Luis Alegre califica de "dificultades organizativas" la situación en Madrid

"No me planteo nada que no sea seguir trabajando para lograr los objetivos"

Dirigentes y cargos públicos de Podemos respaldan públicamente a Sergio Pascual tras su cese

La cúpula de Podemos cierra filas con Iglesias y justifica el cese de Pascual

nacional

| 16.03.2016 - 21:14 h
REDACCIÓN

El secretario general de Podemos Madrid, Luis Alegre, ha asegurado este miércoles que no se plantea "nada" que no sea "seguir trabajando" en conseguir los objetivos políticos de la formación y ha indicado que se siente respaldado por el Consejo Ciudadano de la formación en Madrid. Así lo ha manifestado durante su intervención durante un receso del Consejo Ciudadano de Podemos en la Comunidad de Madrid y tras ser preguntado por los medios de comunicación sobre si se planteaba asumir responsabilidades, como su dimisión, tras la dimisión de 10 miembros de este órgano críticos con su gestión al frente de la formación.

Alegre ha asegurado que en Podemos ha habido "problemas" o "dificultades" fundamentalmente "organizativas" que no responden a discrepancias políticas y que se van a resolver sin "ningún conflicto". "Es el momento de sacar el trabajo adelante", ha aseverado Alegre para incidir en que "realmente preocupa a los ciudadanos es el drama social y moral" en la Comunidad de Madrid.

"No es el momento de seguir mirándonos al ombligo. Hay una situación política extremadamente compleja con un nivel de voracidad y desfachatez en la corrupción que es absolutamente intolerable en Madrid, solo comparable al del PP de Valencia", ha remarcado a los medios de comunicación.

El secretario general de Podemos en Madrid, quien ha explicado que el Consejo Ciudadano se había convocado antes de las dimisiones, ha lamentado que esos diez compañeros que renunciaron al órgano no hayan querido seguir formando parte del Consejo, donde se escuchan "todas las críticas" y "hay pluralidad" de posturas que se ha gestionado con la "discusión". "Habría sido preferible que la discusión fuera en el Consejo", ha insistido Alegre para añadir que ahora lo que corresponde es "seguir trabajando con responsabilidad" para cumplir los objetivos de Podemos, que es el "empoderamiento ciudadano", "sacar al PP" de las instituciones de la región y lograr un "Gobierno de cambio".

A la pregunta de si se siente respaldado por el Consejo Ciudadano de Podemos en la Comunidad, Alegre ha sentenciado con un "por supuesto". Luego ha añadido que los problemas, aunque sean organizativos, no dejan de ser "problemas" que son "naturales" en una organización que ha logrado un "crecimiento exponencial" y que está formado por personas que "no son profesionales de la política". No obstante, Alegre ha recalcado que esos problemas se van a resolver "sin ningún tipo de conflicto".

"NO HAY DOS ALMAS, NI TRES, NI CINCO NI 50. PODEMOS SON 400.000 ALMAS"

Por otra parte y preguntado sobre si los miembros cesados forman parte de la denominado sector 'errejonista', Alegre ha dicho que esa denominación es una "construcción" de la prensa. Cree que el intentar encajar a compañeros "como si fueran parte de corrientes" es "intentar entender Podemos en clave que no les corresponden". "En Podemos no hay dos almas, ni tres, ni cinco ni 50. Hay 400.000 almas cada una de las cuales tienen posiciones distintas para cada uno de los asuntos", ha apostillado Alegre.

En referencia al cese de Sergio Pascual como secretario de Organización de Podemos a nivel nacional, Alegre ha indicado que el secretario general, Pablo Iglesias, informó a los miembros de la dirección de esta decisión y avanzó que dará las pertinentes explicaciones en el próximo Consejo Ciudadano.

Finalmente, Alegre ha dicho que este Consejo Ciudadano ha servido para fijar la estrategia política de Podemos de cara a los próximos meses con cuatro ejes claros que tienen que ver con la sostenibilidad, la desigualdad y desempleo en la región, la atención al "drama" de los refugiados y la lucha contra la corrupción, que es la "causa fundamental de la deuda, de los recortes y la desigualdad". En este sentido, Podemos responsabiliza al PP de esta situación.

DIRIGENTES Y CARGOS PUBLICOS RESPALDAN PÚBLICAMENTE A SERGIO PASCAL TRAS SU CESE

Dirigentes y cargos públicos de Podemos han mostrado este miércoles públicamente su respaldo a Sergio Pascual, secretario de Organización del partido hasta ayer, cuando fue cesado por el secretario general, Pablo Iglesias, por su "deficiente gestión" en la crisis territorial del partido en Madrid. Uno de los primeros en expresar su apoyo ha sido el diputado madrileño y exsecretario de Organización de Podemos en la Comunidad de Madrid Emilio Delgado, primer dirigente que dimitió de su cargo la semana pasada. En un comentario en la red social Twitter, ha lamentado que Pascual haya pagado por la "irresponsabilidad de otros". "Lo que parece evidente a estas alturas es que tenemos una idea de la responsabilidad, de la belleza y de los cuidados bien distinta", ha escrito Delgado en alusión a la carta que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, envió ayer a los militantes y que se titulaba 'Defender la belleza'.

Ana Terrón, diputada por la provincia de Granada, ha sido otra de los miembros del partido morado que ha expresado su apoyo a Pascual en Twitter: "Gracias por asumir el reto de construir y crear una fuerza política, barrio a barrio y pueblo a pueblo, con audacia y pasión", ha resaltado.

Después de su cese, el ya exsecretario de Organización de Podemos escribió un 'tuit' en el que recordaba que llevaba dos años dejándose "la piel" en la formación liderada por Pablo Iglesias y reiteraba su "compromiso con el proyecto de mayorías para el cambio". Este comentario ha sido 'retuiteado' más de 730 veces y entre los usuarios que lo han hecho destacan el 'número dos' de Podemos, Iñigo Errejón, y dos de sus más cercanas colaboradoras, como lo era Pascual: la secretaria de Coordinación Ejecutiva, Angela Ballester, y la secretaría de Rescate Ciudadano y portavoz de Podemos en el Parlamento Europeo, Tania González.

También lo han 'retuiteado' la diputada en la Asamblea de Madrid y responsable del Area de Mujer e Igualdad de Podemos, Clara Serra, y Sarah Bienzobas, concejal en el Ayuntamiento de la capital. Las dos formaron parte del grupo de nueve miembros del partido en Madrid que dimitieron la semana pasada y considerados muy próximos a Errejón.

Los diputados vascos Nagua Alba y Eduardo Maura así como la secretaria general de Podemos Sevilla, Begoña Gutiérrez, han sido otros de los dirigentes del partido morado que han 'retuiteado' el comentario de Pascual, mostrando así su apoyo tras el cese.

LA CÚPULA DE PODEMOS CIERRA FILAS CON IGLESIAS Y JUSTIFICA EL CESE DE PASCUAL

Varios miembros de la dirección de Podemos han salido hoy a la palestra para justificar la decisión de Pablo Iglesias de cesar a su secretario de Organización, Sergio Pascual, por una "pérdida de confianza" que se ha manifestado finalmente tras las dimisiones de diez miembros de la dirección madrileña.Lejos de suavizar las críticas a la gestión de Pascual, que la Secretaría General que pilota Pablo Iglesias calificaba ayer de "deficiente", hoy otros dirigentes han abundado en la idea de que su destitución se debe a la necesidad de "corregir el rumbo" y los "errores".

De esta forma la secretaria de Análisis de Podemos, Carolina Bescansa, desvinculaba la destitución de Pascual de los desacuerdos que, ha admitido, pueden existir en tácticas concretas, pero no en la estrategia política ni entre Pablo Iglesias y su número dos, Íñigo Errejón, quien con el cese de Pascual pierde a uno de sus hombres de confianza. "Con independencia de los desacuerdos y divergencias que puede haber de tácticas concretas (...), nosotros nos queremos y eso se nos nota". "El que quiera ver divisiones ideológicas importantes o estrategias distintas creo que no nos conoce", ha subrayado en declaraciones en el Congreso.

Los dirigentes más cercanos a Iglesias insisten en que Podemos no se puede "distraer" de su objetivo de trabajar para conformar un gobierno de cambio y en que con el cese de Pascual se evita que la crítica interna se siga extendiendo.

También Irene Montero, portavoz adjunta de Podemos en el Congreso y jefa del gabinete de Iglesias, ha señalado a Pascual como "máximo responsable" de los "problemas organizativos" de la formación, que ha gestionado de forma "deficiente" e "inadecuada".

Montero ha explicado que Pablo Iglesias comunicó personalmente ayer en el Congreso a Pascual su decisión de destituirle por "pérdida de confianza", de acuerdo con la "dinámica" del partido en la que la Ejecutiva actúa como un "equipo de apoyo" al secretario general, quien tiene competencias para nombrar y destituir a los miembros del Consejo de Coordinación.

A estas consideraciones se han sumado las del responsable de Relaciones con la Sociedad civil, Rafael Mayoral, muy próximo también a Iglesias, quien ha opinado que los errores de Pascual en los últimos tiempos han sido "evidentes" y requerían una "reorientación" de la política organizativa y territorial del partido. Mayoral además ha recurrido a un símil futbolístico para definir en Podemos las competencias de cada uno de sus dirigentes. En ese esquema Iglesias sería el "entrenador" que en cada momento delimita las tareas de cada jugador, en este caso, Pascual.

Y otra de las voces que se han alzado en defensa de la decisión de Iglesias ha sido la del cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero, quien se ha mostrado convencido de que Pascual debería haber dimitido tras la crisis en Madrid y no aferrarse al cargo. Monedero, quien pese a haberse apartado de la dirección estatal mantiene una fuerte implicación e influencia en Podemos, criticaba en un mensaje difundido en las redes sociales las dimisiones en Madrid "a mitad de la investidura" y dando mas importancia a su situación personal que al proyecto colectivo, lo que, en su opinión, evidencia que algo se ha "hecho mal". "Es intolerable en sus consecuencias que eso haya ocurrido y hace daño al proyecto no nuestro sino de España. Esas dimisiones, marcadas por legítimos intereses pero expresados en un momento en donde el foco debía estar en otro lado demuestran que aún no somos el partido que queremos ser", indica.

La situación en Podemos y la destitución de Pascual y sus consecuencias tendrán sin duda que abordarse en la próxima reunión del Consejo Ciudadano Estatal, que podría convocarse para comienzos de abril.