Sánchez defiende su voto en contra Juncker para la Presidencia de la Comisión Europea

nacional

| 16.07.2014 - 20:12 h
REDACCIÓN

El futuro secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha defendido este miércoles que los eurodiputados socialistas han actuado con "coherencia" al votar contra Jean Claude Juncker para la Presidencia de la Comisión Europea y ha replicado a las críticas del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que entiende que esta actitud no es "su fuerte", subrayando además que lo que preocupa en Bruselas es "el supuesto maquillaje de las cuentas de la Generalitat valenciana".

El próximo líder de los socialistas ha respondido así a las palabras del jefe del Ejecutivo, que ha señalado desde Bruselas que el PSOE no va a ser tomado "en serio" después de votar 'no' a Juncker, rompiendo el pacto suscrito entre el PP europeo, socialistas y liberales.

"Yo entiendo que la coherencia no es su fuerte, cuando se presentó a unas elecciones con un programa electoral y lo que ha hecho desde el minuto uno como presidente del Gobierno ha sido incumplirlo, pero lo que estoy haciendo no es un gesto, sino una convicción de que la política tiene que recuperar su eje de coherencia", ha defendido Sánchez, en declaraciones a los periodistas en la sede socialista de Ferraz.

"Hay que cumplir los acuerdos a los que se llega para poder ser tomado en serio", ha dicho Rajoy, a lo que Sánchez le ha contestado que su decisión de votar en contra no fue un gesto, sino una "convicción de que la política tiene que recuperar su eje de coherencia".

A este respecto, ha recordado que en los últimos meses ha defendido la necesidad de que la UE cambie y haga otra política económica diferente y no esté presidida por la persona que al frente del Eurogrupo defendió propuestas "muy nocivas" para el sur de Europa y para España.

De hecho, ha anunciado que una de sus primeras medidas cuando sea elegido formalmente secretario general del PSOE será viajar a Bruselas para hablar con los líderes europeos e intentar que la UE dé un cambio.

Convencido también de que Rajoy tiene que "ganar credibilidad también en términos de presidente del Gobierno", Sánchez ha lanzado además una advertencia: "España está perdiendo mucho crédito en las instituciones comunitarias".

En este sentido, ha juzgado que las instituciones comunitarias están más preocupadas por el "supuesto maquillaje" de las cuentas de la Generalitat valenciana que por el no apoyo de la delegación socialista española a Juncker.

No ha querido adelantar si hará cambios en la dirección del grupo en el Parlamento Europeo tras las quejas de algunos eurodiputados como Ramón Jáuregui, quien aseguró que iba a votar "no" por "orden" de Sánchez. "Cada cosa tiene su tiempo", ha señalado.