Jordi Pujol: "Compareceré el día que me digan"

Los Pujol sacaron 227.000 euros en metálico de Andorra antes de la regularización

Felipe González asegura que nunca ha creído que Pujol sea un corrupto

nacional

| 05.09.2014 - 12:44 h
REDACCIÓN

El expresidente del Gobierno Felipe González ha asegurado hoy que "nunca" ha creído que el expresidente catalán Jordi Pujol sea un corrupto, ya que piensa que puede tratarse de una "operación de cobertura" hacia sus hijos, aunque ha admitido que es "una enorme frustración que afecta a todos".

González ha admitido que todavía le "cuesta" creerlo y ha dicho que está "asombrado" con lo que está pasando en este caso, ya que aunque todavía piensa "que puede ser una operación de cobertura", eso no quita "la inmensa gravedad" del asunto, del que "habrá que ver cuál es su desarrollo".

"Nunca lo he creído". "En Cataluña, con la figura histórica del 'hereu' (heredero), que haya un señor que deshereda al 'hereu' y no tiene en cuenta a la hermana para pasar la fortuna a su esposa y a sus hijos... puede ser", ha dicho.

González cree que se equivocan "los que crean que utilizándolo como arma arrojadiza va a cambiar la percepción", ya que puede producirse "un peligroso enrocamiento", por lo que hay que ser "extremadamente cuidadoso" con ese asunto, "como con todos los temas de corrupción".

COMPARECENCIA DE PUJOL

El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol ha asegurado hoy que comparecerá el día que le indique el Parlament de Cataluña para dar explicaciones sobre las cuentas que ha escondido en Andorra durante más de treinta años.

"Haré la comparecencia el día que me digan", ha respondido a los medios a la salida de su casa en Barcelona, cuando le han preguntado sobre si existía la posibilidad de que acudiera a la Cámara catalana antes del 22 de septiembre, en caso de que así se lo pidan.

El Parlament aprobó esta semana la solicitud de comparecencia de Pujol, que en una carta accedió al requerimiento, si bien precisó que daría cuenta de sus fondos en el extranjero a partir del día 22 para no interferir en el transcurso de la vida política catalana, a escasos días de la Diada.

Jordi Pujol confesó el pasado día 25 de julio mediante un comunicado que había tenido dinero sin declarar en Andorra procedente de una herencia familiar.

LOS PUJOL SACARON 277.000 EUROS DE ANDORRA ANTES DE LA REGULARIZACIÓN

Marta Ferrusola, esposa del expresidente catalán Jordi Pujol, y sus hijas Marta y Mireia extrajeron 227.000 euros en metálico de sus cuentas en Banca Privada de Andorra entre 2011 y 2014, antes de que la familia transfiriera 3,1 millones a una entidad financiera española para regularizar su fortuna oculta. Así se desprende de un informe de la Banca Privada de Andorra (BPA), al que ha tenido acceso Efe, que obra en poder de la titular del juzgado de instrucción número 31 de Barcelona, que a raíz de una querella de Manos Limpias investiga la fortuna que Jordi Pujol ha confesado haber mantenido oculta durante 34 años en el extranjero.

Según este informe, Mireia Pujol Ferrusola, hija de los Pujol, fue la que sacó más dinero en efectivo, en total 157.000 euros, en trece reintegros de sumas que oscilaban entre los 3.000 y los 20.000 euros, efectuados entre el 23 de marzo de 2011 y el 12 de junio de 2014, pocos días antes de la confesión de su padre.

Por su parte, Marta Ferrusola, la esposa del expresidente catalán, efectuó dos reintegros en efectivo en Andorra, por un valor total de 48.000 euros: sacó 18.000 euros en metálico en noviembre de 2011 y otros 30.000 euros en noviembre de 2012.

La otra hija de los Pujol, Marta Pujol Ferrusola, hizo reintegros en efectivo en la Banca Privada de Andorra por valor de 22.000 euros, en tres operaciones en 2012: la primera en marzo, por valor de 6.000 euros; la segunda en octubre, por 10.000 euros, y la última en noviembre, por 6.000 euros.

Según la información de la que dispone la juez de Barcelona, Marta Ferrusola y sus hijos Marta, Mireia y Pere abrieron cuentas en la Banca Privada de Andorra en diciembre de 2010, tras cancelar las que tenían en el banco andorrano Andbank, donde ocultaban desde 1980 la fortuna que Jordi Pujol aseguró que procedía de una herencia paterna.

Al abrir sus cuentas en el BPA para transferir el dinero de Andbank, los Pujol comunicaron a la entidad que no incorporarían fondos adicionales ni tenían previsto hacer retiradas de fondos y manifestaron que las sumas que iban a depositar procedían de una herencia familiar.

El 11 de julio pasado, la esposa de Jordi Pujol y tres de sus hijos transfirieron al Banco de Madrid, vinculado a BPA, un total de 3,1 millones de euros con el único objetivo de regularizar esa fortuna que habían mantenido oculta al fisco, de los que todavía guardan 1,6 para hacer frente al pago de posibles multas.

Desde la apertura de las cuentas en 2010 en el banco andorrano hasta su cancelación 2014, esos cuatro miembros del clan Pujol hicieron contados movimientos bancarios, que incluían varias transferencias desde Andbank e ingresos y reintegros en metálico.