Rajoy, dispuesto a hablar con Más pero no a jugar con la soberanía nacional

Santamaría: Mas se ha metido en un debate que hacen muy difíciles el diálogo y el acuerdo

El Govern afirma que la negativa al diálogo del Estado lleva a un callejón sin salida

Duran dice UDC se rompería si abordase la consulta

Zapatero cree que Rajoy y Mas deberían dialogar sobre el problema catalán

nacional

| 11.02.2014 - 11:40 h
REDACCIÓN

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha afirmado hoy sobre las aspiraciones soberanistas de Cataluña que está dispuesto a hablar y escuchar, pero no a "jugar con la soberanía nacional". Así lo ha puesto de manifiesto el jefe del Ejecutivo durante la rueda de prensa conjunta tras la cumbre hispano-turca en Ankara con el primer ministro turco, Recep Tayip Erdogan, al ser preguntado sobre Cataluña y su posible reunión con el presidente catalán, Artur Más.

Dicho esto, ha señalado que tomar decisiones "unilaterales" como un referéndum de autodeterminación pone a los demás en una situación "muy complicada".

"Lo primero, para que pueda haber un diálogo es que quien esté interesado en hablar lo pida, cosa que de momento a mí no se me ha demandado nada", ha declarado Rajoy en una rueda de prensa conjunta en Ankara, con motivo de la cumbre hispano-turca, al ser preguntado si está dispuesto a reunirse con Artur Mas.

A renglón seguido, el jefe del Ejecutivo ha recalcado que todos se han enterado por los medios de comunicación de la fecha y de las preguntas de la consulta. "¿A partir de ahí puede haber diálogo? --se ha preguntado--. Pues juzguen ustedes".

Rajoy ha insistido en que él está dispuesto, como siempre, a "hablar de todo", pero no está dispuesto a "jugar con la soberanía nacional". "A eso no estoy dispuesto ni yo ni creo que ningún presidente del Gobierno de ningún país", ha concluido.

SANTAMARÍA: MAS SE ESTÁ DIRIGIENDO A UN CALLEJÓN SIN SALIDA

Esta mañana, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, había asegurado en RNE que el Ejecutivo no se plantea una reunión entre Mariano Rajoy y Artur Mas, y ha emplazado a la Generalitat a explicar a los ciudadanos catalanes las consecuencias "adversas" de su plan soberanista.

Sáenz de Santamaría ha dicho que el propio presidente catalán se está dirigiendo a un "callejón que no tiene salida".

"Uno está bien siempre que se explique y que se debata, pero creo el presidente de la Generalitat lo primero que tiene que explicar a los ciudadanos catalanes es la consecuencia de lo que está planteando", ha enfatizado, para reiterar que "se echa en falta una explicación de las consecuencias, fundamentalmente adversas, de lo que propone".

La 'número dos' del Gobierno ha subrayado que Mas en los últimos meses se ha metido en un debate que hace "muy difícil planteamientos de diálogo y de acuerdo" porque "parece concentrarlo todo en la consulta", sin "ninguna otra perspectiva".

Es más, ha recordado que convocó unas elecciones que no fueron buenas para CiU y, pese a ello, "se metió en una dinámica que está suscitando grandes discusiones en Cataluña y una inestabilidad política que no es buena".

"Creo que él mismo se está abocando a un callejón que tiene difícil salida, que no tiene salida en los términos en los que él ha planteado", ha proclamado Sáenz de Santamaría, para resaltar después que se pueden llegar a acuerdos en el marco de la Constitución.

DIALOGO "FLUIDO" CON DURÁN

Al ser preguntada si Moncloa trabaja en una reunión entre Rajoy y Mas, la vicepresidenta ha respondido: "Desde luego, no entra en nuestros planteamientos en este momento". A renglón seguido, ha enmarcado en la normalidad el almuerzo de trabajo que ella misma mantuvo hace una semana con el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida.

Así, ha señalado que se reúne con "cierta habitualidad" con Duran, con quien aborda la actividad parlamentaria. "Tenemos un diálogo fluido, sabiendo además perfectamente lo que piensa cada uno y lo que piensa cada partido sobre el planteamiento de la consulta", ha indicado.

Eso sí, ha admitido que al Gobierno del PP le sorprendió la "iniciativa unilateral" de Artur Mas anunciando una consulta en Cataluña para el mes de noviembre, ya que, según ha dicho, no es una "buena forma de contribuir al diálogo" sino "todo lo contrario".

Dicho esto, ha señalado que la Generalitat "sabe" que un Gobierno de España no puede aprobar una consulta que "no entra en los márgenes de la Constitución". "Y el de Rajo no va a ser una excepción", ha enfatizado, para añadir que "no quiere" y además "no puede hacerlo" porque esa decisión corresponde al conjunto de los españoles.

Sáenz de Santamaría ha recordado que los grupos catalanes han registrado varias iniciativas en el Congreso para que se les transfiera la competencia para celebrar una consulta, pero ha recalcado que la posición del Ejecutivo "es clara" porque esa consulta "no entra en el ordenamiento jurídico" y hay que "respetar" el derecho de todos los españoles a decidir cómo organizarse.

EL GOVERN DICE QUE LA NEGATIVA AL DIÁLOGO DEL ESTADO LLEVA A UN CALLEJÓN SIN SALIDA

El conseller de Presidencia y portavoz del Govern, Francesc Homs, ha lamentado la "negativa constante" del Gobierno del Estado al diálogo, una posición que ha considerado que es un "error", que genera "incertidumbre" e "inquietud" y lleva a un "callejón sin salida".

Tras las declaraciones de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, Homs ha lamentado que el Ejecutivo central haga planteamientos "en contra de la mayoría de los catalanes", una posición que, sin embargo, ha considerado que "no es sostenible en el tiempo" porque "los primeros interesados en salir del callejón sin salida es el Gobierno español".

ZAPATERO CREE QUE RAJOY Y MAS DEBERÍAN DIALOGAR SOBRE EL PROBLEMA CATALÁN

Por su parte, el exjefe del Ejecutivo José Luis Rodríguez Zapatero ha considerado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el de la Generalitat, Artur Mas, deberían sentarse a hablar para intentar solucionar el problema catalán.

Después, al ser preguntado por los medios de comunicación sobre el órdago soberanista en Cataluña y sobre si Rajoy y Mas deberían hablar, Zapatero ha sido tajante: "Tienen que dialogar".

DURÁN: UNIÓ SE ROMPERÍA SI DEBATIESE AHORA SU POSICIÓN SOBRE LA CONSULTA

El líder de UDC, Josep Antoni Duran Lleida, ha admitido que Unió "se rompería" si ahora debatiese sobre su postura en la consulta soberanista. El líder de Unió ha advertido de que sería un "fracaso", tanto si el proceso soberanista lleva a romper CiU o más formaciones políticas, incluida Unió, como si deriva en unas elecciones plebiscitarias y en una declaración unilateral de independencia.

En una entrevista en Catalunya Ràdio, Duran ha descartado iniciar ahora el debate interno en su partido por el 'sí' o el 'no' a la independencia porque "rompería Unió", que aglutina diferentes sensibilidades.

Por su parte, el líder de ERC, Oriol Junqueras, ha asegurado que sólo contempla que la consulta soberanista se celebre el próximo 9 de noviembre y ha pedido a Duran Lleida que no especule con otros escenarios.

Por su lado, el presidente de la CEOE, Juan Rosell, ha señalado que una hipotética independencia de Cataluña se saldaría con "un destrozo importante de las relaciones humanas en España y en Cataluña", pero también afectaría gravemente al tema económico. "La mayoría de los catalanes ni se quieren ir, ni nos queremos ir", ha dicho el presidente de la patronal en un acto informativo organizado por el Club de Exportadores e Inversores, al tiempo que ha hecho hincapié en que la "clave para el tema catalán es Europa" y él no ve la independencia de Cataluña "por ninguna parte".