IU irá al Constitucional si el PP aprueba la elección directa de los alcaldes

El Gobierno niega "cálculos electorales" en su propuesta de cambiar la elección de alcaldes

nacional

| 29.08.2014 - 11:17 h
REDACCIÓN

El coordinador federal de IU, Cayo Lara, ha asegurado hoy que la elección directa de alcaldes que plantea el PP tiene "elementos de inconstitucionalidad" y que si finalmente se aprueba su grupo planteará presentar un recurso ante el Tribunal Constitucional. El artículo 140 de la Constitución establece que "los alcaldes serán elegidos por los concejales o por los vecinos", ha recordado Lara en una entrevista a Efe, por lo que, en su opinión, hay "una laguna clarísima" de inconstitucionalidad.

Antes de llegar a ese punto, Lara ha explicado que su formación va a plantar cara en el Congreso a la reforma electoral, y ha insistido en que IU no va a negociar ninguno de sus puntos: "No vamos a participar en ninguna conversación para degenerar la democracia, que no nos llamen para eso". "Lo que intenta el PP es da un golpe de Estado a la democracia municipal de manera improvisada y al calor de los resultados del 25M", ha añadido, al tiempo que ha criticado que la solución del PP a la pérdida de votos sea "retorcer la ley para blindarse en el poder" en lugar de "hacer políticas distintas que se ganen la confianza de la gente".

Además, Lara ha señalado que con la reforma electoral se ataca "el sistema electoral más justo, más proporcional, y más representativo" que hay en España, que es el municipal. Por ello, junto a la oposición parlamentaria, IU también va a llevar a cabo una campaña social "pedagógica" y "por todo el país" explicando que el objetivo del PP es "quitar alcaldes y poner caciques".

Según Lara, tratarán de explicar a los ciudadanos que lo que pretende el Partido Popular es mantener "el clientelismo que han organizado, la privatización de empresas públicas, que son negocios inmensos para determinados amigos del PP".

Así, ha señalado que la elección directa de alcaldes quiere evitar que haya cambios de gobierno en los municipios para que otras fuerzas políticas no puedan "desprivatizar y dar marcha atrás a la privatización y al expolio de lo público".

Por último, el líder de Izquierda Unida ha afeado al PP que presenten la reforma como una reclamación ciudadana cuando "no estaba en boca de nadie"."No había ningún clamor que pidiera modificar precisamente el sistema más justo y representativo que tenemos", ha apuntado.

EL GOBIERNO NIEGA "CALCULOS ELECTORALES" PARA SU PROPUESTA

Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado este viernes que los "cálculos electorales" no son el motivo de que el PP haya planteado una modificación de la ley electoral que prime como futuro alcalde al candidato de la lista más votada.

Este "debate" que quiere abrir el Partido Popular "se hace desde un punto de vista no de un cálculo electoral de lo que pueda pasar en un ayuntamiento u otro, sino del fortalecimiento de la democracia", ha declarado la vicepresidenta en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

En el mismo sentido, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha dicho que si el motivo fuese favorecer al PP en futuras elecciones, eso "quitaría legitimidad" a la iniciativa. "Es una medida de regeneración democrática, de facilitar la transparencia y la aproximación entre los ciudadanos y sus representantes, más allá de que beneficie o perjudique al partido que sustenta al Gobierno", ha explicado.

La vicepresidenta ha destacado que el sistema que propone el PP permite que el alcalde, "el responsable político y administrativo más cercano al ciudadano, sea elegido directamente por los vecinos", para de esa manera promover "el respeto a la voluntad del vecino y de las mayorías".

Sáenz de Santamaría ha señalado que, en reuniones mantenidas en el Congreso, distintos grupos parlamentarios "plantearon la necesidad de abordar asuntos relativos al sistema electoral" y, en este contexto, el PP "ha planteado la necesidad de abrir un debate sobre la elección de alcaldes", la cual, según la Constitución, puede hacerse de forma directa o indirecta.

"Igual que el Gobierno abrió el debate" de la regeneración democrática con el proyecto de ley orgánica de Control de la Actividad Económico Financiera de los Partidos Políticos y con el de la Ley Reguladora del Ejercicio del Alto Cargo de la Administración General del Estado, "los grupos políticos y los partidos pueden plantear los debates que estimen oportunos", ha manifestado.

Eso sí, si la reforma se materializa mediante un proyecto de ley del Gobierno, requiere remitir previamente un anteproyecto al Consejo de Estado y otros órganos consultivos para que se pronuncien formalmente. En cambio, si se presenta como proposición de ley del PP, ya no hay necesidad de informes y la tramitación es mucho más rápida.

Además, la portavoz del Ejecutivo ha recordado que otros partidos iniciaron este debate en el pasado, por ejemplo el PSOE. "No estamos planteando nada que sea una novedad", ha agregado, destacando además que la elección directa de alcaldes es un sistema que funciona en países como Italia, Francia o Alemania.