Rajoy apuesta por un "acuerdo de mínimos" pero sin presionar al PSOE

Urkullu sitúa el acercamiento de los presos de ETA como punto clave para negociar con el PP

El PSOE avisa a Rajoy que seguirá diciéndole 'no' tras su Comité Federal y le insta a buscar apoyos entre sus afines

Rivera: "Estamos esperando a que muevan ficha"

nacional

| 04.07.2016 - 11:31 h
REDACCIÓN

El presidente del PP, Mariano Rajoy, aboga por alcanzar con rapidez un "acuerdo de mínimos" que permita un Gobierno estable aunque sin presionar al PSOE y respetando sus plazos internos, mientras el PNV ya se ha fijado como uno de los puntos de las negociaciones el acercamiento de los presos de ETA.

Un día antes de que Rajoy inicie con los representantes de Coalición Canaria su ronda de contactos para la investidura, el presidente del Gobierno ha remarcado que es "absolutamente imprescindible" un entendimiento sobre los presupuestos para 2017, el techo de gasto y el cumplimiento de los compromisos con Europa.

"Se trata de dotar al Gobierno de la mayor estabilidad posible y pactar un acuerdo al menos de mínimos para el funcionamiento normal de ese Gobierno en el Parlamento", ha explicado Rajoy, que ha pedido evitar a toda costa el "disparate" de unas terceras elecciones.

Desde su partido, Pablo Casado ha adelantado que el PP no piensa presionar al PSOE y respetará sus plazos para decidir sobre la investidura de Rajoy, porque "no sería muy efectivo meter toda la presión" sobre los socialistas estos días.

Los populares esperan a la celebración del Comité Federal del próximo sábado, aunque han apelado también a la responsabilidad del PSOE porque es la formación que tiene "la llave" para desbloquear la situación.

A pesar de las reticencias iniciales, en el PP creen que no habrá demasiados problemas para conseguir el beneplácito de Ciudadanos y del PNV para la investidura de Rajoy, aunque reconocen también que necesitan de apoyos o abstenciones adicionales para sacarla adelante.

EL PNV PONE ENCIMA DE LA MESA EL ACERCAMIENTO DE PRESOS

De momento y para empezar a hablar, el PNV ha puesto sobre la mesa la llamada "agenda vasca", que incluye asuntos tan espinosos como la política penitenciaria o el acercamiento de los presos etarras a cárceles del País Vasco.

En una conferencia en los cursos de verano de San Lorenzo de El Escorial, el lehendakari, Íñigo Urkullu, ha advertido de que, si el PP quiere hablar con el PNV, debe poner sobre la mesa "la agenda vasca".

Menos optimista que el PP, Urkullu reconoce que el diálogo no tiene por qué conducir a acuerdos. "De hablar a acordar hay un largo trecho", ha avisado.

Antes del PNV, los primeros en pasar mañana por el Palacio de la Moncloa serán los representantes de Coalición Canaria.

COALICION CANARIA QUIERE ACUERDOS

El secretario general de CC, José Miguel Barragán, ha hecho un llamamiento a la "madurez" de todos los partidos para que se llegue a algún tipo de acuerdo que permita formar gobierno sin acudir a unas terceras elecciones.

Acude mañana a Madrid con la disposición de "escuchar" y comprobar si existe posibilidad de iniciar un proceso de negociación o se trata solo de un contacto "exploratorio".

Barragán ha señalado que, si se abre ese diálogo, su partido planteará la "agenda canaria" que contempla la revisión del sistema de financiación, la actualización del Régimen Económico y Fiscal y planes de empleo e inversiones para las islas.

Rajoy inicia mañana las consultas al igual que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, que empieza este martes una ronda de reuniones con los líderes territoriales socialistas para sondear la opinión del conjunto del partido.

EL PSOE INSISTE QUE SANCHEZ LE DIRA NO

El PSOE ha dicho ya que no facilitará la investidura del presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, y, por eso, fuentes de la dirección socialista aseguran que el partido no entiende por qué el líder del PP quiere esperar al Comité Federal para llamar al líder de los socialistas, Pedro Sánchez, ya que su posición seguirá siendo la misma.

Según estas fuentes, el secretario general del PSOE está dispuesto a reunirse con el líder del PP pero le recomienda que, cuando llegue ese encuentro, tenga ya una mayoría articulada con sus "afines ideológicos", porque "no puede contar" con los socialistas para seguir en La Moncloa.

Desde Ferraz, se anima así a Rajoy a "no dilatar más" estas negociaciones y a ponerse manos a la obra en la búsqueda de esa mayoría alternativa, en la que los socialistas creen que debería mirar a Ciudadanos y a partidos nacionalistas de derechas.

Porque lo que debe tener claro es que el PSOE y su secretario general le van a "decir que no". De esta manera, la dirección socialista descarta que vaya a haber cambios significativos en el próximo Comité Federal, que se reunirá el próximo sábado por primera vez después de las elecciones del 26 de junio.

Uno de esos líderes territoriales es la presidenta andaluza, Susana Díaz, que ha pedido a Mariano Rajoy que se ponga "a trabajar cuanto antes" porque le toca "mover ficha" tras las elecciones.

"Ahora, a quien le toca mover ficha es al presidente del Gobierno, es el que ha ganado las elecciones, no puede poner en hombros del partido que ha perdido las elecciones su responsabilidad", ha alertado.

Ha terciado también en el debate el responsable económico del PSOE, Jordi Sevilla, que ha sugerido al PP que, "por responsabilidad", podría barajar la posibilidad de buscar otro candidato en lugar de Mariano Rajoy, con el fin de lograr respaldos suficientes para sacar adelante la investidura.

En un mensaje en Twitter, el exministro se queja de que el PP, en vez de "cambiar de líder o de políticas", se dedique a "presionar" al PSOE al constatar que nadie quiere respaldar la reelección de Rajoy.

RIVERA NO CONFIA EN UN GOBIERNO A TRES

Mover ficha es lo que también le pide a Rajoy el líder de Cuidadanos, Albert Rivera. Para éste, la opción más probable de Gobierno será con el PP en minoría y la abstención de los socialistas mientras que Ciudadanos votará en contra, asumiendo así que no saldrá adelante su "plan A" de un gobierno consensuado "a tres".

Ha lamentado que una semana después de las elecciones, el PP no se haya puesto en contacto con Ciudadanos para sondear su apoyo a la investidura de Rajoy.

Tras criticar al presidente del PP por no haber movido "ficha" todavía, Rivera ha dicho ser consciente de que sus 32 escaños no son decisivos y sí los del PSOE, que, con su abstención, desbloquearía la investidura y permitiría la formación del nuevo gobierno.

De momento, y a la espera de la Constitución de las Cortes, hoy ha comenzado el plazo para que los diputados elegidos el 26 de junio presenten sus credenciales en el Congreso.

En la primera jornada, sólo tres diputados de 350 han cumplido los trámites preceptivos en la Cámara baja, dos del PSOE y uno del PP.