Mas acude "en son de paz" a Zarzuela para reunirse con el Rey

Felipe VI presentaba un gesto más serio que al recibir a otros presidentes autonómicos esta semana

El gobierno dice a Cataluña que impugnará cualquier medida contraria a legalidad

Santamaría: La reunión sirve para "recordar a todo el mundo dónde está cada uno"

Homs habla de ajustarse a la "legalidad catalana" para la independencia

nacional

| 17.07.2015 - 09:53 h
REDACCIÓN

El Rey ha recibido al presidente de la Generalitat, Artur Mas, quien ha precisado sonriente que acudía al Palacio de la Zarzuela "en son de paz" antes de encontrarse con don Felipe en una reunión que ha durado una hora y veinte minutos y en la que ha tenido ocasión de exponerle sus planes soberanistas.

Mas, que ha llegado a la Zarzuela unos quince minutos antes de mediodía, la hora a la que había sido citado, se ha mostrado muy sonriente ante los numerosos informadores presentes en el Salón de Audiencias y, mientras posaba junto al Rey para los medios gráficos, ha dirigido algunas palabras en tono distendido a don Felipe, que atendía sus comentarios con gestos amables pero serios.

Antes de que el Monarca entrara en la sala y, con gesto también serio, estrechara cordialmente la mano de su invitado, Mas ha saludado a la prensa y, ante el comentario de una informadora, ha recordado que "hacía tiempo" que no acudía a la Zarzuela, tras lo que la periodista le ha preguntado si se veía dentro de poco como jefe de Estado en visita oficial.

Mas ha abierto entonces los brazos en un gesto que indicaba claramente que no iba a contestar, reforzado con la conocida expresión en inglés "No comment", y ha añadido sonriente: "Vengo en son de paz", mientras un ayudante de campo anunciaba ya la entrada del Rey en el Salón de Audiencias.

Tras el posado ante los medios gráficos, durante el que las sonrisas de Mas contrastaban con el gesto serio del Rey, ambos se han cedido el paso mutuamente para acceder al despacho, si bien don Felipe ha insistido en que fuera el presidente de la Generalitat quien le precediera, como hacen habitualmente sus invitados, y el jefe del Gobierno catalán ha aceptado entrar en primer lugar.

Un portavoz de la Generalitat presente en el salón de audiencias ha confirmado que Mas no hará declaraciones sobre el contenido de la entrevista y ha precisado que, en contra de lo anunciado inicialmente por un error del que se ha responsabilizado personalmente, el Govern tampoco emitirá comunicado alguno sobre la reunión.

En la audiencia, el presidente catalán ha tenido oportunidad de abordar con el Rey asuntos de la actualidad del proceso soberanista como la querella de la Fiscalía contra él por la consulta del 9N o la lista independentista unitaria para el 27S que han acordado CDC y ERC con el aval de Asamblea Nacional Catalana (ANC), Omnium Cultural y la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI).

Apenas tres días antes de esta reunión con Felipe VI se ha hecho público que el exeurodiputado de ICV Raül Romeva será quien encabece la lista en la circunscripción de Barcelona y que Mas ocupará la cuarta posición, aunque mantendría la presidencia de la Generalitat si esta candidatura ganara las elecciones.

Además, el pacto entre CDC y ERC establece que el Gobierno que se constituyera tras una eventual victoria de la lista unitaria podría proclamar la independencia de Cataluña a partir del sexto mes tras los comicios de septiembre.

El jefe del Ejecutivo catalán, noveno presidente autonómico recibido en audiencia por Felipe VI, acudió por última vez a la Zarzuela el 31 de enero de 2013 para encontrarse con el Rey Juan Carlos, una reunión sobre la que habló aquel mismo día a su regreso a Barcelona para precisar que en ella había querido dar al Monarca una "señal clara de la voluntad de diálogo y de entendimiento".

Don Felipe y Mas coincidieron por última vez el 25 de junio con motivo de la ceremonia de entrega de premios de la Fundación Princesa de Girona (FPdGi), en la que el Rey animó a los "ciudadanos de Cataluña y de toda España" a avanzar juntos, con "serenidad y determinación" y "a pesar de las dificultades", por el camino de la "unidad" y el "objetivo común" de construir una sociedad mejor.

Desde su proclamación, Felipe VI ha visitado Cataluña en once ocasiones, la primera de ellas una semana después de su llegada a la Jefatura del Estado, también para presidir los premios de la FPdGi, y aquel día pronunció un extenso discurso en el que expresó su voluntad de hacer aún más presente a la Corona en esta Comunidad para transmitir "mensajes de respeto, entendimiento y convivencia".

EL GOBIERNO IMPUGNARÁ CUALQUIER MEDIDA CONTRARIA A LA LEGALIDAD

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado que cualquier medida que adopte la Generalitat que pueda ser contraria a la Constitución y no respete las leyes se examinara y se impugnara, como el Ejecutivo ha hecho siempre.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta también se ha referido a la reunión que ha mantenido el Rey con el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y ha dicho que la misma "nos recuerda a todos cómo son las cosas en España" en el sentido de que hay un "Jefe del Estado que periódicamente recibe a los presidentes autonómicos, que lo son por la Constitución".

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha señalado que "esta reunión nos recuerda a todos como son las cosas en España: hay un jefe del Estado que periódicamente recibe a los presidentes de comunidades, que lo son precisamente por esa Constitución. También sirve para recordar a todo el mundo donde está cada uno y cuál es el papel de cada uno y el señor Mas es el presidente de una comunidad", ha enfatizado.

En relación a las declaraciones hechas ayer por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, asegurando que "no va a haber independencia de Cataluña", la vicepresidenta ha dicho que "ha sido muy claro y muy tajante" como el Gobierno lo ha sido siempre porque cuando ha habido cualquier actuación contraria a la Constitución y a las leyes, el Gobierno lo ha llevado al Tribunal Constitucional.

"No le quepa ninguna duda de que cualquier medida que adopte la Generalitat o cualquier institución, si es contraria a las leyes, se examinará y se impugnará como hemos hecho siempre", ha abundado.

FRANCESC HOMS: "NO PUEDO ACEPTAR QUE LA LEGALIDAD SON OTROS"

Por otro lado el consejero de Presidencia de la Generalitat, Francesc Homs, ha afirmado que si el Parlamento catalán que salga de las elecciones del 27S tramita una ley propia que permita la declaración de independencia la Generalitat se estaría ajustando a "la legalidad catalana".

"En la época de Franco también había legalidad, tenemos que ir con cuidado en dar por buena determinadas circunstancias si no vienen acompañadas de un principio de legitimidad democrática", ha argumentado, en una entrevista en Catalunya Ràdio .

Homs ha comparado la falta de soberanía de Cataluña con la de Grecia: "Cataluña tiene una troika que se llama Gobierno y Tribunal Constitucional (TC) que nos impide disponer de nuestros propios recursos y podernos organizar de acuerdo al sentir mayoritario de este país".

Preguntado sobre si CDC y ERC han pactado ir conjuntamente a las elecciones generales, ha recalcado que no hay un acuerdo ya cerrado sino que ambas formaciones se han emplazado a decidirlo tras el 27S: "Mas preguntó: '¿Lo hacemos combinado o lo decidimos más adelante?' Y Junqueras dijo: 'Lo decidimos más adelante", ha revelado.