Rajoy comienza las conversaciones para formar Gobierno

El presidente del Gobierno en funciones confía en encontrar "voluntad de entendimiento"

Ciudadanos retira el 'veto' a Rajoy y plantea hablar primero 'de contenidos'

Susana Díaz reclama que haya Gobierno en julio y reconstruir el PSOE desde la oposición

Rajoy se reunirá el martes con Coalición Canaria

Vara abre la puerta a que el PSOE posibilite la investidura de Rajoy

nacional

| 30.06.2016 - 08:42 h
REDACCIÓN

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha comenzado hoy a hablar con las distintas fuerzas políticas para explorar la posibilidad de formar gobierno y ver su hay "voluntad de entendimiento". Según ha dicho, si hay "buena disposición" nombrará una comisión negociadora.

Rajoy ha subrayado que lo "razonable" es que a la "mayor celeridad posible" en España pueda haber un nuevo Ejecutivo. A su entender, una vez que se constituyan las Cortes hay que ser "rápidos, diligentes y constructivos". De hecho, ha recordado que el Gobierno lleva en funciones desde octubre del año pasado y ha recalcado que en esa situación no puede presentar proyectos de ley y las decisiones que puede tomar son "realmente pocas". Según ha recalcado, esta situación no se puede prolongar "indefinidamente".

El presidente en funciones ha dicho que le gustaría que fuera un Ejecutivo de "amplia base parlamentaria" para "cuatro años" con el objetivo de dar "seguridad, confianza y certidumbre", máxime cuando hay "retos" por delante como la salida de Reino Unido de la UE, consolidar la recuperación económica, seguir creando empleo y hacer las reformas pendientes. Eso sí, ha explicado que si esa opción de formar un gobierno "estable" de amplia base parlamentaria no es posible, intentará gobernar en solitario con los votos y los apoyos que los ciudadanos han dado al PP en las urnas.

VIGENTE SU DOCUMENTO DE OBJETIVOS

Rajoy ha recordado que a principios de año ya presentó un documento con objetivos y pactos para los próximos años que entregó tanto al socialista Pedro Sánchez como al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera. "Ese documento está plenamente en vigor", ha apostillado y ha explicado que ese documento que elaboró el PP, y que él ¡ha repetido en sus mítines de campaña, incluye aspectos como consolidar la recuperación, mejorar el sistema de financiación, fortalecer el sistema de bienestar social, un pacto educativo o mejorar la lucha contra el terrorismo.

Sin embargo, ha mostrado su disposición abierta a escuchar lo que propongan otras fuerzas, ya que con 137 escaños no puede llevar a cabo el cien por cien de su propuestas. "Escucharé lo que plantean los demás y vamos a ver las posibilidades que hay de entendimiento", ha aseverado.

En este sentido, ha reiterado que lo "más importante" en este momento es tener "voluntad" de llegar a "algún tipo de entendimiento" para dar salida a esta situación. "Si no hay voluntad de entendimiento, no quiero ni pensar lo que puede ocurrir", ha proclamado.

CONVERSACÓN CON COALICIÓN CANARIA

Mariano Rajoy se reunirá el martes con representantes de Coalición Canaria para tratar de buscar un acuerdo para su investidura. La diputada electa de Coalición Canaria, Ana Oramas, ha confirmado que Rajoy y el presidente de la comunidad autónoma canaria, Fernando Clavijo, han hablado por teléfono durante un minuto y se han emplazado para la reunión del martes.

Oramas, que no ha concretado quién de CC acudirá a la reunión con Rajoy, ha explicado que su partido acudirá a este encuentro con disposición al diálogo porque considera necesario que se forme un gobierno cuanto antes y cree que sería "inadmisible" que hubiese terceras elecciones.

Ha advertido en cualquier caso de que Coalición Canaria no tiene intención de firmar con Rajoy un "contrato de adhesión", y pedirá al líder del PP un cambio en sus políticas, sobre todo en las de materia social y relacionadas con los derechos de los ciudadanos.

Además, le reclamarán "políticas de Estado" para Canarias, que según ha dicho han sido "eliminadas" en los cuatro años de Gobierno de Rajoy.

Entre las políticas y reformas que, según Oramas, deben cambiar ha citado la reforma laboral, la LOMCE o el sistema de financiación autonómica, y ha reclamado también un pacto que garantice el sistema de pensiones.

Coalición Canaria, en cualquier caso, acudirá a este encuentro con la mayor disposición al diálogo, como hizo en la anterior legislatura cuando accedió a reunirse con el socialista Pedro Sánchez, porque consideran necesario que España cuente cuanto antes con gobierno y para evitar que haya nuevas elecciones

CIUDADANOS PLANTEA HABLAR DE CONTENIDOS

El portavoz de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta, ha dicho que no es el momento de hablar de "nombres" para presidir el Gobierno, apartando la exigencia de rechazar a Mariano Rajoy, y hadicho que lo primero es ver si hay "disposición" por parte del PP para cumplir las condiciones de regeneración de C's. "Primero hay que hablar de contenidos y luego los nombres porque si no se va a reformar la justicia, la ley electoral o no se impulsa un pacto nacional por la educación, no hay nada que hablar", ha advertido.

Ha subrayado la idea de que "investir por investir no tiene sentido", apostando por un acuerdo de legislatura o incluso de media, y ha asegurado que una vez que se hable del contenido se verá "si hay mimbres para hacer el cesto".

Ahora, ha dicho Girauta, no hay que "bloquear" las negociaciones hablando de los asuntos que generan "más rechazo", una postura que supone un giro en la que ha mantenido hasta ahora el líder del partido, Albert Rivera, quien durante la campaña afirmó que con los votos de Ciudadanos no apoyarían un Gobierno presidido por Rajoy al no ser la persona adecuada para emprender una nueva etapa de cambio.

Girauta ha asegurado que "para nada" van a enseñar la carta "sin saber" si se cumplen las condiciones que Ciudadanos pondrá en las negociaciones.

El portavoz de Ciudadanos se ha mostrado muy contundente al asegurar que no habrá unas terceras elecciones porque "sea como sea tiene que acabar habiendo acuerdo", aunque Ciudadanos no está por "regalarle el voto a nadie" y votará de acuerdo con sus condiciones "de regeneración".

Ciudadanos insiste en su oferta de una mesa de negociación tripartita con PP y PSOE para consensuar la formación del ejecutivo y ha aprovechado para criticar a los socialistas por "bloquear" la situación con su negativa a apoyar al candidato del PP y ha puesto la pelota en su tejado al subrayar que "la única suma que funciona ya es esa".

VARA ABRE LA PUERTA A QUE EL PSOE POSIBILITE LA INVESTIDURA DE RAJOY

Cuatro días después de las elecciones, el rechazo del PSOE a posibilitar la investidura de Rajoy se resquebraja y los socialistas abren la puerta a discutir fórmulas como la de "una mínima abstención de última hora" apuntada hoy por el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara.

"Cuando digo mínima digo la estrictamente imprescindible", ha dicho Vara en una entrevista en Antena 3, lo que ha dado pie a no descartar que hasta siete diputados socialistas pudieran ausentarse del hemiciclo o votar abstención en caso de que el PP contara con el apoyo de Ciudadanos, pero no de los nacionalistas vascos y canarios.

Aunque por el momento ningún otro 'baron' ha secundado abiertamente esa posición, la andaluza Susana Díaz y el castellanomanchego Emiliano García-Page han empezado a mostrar tibieza.

Tras sostener que los votos del PSOE no pueden servir "de muleta de Rajoy o de Iglesias", Susana Díaz ha señalado que es el Comité Federal del PSOE el que decidirá el 9 de julio la posición del partido, mientras que Page ha planteado que, si Rajoy estuviera "dispuesto a aceptar condiciones" que hoy rechaza, el PSOE podría facilitar la formación de gobierno.

En la línea de poner condiciones, el líder de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, ha apuntado que lo que es "seguro" es que no habrá abstención si Jorge Fernández Díaz sigue de ministro.

Entre los más beligerantes contra esa posibilidad destaca el presidente de Aragón, Javier Lambán, que ha advertido de que "nunca verá razonable" que su partido apoye la investidura de Rajoy, ni siquiera por la "vía de la abstención", y la vasca Idoia Mendia, que ha apelado a la "coherencia" de los socialistas para no hacerlo.

Lo que sí descartan los dirigentes territoriales con la máxima rotundidad es el gobierno de 'gran coalición' con el PP: "Nunca he sido partidaria de la gran coalición, ni lo seré, ni con Rajoy ni con el PP", ha subrayado Susana Díaz, la más firme opositora, por otra parte, a que el PSOE vuelva a aceptar el encargo de formar gobierno, si el PP no lo consigue.

Sin embargo, no todos en su partido han descartado que Sánchez lo pueda volver a intentar, sólo si Rajoy fracasa, entre ellos los socialistas de Baleares: "Si no lo consigue, como alternativa y formación hegemónica de la izquierda nos pondremos en marcha", ha asegurado su cabeza de lista al Congreso, Pere Joan Pons.

Tampoco la secretaria de Estudios y Programas del PSOE y cabeza de lista por Barcelona, Meritxell Batet, persona de confianza de Pedro Sánchez, lo descartó el pasado lunes, mientras que la corriente Izquierda Socialista ha abogado por intentar un pacto entre los partidos de izquierdas, si Rajoy naufraga.

DÍAZ RECLAMA QUE HAYA GOBIERNO EN JULIO

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, reclamó hoy que se constituya un gobierno "cuanto antes, en julio, no en septiembre", y abogó por reconstruir el PSOE "desde la oposición".

Díaz dice que tiene que haber un gobierno y que "el que tiene que dar un gobierno a España es quien ha ganado las elecciones, no puede sestear esperando a que alguien le regale un gobierno", porque además "hay mayoría de derechas" en el Congreso de los Diputados.

La presidenta andaluza descartó así tácitamente que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, deba intentar su investidura, pero tampoco sugirió que los socialistas deban apoyar o abstenerse en la investidura de Rajo y recordó que en el cierre de campaña ella misma dijo que los votos del PSOE no irían ni para el PP ni para Unidos Podemos, y más tarde reafirmó: "Nunca he estado a favor de una gran coalición ni lo voy a estar nunca".

Recordando que ella tardó 80 días en ser investida tras las elecciones andaluzas de 2015 y que entonces Rajoy dijo que el PP no iba a apoyarla y que formar gobierno era su responsabilidad, Díaz la cargó ahora sobre el presidente del PP: "No puede esperar a que le manden a La Moncloa el gobierno leyendo el Marca y fumando un puro".

La presidenta andaluza ve "muy injusto que todo el mundo esté mirando a quien ha perdido las elecciones, que todos los medios acribillen al PSOE" y suscribió la tesis de la dirección federal de que el PP tiene que buscar apoyos en la derecha. "No es responsabilidad del PSOE", afirmó, si bien reclamó que haya "gobierno cuanto antes, en julio, no en septiembre".