El Gobierno lamenta que el PSOE vire al proteccionismo como Podemos o la extrema derecha

Sánchez confirma a Moscovici que el PSOE se abstendrá en la votación del CETA y éste le pide que reflexione

Ciudadanos coincide en que el PSOE se está "podemizando" al cambiar su postura sobre el acuerdo económico y de comercio de la UE con Canadá (CETA)

El PP dice que los únicos que votan en contra del CETA en Bruselas es el Frente Nacional de Marine Le Pen y EH-Bildu y que hay dos PSOE: "Uno rojo y otro morado"

Podemos anima al PSOE a ir más allá y rechazar el CETA para llevarlo juntos al Constitucional y frenarlo en Europa

nacional

| 22.06.2017 - 10:37 h

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se ha reunido hoy con el comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, al que ha comunicado que su grupo se abstendrá la próxima semana en la votación del Tratado de Libre Comercio entre la UE y Canadá (CETA). Moscovici le ha pedido que reflexione.

"En 1.600 páginas del Tratado sólo hay 4 sobre nuestros derechos medioambientales. Tenemos diferencias en el modo de resolución de las disputas, en el desequilibrio en la protección de los derechos laborales frente a los inversores y en la ausencia de penalizaciones en la violación al Tratado", ha dicho Sánchez a Moscovici, según un comunicado del PSOE.

El líder socialista ha transmitido al comisario europeo que realizará una "oposición de Estado" al Gobierno, al que, sin embargo, apoyará frente al desafío independentista de Cataluña."El Gobierno del PP es muy impopular debido a su bajo umbral ético y social, su insensibilidad con los más débiles y los reiterados escándalos de corrupción que avergüenzan a la mayoría de todos los españoles. Pero estamos en contra del derecho de secesión y no vamos a permitir que el independentismo trate de aprovecharlo debilitando al Estado", ha dicho Sánchez.

Mientras el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha considerado "una mala noticia" y "un error" la decisión del PSOE de no apoyar el tratado de libre comercio entre la UE y Canadá (CETA) y ha avanzado que buscará el apoyo de "otros" partidos si el PSOE no se abstiene finalmente. Considera que España haría el ridículo si el Parlamento votara en contra.

DOS "PSOES" UNO ROJO Y EL OTRO MORADO

El ministro portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, considera que el cambio de postura del PSOE es "muy difícil de explicar" y no le va a reportar "ningún beneficio" y además afecta a la credibilidad de España y del propio partido socialista. No la entiendo, es una mala noticia, la coherencia política es muy importante. Que el principal partido de la oposición mantenga posiciones coherentes en temas que afectan a la UE es absolutamente capital", ha alertado. En declaraciones en los pasillos del Congreso, Méndez de Vigo ha recordado que ha sido diputado en el Parlamento Europeo durante más de veinte años y conoce lo importante que es el "trabajo conjunto de los grandes partidos".

En esta misma línea, el vicesecretario de Política Sectorial del PP, Javier Maroto, ha advertido de que los únicos que votan en contra del CETA en Bruselas es el Frente Nacional de Marine Le Pen y EH-Bildu.

"Tienen un problema grave. Si ahora el PSOE es más de izquierdas que de izquierdas, tenemos dos Podemos en España, uno morado y otro rojo", ha denunciado

PODEMOS QUIERE MÁS

Desde el Gobierno no entienden ese cambio de postura, pero desde Podemos animan al PSOE a ir más allá. El secretario de Relaciones Internacionales de Podemos, Pablo Bustinduy, ha celebrado el cambio de postura del PSOE y ha manifestado que espera que su posible abstención sea sólo el primer paso y se convierta, en el futuro, en un claro rechazo que permita frenar el tratado en España y en Europa. De este modo, el portavoz del partido morado en la Comisión de Exteriores del Congreso ha animado a los socialistas a que vayan más allá y les acompañen, primero, en la solicitud de control constitucional que volverán a reclamar en el Senado, y después, en el recurso que tienen previsto presentar ante el Tribunal Constitucional.

También espera que el PSOE aproveche la "muy buena relación" que tiene con "muchos partidos socialdemócratas" europeos y ayude a Podemos a convencerles de que cambien de postura, ya que si un sólo país de la Unión se niega a ratificar el tratado, éste no saldría adelante. "Han cambiado de posición, es una buena noticia y un paso adelante en una larga lucha que dura ya más de tres años en el Parlamento Europeo y en la sociedad civil, y que Podemos en hemos abanderado en el Congreso", ha afirmado en declaraciones a los medios en los pasillos de la Cámara Baja.

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, ha subrayado hoy la preocupación del Gobierno por el cambio de posición del PSOE, que ahora rechaza el Tratado de Libre Comercio entre la UE y Canada (CETA), que le lleva a "vientos proteccionistas" que defienden Podemos o la extrema derecha.

En declaraciones en el Congreso, Dastis ha considerado "poco serio" este cambio de posición del PSOE, aunque tenga "todo el derecho" a hacerlo y a ser "más populista". Además ha señalado que la nueva presidenta del PSOE, Cristina Narbona, que "tiene experiencia de Gobierno", debería saber que el CETA es un "acuerdo serio".

Y un acuerdo, ha continuado, que se hace con un país, Canadá, con unos estándares medioambientales, de protección de los consumidores y de trato a los inmigrantes que desde luego "en nada son inferiores a los que tiene la Unión Europea".

CIUDADANOS DICE QUE EL PSOE SE ESTÁ "PODEMIZANDO"

El secretario general del Grupo Parlamentario de Ciudadanos del Congreso, Miguel Gutiérrez, afirmó hoy que el PSOE se está "podemizando" al cambiar su postura sobre el acuerdo económico y de comercio de la UE con Canadá (CETA).

Para Gutiérrez, este "viejo PSOE" quiere "competir" con Podemos por la "extrema izquierda cada vez más radical". Señaló que los socialistas son "muy libres" de adoptar la posición que consideren, pero reconoció que no entiende este cuestionamiento porque se trata de un acuerdo con Canadá, que es un país con estándares reconocidos. A su juicio, la posición en contra de este acuerdo del PSOE es apoyar la "autarquía que ya conocemos con Podemos".