Rajoy admite que el 'caso Rato' afecta al PP

Avisa del "disparate" de volver al PSOE y del "riesgo" de los nuevos

Rajoy ha subrayado que todos los españoles son iguales ante la ley

nacional

| 18.04.2015 - 13:01 h
REDACCIÓN

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha admitido que el caso Rato "afecta especialmente" a su partido, el PP, porque el expresidente de Bankia fue uno de sus "activos más importantes", pero ha insistido en que todos los españoles son iguales ante la ley.

En declaraciones a los periodistas tras su visita a un centro de la Fundación Síndrome de Down en Murcia, Rajoy ha asegurado que el caso de Rato "no tiene absolutamente nada que ver" con el proceso de regularización fiscal puesto en marcha por su Gobierno en 2012 -la denominada amnistía fiscal- sino que se deriva de "actuaciones normales" de la Agencia Tributaria.

"A partir de ahora estaremos a lo que diga la Agencia Tributaria, la Fiscalía y la Justicia, y el Gobierno garantizará la independencia, como ha hecho siempre", de estos órganos, ha dicho Rajoy.

Además, ha añadido que "el Gobierno demanda imparcialidad, que la tienen" tanto a la Agencia Tributaria como a la Fiscalía y a la Justicia, y también reclama "un trato igual para todos".

"Todos los españoles son exactamente iguales ante la ley y a partir de ahí todos debemos acatar lo que digan los tribunales de Justicia", ha señalado Rajoy.

Éstas han sido las primeras palabras de Rajoy tras la detención durante unas horas el pasado jueves de Rodrigo Rato. El que fuera vicepresidente del Gobierno de José María Aznar, presidente de Bankia y director gerente del FMI está siendo investigado por blanqueo de capitales, alzamiento de bienes y fraude.

Ha admitido el presidente del Gobierno que no le gusta que se produzcan "este tipo de acontecimientos. Ojalá jamás se vuelvan a producir en el futuro", ha añadido.

Y ha reconocido que, en el caso del PP, les "afecta especialmente" porque Rodrigo Rato, ha subrayado, "ha sido uno de los activos más importantes del partido".

Pese a las preguntas de los periodistas, Rajoy ha señalado que no iba a entrar en "detalles de otro tipo porque no viene al caso", ya que él es el presidente del Gobierno y su obligación es garantizar la independencia, "como hemos hecho en cualquier circunstancia y en cualquier caso", de la Fiscalía y los tribunales de Justicia, así como su imparcialidad.

En más detalles ya entrará el director de la Agencia Tributaria -que comparece el martes en el Congreso- pero yo ni los conozco ni creo que debo hacerlo como presidente del Gobierno", ha añadido Rajoy.

BATALLA DEL GOBIERNO CONTRA EL FRAUDE

Asimismo ha aprovechado para subrayar que su Gobierno ha hecho "batalla" en esta legislatura de la lucha contra cualquier tipo de fraude, "sin entrar a prejuzgar absolutamente nada".

La Agencia Tributaria, ha señalado, ha aflorado más de 100.000 millones de euros en esta legislatura que antes eran "bases imponibles desconocidas" para Hacienda y por lo tanto no pagaban impuestos.

La lucha contra el fraude fiscal ha tenido en estos años "los mejores resultados y con gran diferencia de la historia" según Rajoy, quien ha asegurado que la Agencia Tributaria, "siempre y cuando ajuste su actuación a lo que dice la normativa vigente, tiene y tendrá siempre el pleno apoyo por parte del Gobierno".

Un apoyo que, en su opinión debería tener por parte de la sociedad "sin perjuicio de la opinión que pueda tener cada uno", porque la labor que ha hecho la Agencia Tributaria ha sido "muy positiva". "Y ahora todos debemos respetar lo que diga la Fiscalía y tribunales", ha señalado el jefe del Ejecutivo.

RAJOY AVISA DEL "DISPARATE" DE VOLVER AL PSOE Y DEL "RIESGO" DE LOS NUEVOS

Por otra parte, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha vuelto a advertir del "disparate" que supondría que en España se volvieran a aplicar las políticas socialistas y del "serio riesgo" en que pueden poner al país los partidos de nuevo cuño.

Rajoy ha participado hoy en un acto de precampaña en Murcia junto al candidato a la Presidencia de la Comunidad, Pedro Antonio Sánchez, y al candidato a la alcaldía de la capital, José Ballesta, en el que ha puesto en valor las siglas de su partido y la labor que los gobiernos autonómicos, locales y central del PP han hecho en estos últimos tres años.

Así, Rajoy ha advertido de que el PP, "sigue aquí" y "está aquí" y se va a presentar ante el conjunto de los españoles, en las próximas convocatorias electorales, "con la satisfacción del deber cumplido".

"Hoy podemos decir por el esfuerzo que han hecho los españoles, los ayuntamientos, las comunidades autónomas y el Gobierno" del PP, que "España se ha puesto en pie, y que vivimos un momento de recuperación", ha subrayado el jefe del Ejecutivo.

Y ha insistido en que el cambio que necesita el país no lo representan los otros partidos, sino que comenzó con la victoria del PP en las elecciones generales de 2011 y "el futuro pasa por consolidar" dicho cambio.

De nuevo, el presidente del Gobierno ha arremetido contra las alternativas al PP que concurren en las próximas citas con las urnas.