Guindos defiende que las cuentas para 2014 son "austeras" y "marcan el fin de la recesión"

nacional

| 12.11.2013 - 15:59 h
REDACCIÓN

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha asegurado este martes que las cuentas de su departamento para el año próximo son "austeras" pero "marcan el fin de la recesión" y un "cambio de tendencia" que durante 2014 se materializará en la "recuperación" económica, aunque aún sea "débil y frágil".

Durante su intervención ante el Pleno del Congreso para defender la partida del Ministerio de Economía prevista en el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2014, De Guindos ha afirmado que las cuentas "anticipan un cambio" y "marcan el inicio de una recuperación aún débil e incipiente, pero que hay que consolidar".

"Son unos Presupuestos austeros, ajustados al contexto, pero con los que seguiremos avanzando en la senda de la recuperación del crecimiento y de la creación de empleo", ha insistido el ministro, para quien la "estabilidad y mejora de la mayoría de los indicadores económicos" están propiciando un "cambio en la percepción" hacia España que supone "el mejor aval para perseverar en la estrategia económica, proseguir con la corrección de los desequilibrios acumulados y continuar con el programa de reformas para volver a crecer".

CUADRO MACROECONOMICO

En este punto, el titular de Economía se ha detenido a analizar el cuadro macroeconómico en el que se basan las cuentas de 2014, que recoge la "mejora" de algunas cifras pero que aún así mantiene unas "proyecciones prudentes y conservadoras" tanto en la previsión de crecimiento económico (+0,5%) como de empleo ("en términos EPA se creará empleo neto", ha dicho).

"Son unas previsiones prudentes, realistas, que coinciden en lo esencial con la proyección de la CE y el consenso del mercado. La OCDE, en su revisión de proyecciones de los próximos días, también se ajustará de forma muy próxima al cuadro macroeconómico del Gobierno", ha pronosticado.

De Guindos también ha asegurado que se prevé una "estabilización" de la ratio deuda pública-PIB y ha señalado que el Gobierno prestará "cada vez más atención" a esta cuestión, después del incremento de los últimos dos ejercicios como consecuencia, según ha dicho, de las operaciones "de una sola vez" para el plan de pago a proveedores y el rescate bancario.

EL CONSUMO INTERNO CRECERA EN 2014

Asimismo, también se estabilizará la demanda interna el año próximo, con un crecimiento por primera vez desde que comenzó la crisis en el consumo privado gracias a "la mejora de la confianza del consumidor, la estabilización del mercado de trabajo y una inflación muy reducida".

No obstante, el sector exterior seguirá siendo el "motor de la recuperación", con una aportación de 1,2 puntos al PIB gracias al "dinamismo y fortaleza" de las exportaciones, que el año próximo crecerán por encima del 5%. "La proyección es que en 2014, por primera vez casi desde que hay registros de comercio exterior, España tendrá una balanza comercial con superávit", ha añadido el ministro.

Así, gracias a las "ganancias de competitividad" a través de la reducción de costes laborales unitarios y no de una devaluación del tipo de cambio, la economía española está logrando una modificación de su patrón de crecimiento que será "mucho más persistente y duradero" y se podrá ampliar el superávit de la cuenta corriente de la balanza de pagos, lo que "debe facilitar la reducción del endeudamiento exterior", que entre 2013 y 2014 se elevará a 50.000 millones de euros.

APOYO AL COMERCIO

Por último, De Guindos ha desgranado las principales cifras de los Presupuestos del próximo año destinadas al apoyo al comercio y la internacionalización. En concreto, la Secretaría de Estado de Comercio recibirá 477 millones (+12,5%), como reflejo de la "importancia" que el Gobierno otorga a estas políticas.

Así, la partida para comercio exterior crece un 13% y comienza ya a "lanzar señales potentes" de la fortaleza de las empresas para competir internacionalmente. No obstante, el año que viene se seguirá apoyando este objetivo con partidas como la del FIEM (500 millones), el FIEX (+66%) o Fonpyme (10 millones), y también se trabajará por "mejorar los instrumentos no financieros" para la internacionalización de las pymes y por incrementar la efectividad en el uso de estos fondos.

Asimismo, se continuará avanzando en la integración de las oficinas comerciales de las comunidades autónomas en la red del Estado, se privatizará la empresa de seguros de créditos a la exportación (Cesce), se integrará el Centro de Estudios Económicos y Comerciales y parte del medio propio de Expansión Exterior en el Icex, se impulsará una ventanilla única de servicios de internacionalización y se aprobará el Plan Estratégico de Internacionalización.

En cuanto al comercio interior, "muy afectado por la contracción del consumo", De Guindos ha asegurado que se seguirá trabajando para recuperar tejido comercial con el Plan de Apoyo a la Competitividad del Comercio Minorista, que estará dotado con 42 millones. Asimismo, se avanzará en las reformas para facilitar la actividad comercial como ya se ha hecho este año y también para garantizar el acceso al crédito.

UNOS PRESUPUESTOS "PARA GASTAR MEJOR, NO MAS"

Durante su intervención, el portavoz de Economía del PP, Vicente Martínez-Pujalte, ha reprochado a la oposición que centre sus críticas a las cuentas en la "cuantificación económica" cuando lo que debería estar en el centro del debate es "hacer bien las cosas y gastar bien el dinero de los ciudadanos".

"No se trata de gastar más, sino de ser eficientes en el gasto, de gastar mejor. Este Presupuesto lo vamos a aprobar porque es el mejor para gastar mejor. Y si la vuelta (del PSOE) es volver a gastar dinero en cosas inútiles, mejor que se queden donde están", ha añadido.

Sin embargo, el socialista Miguel Cortizo ha reprochado al Gobierno que esté "tan preocupado por el estrés de la banca" pero no por el estrés que sufren los ciudadanos y las empresas, particularmente las de I+D+i, que están "próximas al suicidio inducido". "Siguen preocupados por el estrés de los bancos; dénles lorazepam, verán cómo se curan", ha ironizado.

En la misma línea, el portavoz de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), José Luis Centella, ha reprochado al Ejecutivo 'popular' que "siga empeñado en poner a la ciudadanía al servicio de la economía" en lugar de "resolver los problemas reales en tiempo real".

"Ustedes priorizan los problemas de la banca, pero la gente come en tiempo real, no en el tiempo figurado que ustedes plantean. No pueden pedirle a la gente que espere unos años, tienen que crear empleo aquí y ahora, y estos presupuestos no lo hacen. Estos Presupuestos ni resuelven el consumo ni el acceso al crédito de pymes", ha reprochado.

Para el portavoz económico de UPyD, Alvaro Anchuelo, estas cuentas "materializan en números unas prioridades continuistas en la mala dirección" que, mientras mantienen gastos "superfluos", recortan "fuertemente" partidas "esenciales" como el I+D+i o la promoción de las exportaciones, donde las subidas son "cosméticas" y no logran "compensar" las pérdidas de años anteriores.

Finalmente, el portavoz económico de CiU, Josep Sánchez Llibre, cree que en las cuentas del Ministerio de Economía "faltan mecanismos para incentivar el consumo y el PIB", sin los cuales "será muy difícil abrir crear puestos de trabajo y rebajar sustancialmente esa gran cantidad de paro".

Por eso, cree que hace falta respaldar presupuestariamente de forma más decidida tanto el I+D+i como la internacionalización. "Con este presupuesto, difícilmente podremos abordar con éxito los procesos de internacionalización necesarios para la economía", ha concluido.