El PSOE mantiene la incognita y emplaza a Rajoy a decir si va a aplicar el 155

El Gobierno no descarta "nada" en Cataluña pero no entrará en "provocaciones"

En Comú avisa al PSOE: "No se puede hablar de plurinacionalidad un día y coquetear después con el 155"

nacional

| 19.09.2017 - 14:45 h
REDACCIÓN

A vueltas con el artículo 155 de la Constitución y la postura del PSOE, el secretario de Política Federal del PSOE, Patxi López, ha negado hoy que su partido se esté "enredando" con su posición sobre una hipotética aplicación para hacer frente al desafío independentista en Cataluña.

Patxi López dice que quien se enreda son medios con la interpretacion realizada de la palabras del portavoz socialista, Óscar Puente, que no descartó su aplicación. "El PSOE no se va a pronunciar sobre hipótesis y escenarios hipotéticos", dijo Puente.

A su llegada a la reunión del grupo parlamentario socialista, López ha remarcado que el PSOE mantiene la postura de siempre, que no hace hipótesis y que no habla de escenarios "posibles", sino de escenarios "reales".

"Os estáis enredando igual vosotros, porque de las palabras del portavoz ayer no sé cómo se puede deducir que hemos variado la posición", ha señalado.

En el PSOE, la postura es esperar cada medida que tome el gobierno y entonces, pronunciarse. Y mas ante la aplicación de un artículo para el que los votos socialistas no son necesarios, al contar el PP con la mayoria absoluta en el Senado.

Así, la portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Margarita Robles, emplazó este martes al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a superar las "ambigüedades" y decir a los españoles "si quiere aplicar o no" el artículo 155 en Cataluña.

La portavoz parlamentaria del PSOE lanzó esta petición en la rueda de prensa que ofreció tras la Junta de Portavoces, donde quiso dejar claro que la decisión de aplicar el artículo 155 "corresponde" al Gobierno de la nación.

Pidió con firmeza a Rajoy que "se deje de ambigüedades y diga a los ciudadanos lo que quiere hacer en Cataluña, si quiere aplicar o no el 155 o la Ley de Seguridad Nacional". "No está bien que el Gobierno, en esta situación de indefinición, quiera poner el foco en el PSOE", añadió.

Por su parte, la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, ha dicho este martes que la Comisión Ejecutiva Federal de su partido no se ha pronunciado oficialmente aún sobre una posible aplicación del artículo 155 de la Constitución por parte del Gobierno y ha recalcado que "de momento" todo son "especulaciones".

"En el caso de que el Gobierno adopte esa medida, que la puede desarrollar sin necesidad del apoyo de ningún otro partido, manifestaríamos nuestra posición al respecto. Pero no vamos a adelantarnos a los acontecimientos", se ha limitado a decir.

Una postura en la que ERC y En Comu coinciden en calificar como confusa.

El líder de Catalunya en Comú, Xavier Domènech, ha advertido hoy al PSOE de que no se puede defender un día la plurinacionalidad y al "otro día coquetear" con la aplicación del artículo 155 de la Constitución, y ha instado al PSC a no permanecer "inerme" ante la "intervención" del autogobierno catalán.

Asimismo, Domènech ha acusado al Gobierno de aplicar "por la puerta de atrás" el artículo 155 de la Constitución mediante la "intervención financiera de la Generalitat". "De hecho, es la ruptura del pacto entre (Adolfo) Suárez y (Josep) Tarradellas, previa a la propia aprobación de la Constitución", ha zanjado.

Mientras, el ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, ha afirmado hoy que el Gobierno no descarta "nada" para afrontar la situación en Cataluña, aunque tampoco va a "entrar en provocaciones para que no haya victimismo, que es lo que ellos quieren", en referencia a los independentistas.

De Guindos ha reiterado que "la independencia de Cataluña no va a tener lugar", por una cuestión de "legalidad".

"El Gobierno de España no va a dejar que por una ensoñación irreal (...) tengamos un problema para el conjunto de la sociedad española", ha subrayado.

Frente a esta situación, el Gobierno actuará con "prudencia, moderación y proporcionalidad", sin descartar nada ni "sobrerreaccionar".