Mujeres en huelga de hambre urgen al Senado un pacto contra violencia machista

Acuden a la Cámara alta vestidas con camisetas negras en las que se podía leer "Con maltrato no hay trato"

Reclaman veinticinco propuestas para incorporar al pacto de Estado contra la violencia machista

Destacan las ayudas para las afectadas por violencia de género semejantes a las que reciben las víctimas de terrorismo y la mejora de la protección para los huérfanos

nacional

| 06.03.2017 - 20:10 h

Las mujeres de la Asociación Ve-la luz que comenzaron una huelga de hambre el pasado 9 de febrero en la Puerta del Sol han defendido hoy en el Senado veinticinco propuestas para incorporar al pacto de Estado contra la violencia machista. Cuatro de ellas -Gloria, Martina, Susana y Sara- han acudido a la Cámara alta vestidas con camisetas negras en las que se podía leer "Con maltrato no hay trato".

La presidenta de la Asociación Ve-la luz, Gloria Vázquez, una de las mujeres en huelga de hambre, ha sido invitada a exponer sus reivindicaciones en la ponencia de estudio para la elaboración de estrategias contra la violencia de género, en la Comisión de Igualdad.

En declaraciones a los periodistas, antes de la comparecencia, Vázquez ha expresado su deseo de convencer a los grupos parlamentarios para que incluyan sus veinticinco demandas en el pacto de Estado contra la violencia machista.

Del conjunto de medidas, ha destacado el reconocimiento de ayudas para las afectadas por violencia de género semejantes a las que reciben las víctimas de terrorismo, así como la mejora de la protección para los huérfanos por esta lacra. Ha precisado que, en su intervención, leerá una carta de Margarita Dopico, cuyo hijo fue asesinado en el año 2010 durante un régimen de visitas en Paderne (Betanzos) y que no ha podido asistir por motivos personales y de salud.

Vázquez ha reivindicado asimismo los derechos de los hijos de las mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas, que, desde su punto de vista, son "ninguneados e invisibilizados" por el sistema. "No estamos pidiendo nada surrealista, sino que se reconozcan todas las formas de violencia contra la mujer contempladas en el Convenio de Estambul, ratificado por España en 2014, como la violación, la mutilación genital femenina, el matrimonio forzado o el acoso", ha explicado.

Igualmente, ha arremetido contra la política de "recortes" que ha afectado a cientos de puestos de agentes de policía, a la vez que ha destacado que no se puede pretender que las víctimas denuncien, si no hay medios para facilitar el proceso.

"Hoy en día, las mujeres víctimas de violencia machista tienen que denunciar de 10:00 a 14:00 horas porque si lo hacen fuera de ese horario se van a encontrar con que no hay personal con la formación adecuada para atenderlas", ha indicado.

Un total de dieciséis personas continúan en huelga de hambre en la Puerta del Sol, de las que cuatro comenzaron la protesta el 9 de febrero y doce -diez chicas y dos hombres- se unieron el 4 de marzo.

Vázquez ha indicado que, a pesar de que algunos tienen problemas médicos, seguirán con esta acción de protesta hasta que los grupos parlamentarios se comprometan a incorporar sus veinticinco propuestas al pacto de Estado contra la violencia machista.