Rato asegura que su patrimonio está "muy por debajo" de 27 millones

"No he movido 12 millones en ninguna divisa, ni siquiera en euros, en mi vida", asegura

Hacienda le sigue el rastro a su ex mujer y a los hijos de la pareja

nacional

| 18.04.2015 - 14:12 h
REDACCIÓN

El ex vicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato ha asegurad que su patrimonio está "muy por debajo" de los casi 27 millones de euros que le atribuye Hacienda, al tiempo que ha negado que se haya dedicado a vaciar sus sociedades, ninguna de las cuales, insiste, está situada en paraísos fiscales "ni fuera de la UE".

"Mi patrimonio es mucho más menguado. Los 27 millones es una cifra nada real que no se sustenta", ha sentenciado el exministro de Economía en declaraciones a Efe en alusión a las cifras sobre sus bienes que ha publicado hoy el diario El Mundo.

No solo eso, sino que el que fuera director gerente del FMI desmiente la acusación de que defraudó 1,42 millones de IRPF en 2012 y 2013, una deuda muy superior a los 120.000 euros en los que está establecido el límite para ser considerado un delito fiscal, dado que en esos dos años no estaba trabajando.

Y ello porque en 2012, solo trabajó para Bankia hasta que lo dejó en mayo de 2012, tras lo cual, "prácticamente" no tuvo trabajo ese año. "En 2013, trabajé algo más, pero en cualquier caso, mis ingresos están lejos de esas cifras", añade.

Según el mismo diario, la Agencia Tributaria le achaca haber defraudado en el Impuesto de Sociedades una cuantía de 939.741 euros en los ejercicios 2011, 2012 y 2013 con unas sociedades vinculadas a él y que movieron 12 millones en divisas.

"NO HE MOVIDO 12 MILLONES EN NINGUNA DIVISA EN MI VIDA"

"No he movido 12 millones en ninguna divisa, ni siquiera en euros, en mi vida", ha afirmado contundente el exbanquero, que explica que no se dedica "a comprar ni vender moneda", y aunque ha "podido hacer transferencias en distintas divisas" jamás ha manejado "esas cifras".

Hacienda también le acusa de despatrimonializar sociedades para eludir el pago de fianzas en los procedimientos judiciales que tiene abiertos mediante una serie de operaciones que "se vienen produciendo con mucha intensidad en los años 2014 y 2015 y que podría derivar de las posibles responsabilidades pecuniarias que le pueden ser exigidas a Don Rodrigo Rato Figaredo en el proceso judicial denominado Bankia".

Nuevamente, Rato lo rechaza tajantemente y responde que no ha "vendido nada, ni un inmueble" en esos años, aunque precisa que si ha "podido vender algo", como por ejemplo acciones, "ha sido para pagar algo, como un crédito".

Lo que sí reconoce es ser propietario de la sociedad VivaWay, pero subraya que él no "hace ningún negocio con Gibraltar".

"Yo no he movido jamás un duro con Gibraltar", afirma tajante Rato, aunque sí aclara que la firma de abogados que trabaja para esa empresa tiene una oficina en ese territorio.

Con todo, vuelve a insistir en que no tiene "ninguna sociedad en ningún paraíso fiscal ni fuera de la UE".

También admite tener una participación del 44 % en la sociedad propietaria del hotel Catalonia Berlin Mitte en la capital alemana, pero es "imposible" que cobre 17 millones de euros de alquiler al establecimiento cuando su categoría le impide "generar esa cantidad, ni siquiera en facturación", agrega.

HACIENDA LE SIGUE EL RASTRO A SU EX MUJER

Rodrigo Rato, exvicepresidente del Gobierno con José María Aznar, se ha quedado solo en el escenario político tras ser acusado de graves delitos, entre ellos fraude fiscal, y haber afrontado un proceso de detención que ha sido portada en todos los medios de comunicación.

El que fuera director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) y pudo ser candidato a la presidencia del Gobierno se enfrenta a los presuntos delitos de fraude, blanqueo de capitales y alzamiento de bienes dictados por la Fiscalía de Madrid.

Hacienda le sigue el rastro a su exmujer, a los hijos de la pareja. Que podían estar vinculados con el entramado de sociedades familiares y sus ramas en distintos paraísos fiscales, como Gibraltar.

Los movimientos entre las sociedades, podrían haber sido motivados, por la necesidad de hacer frente a fianza por el caso bankia. Hoy la prensa, recoge el extenso patrimonio de los Ratos.

Pese a que él mismo niega tener sociedades en paraísos fiscales o fuera de Europa, para la Agencia Tributaria hay pruebas suficientes que relacionan ese entramado empresarial con países como Luxemburgo, Holanda, Suiza o la República Dominicana. Además de incluir en su patrimonio participaciones en dos Sicav.

Sea como fuere, las pesquisas se dirigen ahora hacia su exmujer, María Ángeles Alarcó. Ambos mantienen buena relación pese a estar separados.

Según el diario La Razon, la Agencia Tributaria investiga a diversas empresas y sociedades en las que figura la exmujer de Rato por si tuvieran relación con delitos de fraude y blanqueo de capitales.

Ante todo este despliegue sospechoso, según fuentes jurídicas, Hacienda comunicó a la Fiscalía que había riesgo de ocultación y destrucción de pruebas.

Y eso, unido al vaciamiento patrimonial al que estaba procediendo Rato, provocó su detención. El juez ha ordenado el bloqueo de sus cuentas y productos financieros, y ha solicitado los últimos 10 movimientos realizados en sus cuentas bancarias.

La pesadilla para Rato comenzó hace tres años, cuando el Gobierno nacionalizó BFA, la matriz de Bankia, entidad de la que fue presidente desde 2010 hasta 2012 y se inició así un largo proceso que terminaría haciéndole declarar como imputado en la causa que investiga las cuentas del banco.

Rato fue imputado el 8 de octubre de 2014 por presunto uso indebido de las tarjetas de crédito para gastos personales de Caja Madrid y de Bankia que no eran declarados al fisco y días después se suspendió temporalmente su militancia en el PP.

Tras las últimas actuaciones judiciales contra Rato por supuestos fraude, blanqueo de capitales y alzamiento de bienes será el titular del Juzgado de Instrucción número 31 de Madrid, Antonio Serrano-Arnal, conocido como el magistrado de la "Operación Puerto", el encargado de continuar la investigación.