La Policía ve riesgo de que se produzcan atentados anarquistas en España

Interior no ve, sin embargo, amenazas extraordinarias ante la proclamación de Felipe VI

nacional

| 12.06.2014 - 10:04 h
REDACCIÓN

El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha advertido este jueves durante un desayuno informativo que el terrorismo anarquista se ha implantado en España y ha dicho que existe riesgo de atentado."El terrorismo anarquista se ha implantado en nuestro país y existen riesgos de que atentados como el de la Basílica del Pilar puedan repetirse. Es una prioridad para la Policía", ha dicho Cosidó en referencia al ataque perpetrado por el grupo anarquista Mateo Morral que fue desarticulado y sus principales cabecillas, dos ciudadanos chilenos, se encuentran en prisión.

Cosidó ha hecho estas declaraciones a la hora de glosar los retos a los que se va a encontrar la Policía en el futuro entre los que ha citado el terrorismo. En referencia a ETA ha defendido que "mientras siga siendo una organización armada y existiendo seguirá siendo una amenaza inaceptable y la Policía seguirá trabajando hasta lograr la desaparición total".

Asimismo, ha admitido que "la principal amenaza de Europa y el mundo" es el terrorismo yihadista" y ha vuelto a llamar la atención sobre el tránsito de combatientes a zonas de conflicto".

NO EXISTEN AMENAZAS EN LA PROCLAMACIÓN DEL NUEVO REY

Por su parte, el Ministerio del Interior considera que no existen amenazas extraordinarias que puedan afectar a la seguridad de los actos de proclamación del nuevo rey Felipe VI, que tendrán lugar el próximo día 19. Fuentes de Interior han hecho hincapié en que diariamente los servicios de Información evalúan posibles riesgos de acciones que puedan provocar algún tipo de incidente en esa jornada, aunque no creen que a día de hoy exista un incremento de ninguna amenaza grave.

No obstante, el dispositivo de seguridad, que se está ultimando, no es ajeno a cualquier alerta que pueda surgir estos días y cuenta con los suficientes medios para garantizar plenamente la seguridad de los actos y el recorrido que efectuará el nuevo rey por el centro de la capital. Las mismas fuentes han precisado que el nivel de amenaza terrorista no ha variado y que el riesgo de que se produzca un atentado no ha aumentado.

De todos modos, han recalcado que el despliegue policial puede ser similar al de la boda de los Príncipes de Asturias hace diez años, aunque la situación no es la misma, ya que en ese momento, mayo de 2004, acababa de producirse los atentados del 11M en Madrid y ETA seguía activa. Al frente del diseño del dispositivo policial trabaja la Secretaría de Estado de Seguridad que ha instalado, en coordinación con Casa Real, un centro de planificación y control de la seguridad para el evento.

Mientras, será la Delegación del Gobierno en Madrid la que, como es habitual, se encargue de la gestión de las manifestaciones o concentraciones que puedan convocarse.