El Gobierno catalán ya está elaborando un censo propio para la consulta

Contempla la inclusión de menores de 18 años, inmigrantes y catalanes residentes en el extranjero

La ley fija un sólo censo nacional, común para todo el país y que se cede ante convocatorias electorales

nacional

| 13.12.2013 - 14:05 h
REDACCIÓN

La vicepresidenta del Govern, Joana Ortega, ha afirmado hoy que el ejecutivo catalán ya trabaja en la preparación de diferentes aspectos técnicos y logísticos de la consulta soberanista, entre ellos la creación de un censo catalán, con un equipo de una veintena de profesionales de su departamento.

En una entrevista en TV3, Ortega ha explicado que el censo propio aún no está elaborado "con nombres o apellidos", porque todo dependerá del papel del Gobierno en el proceso, pero se está preparando todo en el caso de que se tenga que crear porque el Estado no colabore en la consulta, así como otros aspectos logísticos como las urnas o la distribución de puntos de votación.

Ortega ha hecho estas declaraciones pese a conocer la taxativa negativa del Gobierno de Mariano Rajoy a negociar nada que tenga que ver con la consulta.

También ha explicado que el Departamento de Gobernación y Relaciones Institucionales que ella pilota tiene un equipo de 20 personas dedicados a los preparativos de la consulta, que recientemente fueron con ella a Québec para estudiar el referendo de autodeterminación que se hizo allí y que, en estos momentos, están en Ginebra analizando las consultas suizas.

La dirigente de Unió ha agregado que su partido (UDC) ha hecho cesiones, al igual que otros partidos, pero que "avala" la pregunta y fecha de la consulta acordadas ayer por el Govern, CDC, UDC, ERC, ICV, EUiA y CUP, al tiempo que ha asegurado que ella sabe el sentido de su voto, aunque no lo ha revelado.

En cuanto a la respuesta del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al pacto de la consulta, Ortega ha subrayado: "Rajoy tiene un problema y es que está enfadado con todos los catalanes porque la mayoría de los catalanes quieren poder ejercer el derecho a decidir su futuro colectivo y Rajoy se cierra en una lectura restrictiva de la Constitución, pero yo creo en el diálogo".

LA LEY FIJA UN SOLO CENSO NACIONAL, COMÚN PARA TODO EL PAÍS

La ley de Régimen Electoral General fija la existencia de un único censo electoral para todo el país, que incluye la lista de los españoles que pueden ser electores. El acceso al mismo está restringido a las comunidades autónomas tras cada convocatoria electoral y a los representantes de los partidos y candidaturas una vez que han sido proclamados oficialmente. No existe otro censo electoral que éste, han explicado desde la Oficina del Censo, dependiente de la Junta Electoral Central y única encargada de coordinar y supervisar este listado.

"El censo electoral está compuesto por el censo de los electores residentes en España y por el censo de los electores residentes-ausentes que viven en el extranjero", dice la ley electoral, que añade que este listado es "único para toda clase de elecciones" y también para los referendos que se convocan según lo previsto en la Ley Orgánica.

Los ayuntamientos son los encargados de recoger estos datos en el territorio nacional y, en el extranjero, es responsabilidad de las delegaciones diplomáticas. Los datos municipales se comunican mensualmente a la Oficina del Censo, que supervisa las altas y bajas y cualquier circunstancia relacionada y elabora las listas electorales. La ley electoral también limita quién y cuándo se puede solicitar estos datos censales.

En el caso de las comunidades autónomas, pueden obtener una copia una vez convocadas las elecciones. También pueden solicitarla los partidos y demás listas, aunque únicamente después de ser proclamadas oficialmente las candidaturas.

Los ayuntamientos cuentan con toda la información personal de los ciudadanos a través de los padrones municipales y su uso está regulado en la Ley de Bases de régimen local.

En esta norma se prevé que estos datos se podrán ceder a otras administraciones públicas que lo soliciten "para el ejercicio de sus respectivas competencias, y exclusivamente para asuntos en los que la residencia o el domicilio sean datos relevantes".