Sánchez defiende que el PSOE no es "patrimonio exclusivo" de sus militantes

Los barones apoyan a Sánchez ante el fichaje de Lozano y Díaz guarda silencio

nacional

| 17.10.2015 - 08:49 h
REDACCIÓN

El Comité Federal del PSOE ha aprobado por una amplia mayoría las candidaturas al Congreso y al Senado de las elecciones generales del 20 de diciembre, pese al malestar que ha suscitado en algunos sectores del partido la incorporación a la lista de Madrid de la exdiputada de UPyD Irene Lozano.

De los alrededor de 200 integrantes del Comité Federal, el máximo órgano del partido entre congresos, sólo tres han votado en contra y seis se han abstenido, mientras que el resto la ha apoyado, han informado fuentes socialistas.

El líder de los socialistas, Pedro Sánchez, ha agradecido hoy la "generosidad" de su partido en Madrid a la hora de confeccionar las listas electorales, al tiempo que ha defendido que el PSOE "no es patrimonio exclusivo de los militantes, sino de la mayoría de los ciudadanos progresistas".

Sánchez ha hecho esta referencia a la polémica sobre el fichaje de la exdiputada de UPyD Irene Lozano como número cuatro de la lista al Congreso por Madrid, en su intervención final ante el Comité Federal de su partido, que ha ratificado las candidaturas aprobadas anoche por la Comisión de Listas.

La reunión de este sábado ha sido más breve que lo que suele ser habitual en un Comité Federal ya que solo nueve miembros han tomado la palabra tras la intervención del secretario general, Pedro Sánchez.

LOS BARONES APOYAN A SÁNCHEZ ANTE EL FICHAJE DE LOZANO Y DÍAZ GUARDA SILENCIO

Los principales 'barones' socialistas han salido en defensa del líder del PSOE, Pedro Sánchez, tras su polémico fichaje de la exdiputada de UPyD Irene Lozano como número cuatro de la lista al Congreso por Madrid, a excepción de la andaluza Susana Díaz, que ha preferido guardar silencio.

En un intento por reconducir el malestar que produjo ayer la incorporación de Lozano, el presidente castellanomanchego, Emiliano García-Page, el valenciano Ximo Puig y el extremeño Guillermo Fernández Vara han querido hoy exculpar a Sánchez.

Vara, que ayer evidenció su indignación al señalar en declaraciones a El País que lo primero que tendría que hacer Lozano era "pedir perdón" a los socialistas, ha ratificado hoy sus palabras, pero ha recalcado que no tiene duda de que Sánchez la ha incorporado "pensando en lo mejor" para los resultados electorales.

El presidente extremeño, que ha señalado que ayer habló con Lozano por teléfono y que han quedado en verse la próxima vez que venga a Madrid, ha subrayado que el líder del PSOE y candidato a la Moncloa "tiene todo el derecho del mundo a hacer lo que tiene que hacer".

En la misma línea, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha pedido un nuevo "voto de confianza" para el secretario general.

"Si confiamos en él para que sea presidente del Gobierno, hay que confiar también para que elija las listas dentro de una España que está cambiando", ha argumentado, convencido de que la exdiputada de UPyD "va a poder decir en pocos días la cantidad de gente honrada y trabajadora que hay en el PSOE".

Quien más entusiasmo ha puesto en la defensa del fichaje de Lozano ha sido la secretaria general del PSOE-M, Sara Hernández, para quien es la "prueba evidente" de que hay "muchas" personas que desean sumarse al proyecto "ilusionante" de Sánchez.

"Son muchas las personas que quieren subir a este barco, mientras que de otros barcos, como el del PP, se bajan, huyen directamente", ha dicho Hernández, que además ha defendido la "valía demostrada" de Lozano como diputada.

Menos fervor ha puesto el presidente valenciano, Ximo Puig, que, no obstante, ha asegurado que "cualquier apertura" de su partido es "positiva". Por su parte, la presidenta andaluza, Susana Díaz, ha guardado silencio durante todo el cónclave y ni ella ni ningún otro miembro de la delegación del PSOE-A ha querido pronunciarse sobre el asunto.

"No voy a hacer declaraciones", ha dicho Díaz con semblante serio, después de que ayer su disconformidad con la incorporación como candidata de quien ha arremetido contra el PSOE y en especial contra los socialistas andaluces durante cuatro años quedara patente en la ausencia de su secretario de Organización, Juan Cornejo, en la votación que tuvo lugar en la Comisión de Listas.

PROTESTA DEL PSOE ANDALUZ

El secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo, de máxima confianza de la presidenta andaluza, Susana Díaz, se ausentaba este viernes de forma deliberada durante la votación en la Comisión Federal de Listas del PSOE, que ha colocado en el puesto número cuatro por Madrid a la hasta ayer diputada de UPyD, Irene Lozano.

Así lo explicaba el propio dirigente socialista andaluz en declaraciones difundidas por la Cadena Ser, en las que ha expresado que "nunca va a votar contra una lista que encabeza su secretario general ?en referencia a Pedro Sánchez?, pero que tampoco va a avalar la candidatura de una señora que ha insultado a los andaluces, a los votantes del PSOE y miles de socialistas honestos", en alusión a la presencia de Lozano como 'número cuatro' por Madrid.

Cornejo no ha sido el único que ha expresado su malestar por esta decisión, pues el primero en cuestionar públicamente la incorporación a las filas socialistas de la exdiputada magenta en el Comité Federal de Listas ha sido el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, quien ha dicho que "lo primero que tiene que hacer" Lozano es "pedir disculpas" porque "muchos socialistas" se han sentido "ofendidos por sus palabras".