El juez ordena el bloqueo de todas las cuentas de Rato y de sus sociedades

El juez de instrucción número 35 de Madrid, Enrique de la Hoz, ha ordenado el bloqueo inmediato de todas las cuentas corrientes, depósitos, fondos y préstamos titularidad a nombre del exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato, y de sociedades relacionadas con él.

De la Hoz (en funciones de guardia), a petición de la Fiscalía, ha enviado un requerimiento a las patronales del sector -la Asociación Española de Banca (AEB), la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) y la Unión Nacional de Cooperativas de Crédito (Unacc)-, para que procedan al bloqueo de las cuentas del exministro y de sociedades ligadas a él.

La paralización de las cuentas evitará las retiradas de efectivo, aunque podrán seguir recibiendo ingresos, que quedarán inmediatamente paralizados.

Este mismo magistrado fue el que también a instancias del Ministerio Fiscal ordenó ayer los registros en el domicilio y el despacho de Rato, al que se investiga por delitos de fraude, blanqueo de capitales y alzamiento de bienes.

Las alarmas sobre el exbanquero saltaron tras la multimillonaria fianza del caso Bankia, cuando la unidad de inteligencia financiera, dependiente del Ministerio de Economía, puso el foco sobre Rato en febrero.

Y es que la Agencia Tributaria llevaba "bastante tiempo" investigando el patrimonio del ex director gerente del FMI, como ha reconocido hoy el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y por ello su nombre figuraba en la lista de 705 contribuyentes sospechosos de aprovechar la amnistía para lavar parte de su patrimonio.

De entre todos ellos, la unidad antiblanqueo, el Sepblac, se fijó inmediatamente en Rato porque Hacienda detectó contradicciones sobre sus bienes y había descubierto su participación en un complejo entramado societario, cuyos vínculos se extenderían hasta algunos paraísos fiscales, explicaron a Efe fuentes de la investigación.

Ante la sospecha de que esa red empresarial pudiera servir para esconder parte de su fortuna y tras hallar movimientos extraños de capitales durante la fase de instrucción del "caso Bankia", el Gobierno decidió actuar y denunciar los hechos a la Fiscalía, que detectó indicios de delitos de fraude, blanqueo y alzamiento.

Por eso el juez de guardia en Plaza de Castilla decidió ayer, con carácter urgente, el registro durante más de siete horas del domicilio de Rato y posteriormente de su despacho, en una investigación que continuó hoy para seguir recabando información de los ordenadores del que estuvo llamado a suceder a José María Aznar al frente del PP.

RATO ASEGURA QUE NO TIENE NINGUNA SOCIEDAD "NI EN UN PARAÍSO FISCAL NI FUERA DE LA UE"

Ante el escándalo mediático, Rato ha insistido a Efe en su confianza en la Justicia y su disposición a colaborar en todo momento, al tiempo que ha asegurado que no tiene ninguna sociedad "ni en un paraíso fiscal y, ni siquiera, fuera de la Unión Europea".

También ha negado los movimientos de dinero entre sus sociedades después de que el magistrado Fernando Andreu reclamara 800 millones para cubrir de forma solidaria posibles responsabilidades por la salida a bolsa de Bankia, que finalmente acabó aportando el grupo BFA-Bankia en solitario.

No obstante, el grupo financiero dejó claro que reclamaría a Rato y otros antiguos miembros de la cúpula de la entidad la parte proporcional de la fianza, lo que le llevó a exigir al exministro de Economía y Hacienda 133,33 millones en un primer momento, mediante un requerimiento notarial, pero sin descartar acudir a la Justicia.

De momento, el expresidente de Bankia continúa en libertad, pero a la espera de si prosiguen los registros en su finca El Molino, en el municipio madrileño de Carabaña, y de la decisión que pueda tomar el magistrado al que por reparto ha recaído la denuncia que la Fiscalía de Madrid interpuso contra el exbanquero.

La Fiscalía de Madrid recogía en su escrito las sospechas vertidas por la Agencia Tributaria contra empresas y sociedades en las que figuran como titulares miembros de la familia de Rato, como su exmujer, María Ángeles Alarcó, su hermana y una sobrina.

Aunque el juez de la denominada "operación Puerto" es el encargado por el momento de esta investigación, la Fiscalía Anticorrupción ha reclamado su competencia para hacerse cargo de la misma, asunto sobre el que tendrá que decidir el lunes la fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal.

No en vano, la decisión tomada por Hacienda de llevar el caso a la Fiscalía de Madrid provocó ayer el malestar en Anticorrupción, que conoció la noticia a través de la prensa, a pesar de que desde hace algunos meses se seguía la pista del actual miembro del consejo asesor de Telefónica.

RATO VUELVE A SU DESPACHO ENTRE INSULTOS

El ex vicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato se ha desplazado a las 12 horas de este viernes desde su casa hasta su despacho en el barrio de Salamanca de Madrid para presenciar el registro que realizan los agentes del servicio de Aduanas.

En un coche azul ha recorrido los escasos metros que separan su domicilio en la calle Don Ramón de la Cruz y su despacho en la calle Castello. Sonriente, con un traje gris y camisa blanca, el ex ministro ha tenido que escuchar en este recorrido diversos insultos de transeúntes como "hijo de puta" o "cabrón" y "ladrón".

Rato, que no está detenido, ha entrado decidido en el lugar sin hacer declaraciones a los medios. De hecho al ser preguntado por los numerosos periodistas destacados en la zona, Rato ha respondido diciendo que no puede hacer declaraciones.

Aunque las ventanas del despacho situado en un semisótano han sido tapadas con cartones por los agentes Aduanas, por los resquicios se ha podido ver a Rato sentado en una silla y consultando documentación.

Los agentes de Aduanas dependientes de la Agencia Tributaria han registrado el despacho de Rato desde en torno a las 20 horas de ayer jueves y han permanecido allí, según los vecinos, toda la noche.

El exministro de Economía entraba, de regreso, en el portal de su vivienda en el barrio de Salamanca de Madrid pocos minutos antes de las 14:00 horas en medio de un nutrido grupo de periodistas, a los que no ha hecho declaraciones. Fuentes cercanas a la investigación han señalado que el registro ha finalizado ya y que finalmente no proseguirá en la finca El Molino, propiedad del exbanquero, situada en la localidad madrileña de Carabaña.

EN LIBERTAD, DESDE LA MADRUGADA

El exvicepresidente del Gobierno, Rodrigo Rato, ha quedado en libertad por orden del juez de Instrucción número 35 de Madrid tras haber concluido los registros realizados por los agentes de Aduanas y de la Agencia Tributaria en el domicilio y despacho del exbanquero.

"Tengo confianza en la Justicia y he colaborado activamente con ellos. Estoy en mi casa, con mi familia y en libertad", ha asegurado el exministro de Economía en declaraciones efectuadas nada más recuperarla pasada la medianoche, cuando han concluido los registros, que se han prolongado durante algo más de siete horas.

La entrada en las propiedades de Rato eran consecuencia de la denuncia que en la mañana de ayer interpuso contra él y otras personas aún no identificadas la Fiscalía de Madrid, que inició una investigación hace varios días por posibles delitos de fraude, blanqueo de capitales y alzamiento de bienes y que permanece secreta.

El magistrado Enrique de la Hoz, titular del Juzgado de Instrucción número 35 de Madrid, admitió a trámite esa denuncia y ordenó los registros pedidos por el fiscal, que comenzaron a las 17:00 horas en la vivienda del exbanquero, situada en el céntrico barrio de Salamanca de Madrid.

Pasadas las 20:15 horas, el expresidente de Bankia fue trasladado a su despacho, pero lo hacía detenido, ya que el juez tuvo que firmar su orden de arresto -que no había pedido la Fiscalía-, para poder proseguir con el registro.

Eran las 0:18 horas cuando el exdirector gerente del FMI abandonaba su despacho y recobraba su libertad, dictada por el juez a petición del Ministerio Público, una vez que los agentes habían sacado una veintena de cajas con todo tipo de documentación, reciente y con más de 15 años de antigüedad, según han informado fuentes de la investigación.

Al mismo tiempo que se producían los registros en Madrid, la Agencia Tributaria ha realizado otras inspecciones en un despacho de abogados situado en la urbanización de lujo de Sotogrande, en el municipio de San Roque (Cádiz), según fuentes próximas a la investigación.

Las reacciones por su detención, que se ha producido tan solo dos días después de que se conociera que se acogió a la amnistía fiscal en 2012 y que Hacienda le incluyó en un listado de 705 personas sospechosas de haber podido blanquear capitales, no se han hecho esperar.

PROTESTAS ANTE LA SEDE DEL PP

Unas 300 personas se han concentrado hoy ante la sede del PP, en la madrileña calle de Génova, para protestar contra la corrupción tras el arresto del que fuera vicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato, acusado de fraude y blanqueo de capitales.

Tras una convocatoria a través de las redes sociales y bajo el hashtag #19HGenova, los concentrados ocupaban la acera frente a la sede custodiados por un importante número de agentes de la Unidad de Intervención Policial.

REACIONES A LA DETENCIÓN

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha insistido en que esta actuación demuestra que el sistema funciona y que la ley es igual para todos con independencia de su condición "profesional o política".

Por su parte, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha señalado que se escandalizaría si la Agencia Tributaria no pudiera investigar a personas con relevancia social, "como ocurrió en ocasiones anteriores", a lo que ha añadido que a los funcionarios de la AEAT no debe preocuparles los nombres y apellidos ni la afiliación política de los investigados.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha pedido la dimisión del ministro de Hacienda y ha asegurado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tiene que dar explicaciones sobre este asunto. Precisamente, el grupo parlamentario socialista ha pedido hoy la solicitud de comparecencia urgente en la Comisión de Hacienda del ministro Montoro para informar de la regularización fiscal y del caso de Rodrigo Rato.

Además, el director general de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez, comparecerá el próximo martes en el Congreso para informar sobre la lucha contra el fraude fiscal, decisión que se ha adoptado tras conocerse la actuación judicial contra el exministro.

Desde el PP, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha asegurado que la investigación abierta a Rato demuestra que para el Gobierno "no hay excepciones" a la hora de exigir y de velar por el cumplimiento de la ley de cualquier ciudadano.

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha admitido que para ella este suceso es "triste" y ha dicho que las instituciones deben indagar sobre cualquier indicio, pero que no debe haber "juicios paralelos". Mientras, la líder de UPyD, Rosa Díez, ha incidido en que si alguien cree que todo se va a arreglar haciendo del exvicepresidente del Gobierno un "chivo expiatorio" se equivoca porque va a salir "todo el rebaño".

El candidato de IU a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, se ha mostrado convencido de que, tras el arresto de Rato, "todavía queda mucho por salir" y que el PP "debería estar preocupado de que se esté convirtiendo en tendencia la detención" de sus dirigentes.