París: Tres terroristas matan a doce personas en la sede de periódico 'Charlie Hebdo'

Doce personas han muerto y varias han resultado heridas en un tiroteo ocurrido en la sede del semanario satírico francés Charlie Hebdo, en pleno centro de París, informó a Efe la Prefectura. Dos hombres armados han irrumpido poco antes de mediodía en la sede del semanario satírico y han abierto fuego. Tras realizar los disparos, se han dado a la fuga abriendo igualmente fuego contra los agentes de Policía que estaban en la puerta del edificio. Por el momento no hay datos sobre su paradero ni sobre su identidad.

En total, el ataque causó doce muertos entre los que se sabe que hay dos policías, el rematado en la calle y uno que se encargaba de la protección del "Charlie Hebdo", que había sido amenazado de forma repetida desde que en 2006 publicó unas caricaturas de Mahoma.

La prefectura de Policía de París ha tomado medidas para reforzar la seguridad ante los locales de diversos medios de comunicación y en las estaciones de metro y ferrocarril de la capital. El Gobierno ha decidido además elevar el llamado Plan Vigipirate contra acciones terroristas a su máximo nivel, "alerta de atentados".

Vincent Justin, un periodista que trabaja en un edificio junto a la sede del semanario satírico, que había sido objeto de amenazas en el pasado por haber publicado caricaturas de Mahoma, explicó que fueron dos personas las que entraron en la redacción y dispararon contra el personal. De acuerdo con Justin, los autores de la masacre reivindicaron su acción con la frase "vamos a vengar al profeta". France Info señaló que dos vehículos estaban esperando para ayudar a escapar del lugar a los dos hombres, que iban armados con rifles kalashnikov.

Después del tiroteo en la sede del "Charlie Hebdo", dos de los tres autores del atentado se detuvieron para responder a los agentes que les hacían frente cuando huían en su coche, un Citroen C-1 negro que abandonaron poco después en otro barrio, en el noreste de París.

Según se puede ver en el vídeo reproducido en los canales de información, con sus fusiles en mano pasaron corriendo cerca del agente que estaba malherido en el suelo y uno de ellos le dio un tiro de gracia antes de volver al vehículo.

Entre los muertos están el director, Stéphane Charbonnier, alias Charb, y otros tres de los principales dibujantes del semanario satírico francés: Cabu, Tignous y Wolinski.

Igualmente figura entre las víctimas mortales el economista Bernard Marid, cronista habitual de la emisora de radio pública "France Inter" y colaborador del semanario satírico.

EN ALERTA MÁXIMA

François Hollande, que visitó el lugar de los hechos, ha prometido que los autores del atentado serán perseguidos y llevados ante la justicia. "Había policías para protegerlos" pero "han sido cobardemente asesinados", ha lamentado.

El mandatario, que no ha dudado en calificar lo sucedido de "ataque terrorista", ha prometido que los autores serán perseguidos y llevados ante la justicia. Tras llamar a la unidad, ha reconocido que el país se encuentra en un "momento extremadamente difícil". "Sabíamos que estábamos amenazados como otros países del mundo porque somos un país de libertad", ha subrayado.

"Nadie puede pensar que puede actuar en Francia contra los principios de la república", ha advertido el jefe de Estado. "Castigaremos a los agresores", ha reiterado, prometiendo que el Gobierno "reaccionará con firmeza".

François Hollande anunció que este jueves será una "jornada de luto nacional" en homenaje a las doce víctimas mortales del atentado y que las banderas ondearán en todo el país a media asta durante tres días.

Tras recordar que los dibujantes y los cronistas de "Charlie Hebdo" habían defendido un "mensaje de libertad que seguiremos defendiendo en su nombre", rindió homenaje a los fallecidos, "nuestros héroes", y señaló que "han muerto por la idea que se hacían de Francia, por la libertad".

El primer ministro francés, Manuel Valls, rindió homenaje, junto al titular de Interior, Bernard Cazeneuve, al policía rematado en el suelo por uno de los terroristas que atentaron contra el semanario satírico "Charlie Hebdo" en París.

Valls, que visitó por la tarde la comisaría a la que pertenecía el agente en el distrito XI de París, dijo ante los medios de comunicación que había querido manifestar su solidaridad con ese policía "abatido en circunstancias horribles". "Hemos venido a saludar a los policías" y a decirles que "estamos con ellos", explicó el primer ministro.

Añadió que las fuerzas del orden "saben que son el escudo de los franceses", a los que pidió "unidad nacional" porque "es más que nunca necesaria para hacer frente a estos adversarios".

CONDENAS INTERNACIONALES

El primer ministro británico, David Cameron, y la canciller alemana, Angela Merkel, condenaron hoy conjuntamente el "bárbaro" atentado contra la revista satírica "Charlie Hebdo" en París.

Merkel, de viaje oficial en el Reino Unido, condenó el ataque durante una visita al Museo Británico, al que acudió acompañada de Cameron, con quien posteriormente se reunirá para tratar la próxima cumbre del G7 y asuntos europeos. Condenamos enérgicamente este atentado y nuestros pensamientos están con el pueblo francés, particularmente con aquellos que han perdido seres queridos en este horrendo ataque", declaró la canciller. "Este es un atentado contra los valores que todos consideramos importantes, de libertad de expresión, libertad en general y de la dignidad del ser humano", añadió.

Por su parte, Cameron condenó "la horrible atrocidad terrorista" y dijo que sentía "enorme solidaridad" con las familias de las víctimas. "No debemos permitir nunca que los valores que consideramos importantes, de democracia, de libertad de expresión, sean dañados por estos terroristas", afirmó el jefe del Gobierno británico, que añadió: "Debemos confrontar lo que han hecho".

El presidente de EEUU, Barack Obama, condenó hoy el atentado contra la sede del semanario satírico "Charlie Hebdo" en París y, en su primera declaración pública al respecto, lo calificó de "cobarde" ataque contra los periodistas y la libertad de prensa.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, expresó su "indignación" por el "despreciable" atentado, un "ataque directo" a la libertad de expresión y de información, que calificó como un "pilar de la democracia". Este "terrible ataque terrorista" busca dividir a las comunidades, por lo que "no debemos caer en esa trampa", agregó Ban, quien expresó sus condolencias a los familiares de las víctimas.

El papa Francisco condenó de forma firme el "horrible atentado" perpetrado en la sede del semanario francés "Charlie Hebdo". En un comunicado, el papa "expresa la más firme condena por el horrible atentado que ha devastado esta mañana la ciudad de París, con un alto número de víctimas". Además, según destacó Lombardi, Jorge Bergoglio reza "por el sufrimiento de los heridos y las familias de los fallecidos".

REACCIONES EN ESPAÑA

El Rey ha enviado un telegrama al presidente francés, François Hollande, en el que condena el "brutal atentado" contra el semanario Charlie Hebdo, expresa su "pesar y profunda solidaridad" y reafirma la "determinación" común de España y Francia a seguir luchando frente a la violencia terrorista. "Frente a la sinrazón de estos abominables atentados terroristas, que merecen mi más firme condena y repulsa, se renueva la solidaridad y determinación entre naciones amigas a seguir luchando contra la violencia terrorista y en favor de los principios y valores democráticos", subraya don Felipe en este mensaje, según fuentes de la Casa del Rey.

El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, que se encuentra en Andorra ha enviado un telegrama de condolencias al presidente francés, François Hollande, tras el atentado contra el semanario Charlie Hebdo, en el que le traslada la total colaboración de España en la lucha contra el terrorismo.

Rajoy envía sus condolencias y las del pueblo español al presidente francés y expresa su "profunda consternación" ante el "terrible atentado" a la vez que asegura que España comparte su dolor. "En estos momentos, puede tener la seguridad, señor presidente, de que cuenta con la solidaridad, el afecto del pueblo español y la cooperación de su Gobierno en la lucha contra el terrorismo", subraya Rajoy en su telegrama.

Además, le pide que transmita la cercanía y solidaridad de España a los familiares de las víctimas y los deseos de una pronta recuperación a los heridos.

El líder socialista, Pedro Sánchez, ha expresado la "solidaridad" y el apoyo del PSOE a las familias de las víctimas de la masacre contra el semanario satírico Charlie Hebdo y ha asegurado que los valores de democracia y libertad de expresión que defendían prevalecerán "sobre la violencia y el terrorismo".

El secretario de Organización del PSOE, César Luena, ha expresado la "condena más rotunda" de su partido ante el ataque sufrido por el semanario 'Charlie Hebdo', a quien ha enviado su "solidaridad", y ha trasladado su deseo de que "los responsables de la masacre sean capturados y condenados".

Así ha comenzado el 'número dos' de los socialistas la rueda de prensa en Ferraz tras la reunión de la Comisión Ejecutiva Federal del partido, pocas horas después de que tuviera lugar este atentado, en el que han muerto al menos doce personas, a manos de tres encapuchados y vestidos de negro que, según algunos vídeos del ataque, han disparado al grito de 'Allahu akbar' (Alá es el más grande).

El portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, ha condenado en nombre de su partido y del grupo parlamentario el "salvaje" atentado y ha trasladado su solidaridad al pueblo y al Gobierno francés.

Hernando, en declaraciones en el Congreso, ha expresado la condena "sin paliativos" de lo que ha calificado como un atentado salvaje, sin justificación alguna y contra la libertad de expresión la tolerancia y los valores democráticos.

Frente a "esta salvajada", el portavoz popular ha reivindicado la firmeza del sistema democrático y ha insistido en expresar la solidaridad y apoyo de todos los demócratas con quienes sufren y padecen este tipo de tragedias, y en concreto, con los familiares de las víctimas del atentado en Francia, con el pueblo francés y el Gobierno y el Parlamento del país vecino.