Rubalcaba da por zanjado "el asunto" con Maru Menéndez, pero no se disculpa

Sin una disculpa pública como exige el PSM

nacional

| 30.05.2012 - 17:00 h
REDACCIÓN

El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha dado por zanjado "el asunto" con la senadora y 'número 2' del PSM, Maru Menéndez, por las filtraciones de las reuniones de la Ejecutiva para fijar la postura del partido sobre Bankia, que, según ha subrayado, es la expuesta por él esta mañana en el pleno del Congreso.

Rubalcaba se ha expresado en estos términos en rueda de prensa, tras reunirse con el presidente de Asturias y secretario general del PSOE en el Principado, Javier Fernández, dentro de la ronda de contactos con los líderes regionales de su partido que comenzó la semana pasada con el andaluz José Antonio Griñán.

El secretario general del PSOE no se ha disculpado con Menéndez, en contra de la petición del líder del PSM, Tomás Gómez, quien se mostró convencido de que Rubalcaba pediría hoy perdón públicamente a la senadora y diputada regional por acusarla de ser la persona que filtra a los medios el contenido de las reuniones de la Ejecutiva.

"He hablado con Maru y está el asunto zanjado", se ha limitado a contestar, y se ha negado a abundar en este tema. "No voy a seguir por ahí", ha avisado.

La polémica se produjo ayer, cuando Rubalcaba fue 'pillado' por el micrófono de una cámara mientras comentaba que tendría que "echar" a Menéndez para que no filtrara los debates internos del partido, en concreto el referido a la postura de los socialistas en torno a la crisis en Bankia.

En esta línea, Rubalcaba ha rehusado también pronunciarse sobre la intervención en esa reunión de la diputada catalana Carme Chacón reclamando que el PSOE pida la creación de una comisión de investigación sobre lo sucedido en la cuarta entidad financiera del país.

Precisamente, sobre Bankia ha dejado claro que la posición del PSOE es la que él ha expuesto esta mañana en la sesión de control al Gobierno de la Cámara baja y que ha resumido en pedir las comparecencias parlamentarias necesarias para saber lo que ha pasado y que los ciudadanos estén informados, sin descartar otras actuaciones, como una comisión de investigación.

De hecho, y dado que esta tarde se tiene que acordar en la subcomisión de seguimiento del fondo de reestructuración bancaria si se aceptan las comparecencias o no, ha incidido en que "cinco minutos" después de conocer la postura del PP se hará pública la de los socialistas.

Al hilo de lo anterior, ha asegurado que su partido decidirá también en las próximas horas el sentido de su voto en la convalidación del decreto-ley con la nueva reforma financiera.

Necesitan para ello obtener una respuesta del Ministerio de Economía sobre el documento que el PSOE le ha hecho llegar con sus propuestas y ver qué grado de aproximación hay, sobre todo si se acepta que se tramite como proyecto de ley para poder introducir modificaciones.