberanista catalán está suponiendo que "por primera vez algunos se muevan sobre la inmutabilidad de la Constitución".

Pero asegura que se empeñará en la próxima legislatura en lograr un acuerdo entre los vascos para conseguir un nuevo estatus, que se consensúe, posteriormente, con el Estado, y se someta a referéndum de la ciudadanía. En este sentido Urkullu sostiene que si en algún momento el Parlamento Vasco llega a un acuerdo sobre un "nuevo estatus" para Euskadi, este debería ser ratificado por las Cortes y después se convocaría un referéndum para que la sociedad vasca se pronunciara.

CLARIFICACIÓN

La candidata de EH Bildu, Laura Mintegi, considerado que esta opción "es la solución para Euskal Herria".

El presidente del PP vasco y candidato a lehendakari, Antonio Basagoiti, advierte de que el presidente y candidato del PNV, Iñigo Urkullu, pide los votos "para la gestión" pero acabará "usándolos para la separación". "Lo que se juega en esta campaña es si vamos a estar cómodos o no en el Estatuto de Gernika y en la Constitución". Segun Basagoiti, Iñigo Urkullu pretende presentarse como "un presidente moderado que pide los votos para la gestión y los acaba usando para la separación, que pide los votos para la economía vasca y los acaba usando para su nuevo estatus político o para su referéndum, que es consulta". "Y yo quiero clarificación, que la gente vaya a votar sabiendo lo que hay", ha añadido. En este sentido, ha advertido de que, "si gana el PNV hay un riesgo muy importante, si se siente fuerte, de ir hacia un camino de la soberanía y la separación". "Y si el PP está fuerte habrá equilibrio, esperanza y comodidad en los marcos actuales", ha apuntado.

Por su parte, el líder del PSE-EE y aspirante a la reelección como presidente del Gobierno vasco, Patxi López, asegura que su partido estará "enfrente" de quien proponga la independencia.

El candidato de EB, José Navas, defiende el federalismo de libre adhesión y la celebración de una consulta, y el candidato de UPyD, Gorka Maneiro, sostiene que "la independencia es la ruina" porque sacaría a Euskadi del euro y sería "la ruptura de la convivencia".

RAJOY: EL MUNDO CAMINA A PROCESOS DE UNIÓN Y NO SECESIONISTAS

Por su parte, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha recordado este viernes a los nacionalistas catalanes y vascos que él prefiere "ir con el mundo", que camina a "procesos de unión" y no secesionistas. Además, ha apelado al consenso de 1977 y 1978, fechas en las que en España se produjo una "gran operación política" y se aprobaron unas normas que ahora siguen "vigentes". Así lo ha asegurado Rajoy en una rueda de prensa en Bruselas al término del Consejo Europeo al ser preguntado por las declaraciones del candidato del PNV, Iñigo Urkullu.

Rajoy ha asegurado que él cree en España, la Constitución española y el proceso europeo, al tiempo que ha destacado que "el mundo va a grandes procesos de unión" y concluyó que él prefiere "ir con el mundo" porque eso es "sinónimo de progreso, bienestar y sentido común".

Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha comparado la actuación del presidente de la Generalitat, Artur Mas, y la del presidente del PNV, Iñigo Urkullu, con la de dos conductores que circulan en dirección contraria por la carretera y les ha invitado a reflexionar si van por el camino "correcto". Es más, ha dicho que ambos deben explicar a los ciudadanos por qué su programa electoral consiste en "desunir" cuando la "preocupación general" es la economía y el empleo.

Al ser preguntada si el Gobierno teme que se desborde el debate soberanista después de que se haya sabido que hay un 'pacto' entre Mas y Urkullu para recorrer juntos el camino del "reconocimiento nacional", Sáenz de Santamaría ha recalcado que si ese asunto "se va de las manos, será de las suyas", en referencia a Mas y Urkullu, porque el Gobierno "tiene muy claro" que su obligación es "cumplir la Constitución y hacerla cumplir". "Es bueno conocer cuáles son las intenciones de unos y otros, y ellos deben conocer que este Gobierno tiene una obligación y que desde luego la hará cumplir", ha enfatizado.

Además, la portavoz del Gobierno ha querido dejar claro que Cataluña y País Vasco "no es sólo lo que diga el PNV y CiU" porque en esas comunidades hay ciudadanos que "distan" de la "opinión" que mantienen estos partidos. Para justificar su argumento, ha dicho que la opinión del Gobierno de España "no tiene por qué ser la de todos los españoles".

Según la vicepresidenta, el Gobierno de Mariano Rajoy mantiene una posición de "diálogo abierto" con todas las comunidades pero su "marco es la Constitución". "Y los que promueven otra cosa tendrán que explicar muy claramente a los ciudadanos lo que buscan y los efectos que puede tener sobre la estabilidad política y económica", ha indicado.