Rajoy, reelegido como líder del PP con el 95,95 por ciento de los votos

Mantiene a Cospedal y otorga a Maillo la coordinación del PP

Apela a la unidad en el PP para integrar diferencias en un proyecto común

nacional

| 11.02.2017 - 10:07 h
REDACCIÓN

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha sido reelegido hoy como presidente del PP, por cuarta vez, con el 95,95 por ciento de los votos emitidos en el XVIII Congreso del Partido Popular.

La candidatura al Comité Ejecutivo Nacional ha recibido el apoyo de 2.530 votos de los 2.645 votos válidos que se han emitido. Esto supone el 95,95 por ciento. También se han registrado 115 votos en blanco y 14 nulos.

La candidatura de la Junta Directiva Nacional también ha sido proclamada con el 95,95 por ciento de los votos al haber apoyado la lista de Mariano Rajoy un total de 2.529 compromisarios, de los 2.641 que emitieron voto válido. Los votos en blanco fueron 12 y los nulos, 17.

MANTIENE A COSPEDAL Y REFUERZA A MARTÍNEZ-MAILLO

El líder del PP, Mariano Rajoy, ha decidido mantener a María Dolores de Cospedal como secretaria general del partido y ha elegido a Fernando Martínez-Maillo para ocupar el cargo de coordinador general y responsable electoral y de organización.

Rajoy ha anunciado los nombres elegidos para el nuevo comité ejecutivo nacional y también ha confirmado en sus puestos a todos los miembros del comité de dirección, de forma que mantiene como vicesecretarios a Javier Arenas, Javier Maroto, Pablo Casado y Andrea Levy.

"Son los que había, no los he cambiado. Lo han hecho bien, y en esta vida se cambia lo que no funciona, lo que funciona no", ha subrayado el presidente del Gobierno tras anunciar su decisión.

Ha sido al final de su discurso cuando el líder del PP ha dado todos los nombres, primero de los vocales de su próximo comité ejecutivo nacional y después de los miembros de su comité de dirección, para completar la lista de los elegidos con los que también formarán parte de la Junta Directiva Nacional, el máximo órgano del partido entre congresos.

Cuando ha anunciado el nombre de Cospedal, el plenario del congreso ha ovacionado a la secretaria general, que se ha puesto en pie para agradecer el aplauso y apenas podía contener la emoción.

Después ha confirmado Rajoy lo que en el PP se esperaba desde hace tiempo, la designación de Fernando Martínez-Maillo como coordinador del partido manteniendo las responsabilidades de vicesecretario de Organización y Electoral.

Acto seguido, el presidente ha confirmado que mantiene también al resto de sus vicesecretarios, tanto al veterano Javier Arenas, que seguirá siendo responsable de política autonómica y local, como a los otros tres que entraron junto a Maillo hace veinte meses.

De esta forma, Maroto continúa como vicesecretario de política social, al igual que Pablo Casado, de responsable de Comunicación, y Andre Levy, a cargo del área de Estudios y Programas.

Rajoy ha asegurado que ha procurado "armonizar experiencia con novedad", aunque siempre con un "listón muy alto en capacidad".

Ha señalado que le habría gustado incluir a "muchos más" pero el número se lo limitan los estatutos. "Es una lista muy difícil, pero tengo que hacerla".

Rajoy ha transmitido su agradecimiento a quienes dejan la dirección popular -porque salen del comité ejecutivo o la junta directiva- y también a quienes no han entrado, a los que ha pedido seguir contando con ellos.

En declaraciones a los periodistas tras recibir la confirmación de que ocupará este nuevo cargo, Martínez-Maillo ha dicho que es un día "muy importante" para él, aunque ha agregado que lo único que va a cambiar es que tendrá "más trabajo" y "más intensidad" en la coordinación con la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal.

"Me alegro muchísimo", ha contestado al ser preguntado por el hecho de que Cospedal mantenga su cargo y lo compatibilice con el de ministra de Defensa, por lo que ha negado que su papel en el partido vaya a minorarse.

RAJOY APELA A LA UNIDAD EN EL PP PARA INTEGRAR DIFERENCIAS EN UN PROYECTO COMÚN

El líder del PP, Mariano Rajoy, ha apelado hoy a mantener la unidad en su partido y a integrar en un proyecto común las diferencias que puedan surgir y que nunca deben acabar en enfrentamientos.

Rajoy ha lanzado este mensaje a los compromisarios del XVIII congreso nacional del PP al presentar su candidatura para ser reelegido como presidente de este partido.

El jefe del Ejecutivo ha asegurado que en el PP "no sobra nadie", que las legítimas diferencias que puede haber nunca pueden terminar en enfrentamiento y que la clave es la integración.

Ha defendido que los miembros del PP sean capaces de hablar entre sí, escucharse y buscar las soluciones más justas y convenientes.

"La clave es la integración. Integrar y sumar, y cuanto más arriba se esté en el escalafón, más obligado está a integrar y sumar", ha añadido.

En ese contexto, ha resaltado que en su partido no hay miedo a los debates, como cree que demuestra que se presentasen más de 4.000 enmiendas a las ponencias de este congreso.

Para Rajoy, lo que atrae a cada vez más gente al PP es precisamente que está cada vez "más unido".

La "verdadera unidad" se encuentra en "la unidad del proyecto", según el presidente del PP, que ha señalado que el modelo que defiende el partido es el mismo para sus concejales y para sus ministros, "para Asturias y para Canarias". En suma, ha proseguido, "el mismo para toda España".

En su petición de apoyo a los compromisarios, ha mostrado su orgullo por ser el presidente del partido y ha expuesto su disposición ante el futuro.

"Sé lo que supone ser presidente del PP. Lo he sido y lo soy. Ha sido y es un enorme honor. He dado todo lo que he podido. Hoy quiero deciros que estoy en condiciones de decir que todavía puedo dar mucho mas y estoy absolutamente convencido de ello", ha recalcado.

El candidato a presidir nuevamente el PP ha hecho también un llamamiento a los mandos regionales y provinciales de su partido para que celebren sus respectivos congresos de renovación antes del verano, de modo que empiecen a preparar las elecciones autonómicas y municipales de mayo de 2019.

Se trata, a su juicio, de una "oportunidad" para reforzar el partido, adaptar el ideario y "ser más grandes".

Y, de la misma forma, ha defendido la estructura "impecablemente democrática" del PP.

Rajoy ha hecho un elogio de la fortaleza del partido y ha agradecido su apoyo en los momentos difíciles y de soledad del Gobierno a la hora de tomar decisiones para hacer frente a la crisis.

Para él, algo bueno debe tener el PP para seguir siendo el preferido por los españoles, pese a haber perdido votos en los últimos años, y para ser el más grande y el que más españoles concentra.

En alusión a la Asamblea de Podemos de Vistalegre, ha subrayado que los afiliados y simpatizantes del PP no caben en una plaza de toros.

Frente a quienes ante "el desconcierto de sus ideas" pretenden hacer creer que sólo lo nuevo es bueno, ha reivindicado los valores y principios que vienen guiando al PP a lo largo de su historia.

"No nos gustan las ligerezas ni las frivolidades. No hay que caer ahora en el adanismo como si fuéramos unos recién llegados", ha añadido.

Eso no evita ponerse al día, pero, según ha precisado, "a nuestro ritmo".

Por eso, ha abogado por "la ética de la prudencia y la ventura de la serenidad en tiempos tan turbulentos" y huir de "revoluciones y sobresaltos".

"Somos un partido que busca concordia y unión, gobernar con prudencia, solvencia y eficacia y que nunca sacrificaremos la eficacia por la imagen", ha garantizado.

De ahí que rechace las "palabras bonitas" y los "gritos" de quienes no tienen en las manos "nada más que aire" y no resuelven problemas. En contraposición a ellos ha defendido plantear siempre la verdad.

Rajoy ha hecho también una cerrada defensa de la unidad de España y del imperio de la ley frente a las aspiraciones independentistas en Cataluña que ha asegurado que no permitirá porque trabajará para que se cumpla la ley.

CASADO DICE QUE LA RENOVACIÓN DEL PP CONTINÚA CON LA MISMA CÚPULA

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, ha destacado hoy que la renovación emprendida hace año y medio en el partido continúa tras la decisión del presidente, Mariano Rajoy, de mantener a todos los miembros de la cúpula directiva.

Casado ha asegurado que se trata de una "buena ejecutiva" la propuesta por Rajoy a los más de tres mil compromisarios asistentes al 18º congreso nacional del PP y que ha sido respaldada por el 95 por ciento.

El vicesecretario de Comunicación ha reconocido que está "muy contento" por seguir porque la renovación continúa con unas personas que se llevan y funcionan bien, pero, sobre todo, que mantienen una buena coordinación con el Gobierno, las comunidades autónomas y las provincias.

"La diferencia con otros partidos es que aquí estamos hablando de ideas, proyectos y ponencias", ha subrayado y ha insistido en que, al final, el debate no se ha centrado en mirarse el "ombligo" o en "ver quién se va o quién viene".