Rajoy llama al presidente de la gestora del PSOE

Acuerdan mantener el cauce de comunicación entre ambos partidos

Rajoy reclama prudencia a la cúpula del PP, a la espera de que se mueva la gestora del PSOE

nacional

| 03.10.2016 - 16:47 h
REDACCIÓN

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha llamado hoy al presidente de la Comisión Gestora del PSOE, Javier Fernández, con el que ha acordado proseguir con el cauce de comunicación que siempre ha habido entre el Ejecutivo y el primer partido de la oposición.

En un comunicado, el PSOE ha informado de esta llamada "protocolaria" en la que Rajoy ha felicitado a Fernández por su nombramiento al frente de la Gestora que dirigirá al PSOE hasta la celebración del próximo Congreso.

En su primera rueda de prensa como presidente de la Gestora, Javier Fernández ha señalado que se reunirá con el presidente del Gobierno en funciones si éste le convoca, y ha recalcado que, por el momento, el "no" de los socialistas a apoyar su investidura sigue vigente. "Yo no voy a llamar a Rajoy, pero si Rajoy me llama me voy a reunir con él", ha explicado el dirigente asturiano.

Fuentes del Gobierno han informado a Efe de que el jefe del Ejecutivo en funciones llamó esta mañana a Fernández, pero éste no pudo hablar con él porque se encontraba reunido.

Al término del primer encuentro de la Gestora socialista creada el pasado sábado ha sido cuando el presidente de la misma ha devuelto la llamada a Rajoy.

En esa conversación, según las fuentes del Ejecutivo, además de felicitarle por su nombramiento, Rajoy ha deseado "suerte" a su interlocutor y ambos han quedado en volver a hablar próximamente.

RAJOY RECLAMA PRUDENCIA A LA CÚPULA DEL PP

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha reclamado este lunes prudencia a la cúpula del Partido Popular ante la situación de crisis interna en la que están sumidos los socialistas, a la espera de ver qué pasos va dando la gestora del PSOE, según han informado fuentes 'populares'. Si el pasado miércoles Rajoy ordenó a los suyos no entrar en la "crítica política" ante la guerra interna abierta en el PSOE, esa consigna es la que sigue imperando en la dirección del PP, que apela a la cautela y pide esperar. "Hay que esperar a ver qué quiere el PSOE", resume uno de los miembros del comité de dirección del PP. "Se trata de esperar por ahora. No siempre hay que hacer algo", añade otro responsable de la cúpula del partido.

Por lo pronto, el presidente de la comisión gestora del PSOE, Javier Fernández, no ha aclarado si el Partido Socialista se abstendrá, si bien ha admitido que "la peor de las soluciones" tanto para su formación como para España es ir a nuevas elecciones, dado que asume el "desgaste" que eso les produciría en la actual situación.

Después del convulso fin de semana vivido en la sede socialista de Ferraz, en las filas del PP son conscientes de que el PSOE necesita un tiempo para calmar las aguas y prefieren mantener la postura de discreción que han mantenido estos días. "Difícil pescar un alto cargo del PP en las aguas revueltas del PSOE", afirma una persona próxima a Rajoy.

SIN DESCARTAR LAS ELECCIONES

En las filas del PP no descartan la celebración de unas terceras elecciones, ya que consideran que no basta una abstención para que Rajoy sea investido presidente si no tiene garantizada después la gobernabilidad y ni siquiera puede aprobar los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

La propia secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha asegurado hoy que su formación no quiere que haya unas terceras elecciones generales en España, pero ha subrayado que el Gobierno que se forme en España "en el momento que sea tiene que ofrecer tranquilidad, seguridad y confianza". "Desde el PP creemos que los españoles quieren un Gobierno que les dé estabilidad, tranquilidad y confianza", ha declarado Cospedal a los periodistas antes de asistir al acto institucional del Día de la Policía en Toledo.

En este sentido, ha indicado que la postura del PP es la misma que lleva defendiendo Mariano Rajoy desde las elecciones generales del 20 de diciembre y "no ha cambiado en absoluto". "Las posturas de otros las tienen que contar otros partidos", ha afirmado, en alusión al PSOE.