España eleva la alerta antiterrorista tras el atentado de París

Interior eleva la alerta a nivel 3 con intensidad baja pese a no percibir riesgo "adicional"

La Policía activa un plan preventivo para puntos críticos tras el atentado de París

Se blindan las infraestructuras críticas ante la amenaza yihadista

Una falsa alarma provoca el desalojo de medios de comunicación en Madrid

nacional

| 07.01.2015 - 14:40 h
REDACCIÓN

El Ministerio del Interior ha elevado el nivel actual de alerta antiterrorista tras el atentado de París en el que ha fallecido una docena de personas, lo que significa un incremento de la vigilancia de las infraestructuras críticas y una mayor presencia policial en las calles. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que no "hay ninguna razón para alarmarse" en España tras el atentado terrorista perpetrado hoy en París, pero ha considerado lógico que, tras esa acción, se refuercen las medidas de seguridad existentes.

Rajoy se ha referido al atentado contra el semanario Charlie Hebdo a su llegada al Palacio Episcopal de la Seu d'Urgell para entrevistarse con el obispo de esta diócesis y copríncipe de Andorra, Joan Enric Vives, en su primer acto de la visita oficial que va a realizar hasta mañana al Principado. El jefe del Ejecutivo ha reiterado la solidaridad de España con Francia y ha subrayado: "No van a poder con lo más sagrado que tenemos los seres humanos, que son nuestros derechos y nuestras libertades".

Ha sido el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, quien ha informado de esta elevación del nivel 2 alto que existía hasta ahora al nivel 3 de intensidad baja, y ha dicho que aunque no hay motivos para una alarma adicional, sería una "imprudencia no adoptar" esta activación.

De hecho, se activa el nivel 3 de intensidad baja de manera transitoria hasta que culminen las investigaciones y se clarifiquen los hechos, ha resaltado Fernández Díaz.

250 AGENTES DE UNIDADES DE INTERVENCIÓN

Unos 250 agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP), los antidisturbios, se suman al dispositivo de refuerzo de la seguridad en Madrid tras el atentado perpetrado hoy en París contra la sede de la revista Charlie Hebdo, en la que han muerto doce personas.

Fuentes policiales han informado de que dos grupos integrados cada uno por 50 efectivos se han desplazado a la capital desde otras provincias, en tanto que la unidad primera, la central, aporta otro grupo -50- y la de Madrid otros dos, cien agentes.

La decisión se ha adoptado por el Ministerio del Interior y la Dirección General de la Policía tras el atentado perpetrado hoy en París por dos hombres armados que han asesinado a una docena de personas, entre ellas dos policías.

Precisamente, el titular de Interior, Jorge Fernández Díaz, se ha reunido con los responsables de la lucha antiterrorista en España para analizar la situación y adoptar medidas ante una posible amenaza yihadista.

ACTIVADO EL PLAN DE PROTECCIÓN

La Policía Nacional ha enviado un escrito a las comisarías zonales, locales y de distrito en el que ordena la puesta en marcha, con carácter de urgencia, de un plan preventivo para la protección de infraestructuras críticas, en prevención de un posible atentado de tipo yihadista.

La circular, a la que ha tenido acceso Efe, explica que, tras el atentado perpetrado hoy en Francia, por parte las jefaturas superiores y de las Comisarías Generales "ya se han establecido las correspondientes medidas, siendo necesaria la participación de todas las unidades policiales para cubrir todas las infraestructuras críticas".

En el escrito se pide que los agentes extremen las medidas de seguridad, tanto individual como en las dependencias policiales.

Fuentes policiales han precisado que esta mayor vigilancia en esos puntos considerados vitales consistirán, entre otras medidas, en mayores identificaciones, así como en contravigilancias en las sedes policiales e institucionales.

Además de la remisión de esta circular, esta mañana un grupo de la Unidad de Intervención Policial (UIP) o antidisturbios de Barcelona se ha trasladado a la frontera de La Junquera, han precisado otras fuentes policiales.

Si bien el Ministerio del Interior no ha elevado el nivel de alerta antiterrorista, que permanece en el grado alto del nivel 2 desde septiembre, el reforzamiento de la vigilancia en las infraestructuras críticas es una de las mediadas previstas en el nivel 3.

Dentro de las infraestructuras críticas se engloban estaciones de autobuses, tren, aeropuertos, instalaciones eléctricas o dependencias oficiales y policiales.

FALSAS ALARMAS CONTRA MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Una falsa alarma ha provocado el desalojo este miércoles de varias sedes de medios de comunicación en la capital, como la de 'El País', en la calle Miguel Yuste, la de 'Libertad Digital' y 'esRadio', en Juan Esplandiu; o la de '20 minutos' y 'El Economista', en Condesa de Venadito. En el caso de 'El País', el desalojo ha sido durante una hora poco antes de las 15.00 horas, según han confirmado fuentes de la Policía Nacional a Europa Press, así como el propio diario en su cuenta de Twitter '@el--pais'.

Posteriormente, alrededor de las 15.45 horas, también han sido desalojadas las sedes que comparten en la capital 'Libertad Digital' y 'esRadio', así como la de '20 minutos' y 'El Economista', por la presencia de varios paquetes sospechosos aunque finalmente también se ha tratado de una falsa alarma, según han añadido fuentes de la Policía Nacional.

En el caso de 'Libertad Digital' y 'esRadio', el propio medio ha explicado que el edificio ha sido desalojado y acordonado. En concreto, el paquete estaba dirigido al director del periódico y ha sido depositado en la redacción del edificio por un hombre que se ha marchado cuando se le ha pedido más información.

La Policía sospecha que los distintos avisos falsos de bomba que han tenido lugar este miércoles en las sedes de varios medios de comunicación en Madrid son obra de una misma persona, según han informado fuentes policiales.

Estas mismas fuentes han informado de que las llamadas en las que anunciaba la colocación de un artefacto explosivo eran similares así como los propios paquetes hallados también tenían las mismas características.