Sevilla y Málaga se convierten en las principales capitales del PSOE y del PP

El PP gobernará en Almeria, Granada y Jaen

Cádiz en manos de "Por Cádiz si se puede", marca de Podemos

nacional

| 13.06.2015 - Actualizado: 21:13 h
REDACCIÓN

Sevilla, gobernada por el socialista Juan Espadas, y Málaga, regida por el popular Francisco de la Torre, se han convertido en las dos principales capitales en manos del PSOE y del PP, tras la celebración de los plenos de constitución de los ayuntamientos españoles después de las elecciones municipales.

El socialista Juan Espadas ha recuperado para el PSOE la Alcaldía de la emblemática capital andaluza al ser proclamado con el apoyo de Participa Sevilla e IU, y lo ha hecho con un llamamiento al "diálogo, acuerdo y consenso" para liderar "una transformación" en la ciudad y un cambio "político y social" para la capital andaluza.

Espadas, que gobernará en minoría, sustituye en el cargo al popular Juan Ignacio Zoido, que ha pasado de veinte a doce concejales.

Sin mayorías absolutas en ninguna de las capitales andaluzas, los pactos de izquierda se han convertido en el gran escollo para el PP, que sólo ha podido contar con el apoyo de Ciudadanos en Málaga.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre (PP), ha abogado por el diálogo y el entendimiento y ha asegurado que cuando dispuso de mayorías absolutas su talante también fue "el diálogo y la moderación como divisas".

De la Torre ha sido reelegido al conseguir el apoyo de Ciudadanos, ya que en las pasadas elecciones el PP perdió la mayoría absoluta al descender de 19 a 13 concejales del total de 31, por lo que Ciudadanos -con tres ediles- ha sido la llave para conservar el poder.

La sorpresa de la jornada se ha producido en Almería, donde Ciudadanos había comprometido su apoyo al candidato socialista, Juan Carlos Pérez Navas, para desalojar a Luis Rogelio Rodríguez-Comendador (PP) como alcalde de la ciudad.

Sin embargo, los tres ediles conseguidos por Ciudadanos recibieron la orden expresa de la dirección nacional del partido de no apoyar al candidato socialista y abstenerse, lo que facilitó la elección del candidato del PP.

Algo similar ha ocurrido en Jaén, donde el popular José Enrique Fernández de Moya ha tomado posesión como alcalde en un acto en el que hasta el último momento sobrevoló la duda sobre si habría un acuerdo tripartito a favor del socialista Manuel Fernández Palomino, pero que no ha prosperado al votar en blanco Ciudadanos.

En Granada, Luis Salvador, de Ciudadanos, retiró su veto sobre el alcalde José Torres Hurtado (PP) el viernes, lo que ha permitido que el popular siga siendo alcalde de la ciudad, también mediante la abstención de Ciudadanos, que finalmente no ha apoyado al socialista Francisco Cuenca, como también se barajó.

Otro de los triunfos electorales por los pactos se ha consumado en Cádiz, donde después de veinte años con Teófila Martínez (PP) de alcaldesa, el bastón municipal lo ha recogido el candidato de "Por Cádiz si se puede", marca de Podemos, José María González, con el apoyo de los socialistas y de Ganar Cádiz en Común.

En Córdoba, el PSOE ha alcanzado por primera vez la Alcaldía con la figura de Isabel Ambrosio, quien se ha convertido en regidora al desalojar a José Antonio Nieto (PP) mediante una coalición con IU, minoritaria, y el apoyo de investidura de Ganemos Córdoba.

Mucho más previsible ha sido la constitución del Ayuntamiento de Huelva, en el que el PP perdió las elecciones y el nuevo alcalde es el candidato socialista, Gabriel Cruz, después de 20 años de gobierno municipal del popular Pedro Rodríguez, que hace unos días anunció su renuncia al acta de concejal.