Rajoy anima a Erdogan a hacer las reformas necesarias para que Turquía entre en la UE

Rajoy rinde homenaje a Ataturk en su primer acto en Turquía
Rajoy en Turquía |Telemadrid

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha reiterado este martes el apoyo de España a la entrada de Turquía en la Unión Europea y ha animado al Ejecutivo del primer ministro Recep Tayyip Erdogan a llevar a cabo las reformas necesarias para conseguirlo.

"España ha sido y sigue siendo uno de los principales defensores de la vocación europea de Turquía" y por eso "la anima a que continúe trabajando en el proceso de adhesión y que culmine las reformas necesarias a fin de allanar el camino hacia su integración en la Unión", ha declarado en rueda de prensa en Ankara al término de la cumbre hispano-turca.

Rajoy ha afirmado que España es "consciente" de "las complejidades y frustraciones" que pueden conllevar los procesos de adhesión y ha indicado que "la construcción de grandes proyectos comunes requiere altas dosis de ambición política, tesón y capacidad de sacrificio" puesto que "las reformas no son casi nunca fáciles".

Sin embargo, ha añadido que la puesta en marcha de esas reformas constituye "un ineludible ejercicio de responsabilidad política" y ha asegurado que la integración europea ha sido "un factor clave para el desarrollo y la modernización" de España.

El presidente del Gobierno ha destacado que Turquía --que inició las negociaciones para la adhesión en 2005-- es "un puente natural entre Europa y Asia y un factor crucial de estabilidad en una región clave para la seguridad mundial", además de señalar que la Unión Europea es "el vínculo más relevante" que une a los dos países. "Desde el primer momento hemos apoyado su adhesión y seguimos apoyándola", ha recalcado.

NUEVA LEY DE INTERNET EN TURQUIA

Tras manifestar que durante la cumbre no han hablado de la nueva regulación de Internet que está promoviendo el Ejecutivo turco, que ha generado polémica, Rajoy ha recordado que Erdogan ha ofrecido a las autoridades europeas "garantías de que los cambios respetan el Estado de Derecho, la independencia judicial y la separación de poderes". "Estoy absolutamente convencido de que así será", ha agregado.

El presidente español ha afirmado que la periodicidad prácticamente anual de las cumbres hispano-turcas supone el "reconocimiento del estatuto privilegiado y el carácter estratégico de las relaciones" entre ambos Estados.

"España y Turquía son dos países socios y amigos" que "mantienen una clara sintonía ante los desafíos de la sociedad internacional, una fructífera colaboración internacional y una estrecha concertación en materia de lucha contra el terrorismo", así como "una creciente cooperación en materia cultural y educativa y unas relaciones comerciales y de inversión cada vez más dinámicas", ha detallado.

El primer ministro turco ha indicado que España "tiene un problema desde hace 50 años, el problema de ETA", que Turquía también lucha contra el terrorismo --en referencia al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK)-- y que, en este contexto, los ministros del Interior de los dos países definieron una "hoja de ruta" para llevar a cabo "una lucha conjunta contra el terrorismo".

RELACIONES ECONOMICAS

En el plano económico, Rajoy ha hecho hincapié en "la importante presencia de empresas españolas en proyectos de construcción de infraestructuras en Turquía", como la catalana COMSA EMTE, que ha construido la línea M-3 en el metro de Ankara y en cuya inauguración participará el presidente español el miércoles.

Erdogan, por su parte, ha recordado que el astillero turco SEDEF construirá, junto a la compañía española Navantia, un buque LHD y cuatro lanchas de desembarco LCM para la Marina turca. Asimismo, ha puesto de relieve el aumento de los intercambios comerciales entre los dos países y de las inversiones en ambas direcciones durante la

última década y lo ha valorado como "una señal de la confianza" existente.

Por último, los dos presidentes han dicho que han hablado de asuntos internacionales como la crisis de Siria, las negociaciones sobre el programa nuclear de Irán, el proceso de paz en Oriente Próximo y el acuerdo para relanzar las conversaciones sobre la reunificación de Chipre.