Doña Letizia, diez años de escuela para ser Reina

nacional

| 19.06.2014 - 12:39 h
REDACCIÓN

Con la abdicación de don Juan Carlos y la llegada al trono de Felipe VI, doña Letizia se ha convertido en Reina de España, un papel para el que lleva preparándose más de una década, desde que se comprometió con don Felipe.

La otrora periodista de Televisión Española Letizia Ortiz Rocasolano se metió de lleno en su nueva misión en cuanto se comprometió con el Príncipe y desde entonces no ha dejado de formarse y trabajar teniendo siempre a la Reina Sofía como modelo.

Hace pocas fechas que los Príncipes de Asturias celebraron el décimo aniversario de su matrimonio, una década de trabajo en la que doña Letizia no se ha limitado a mantener un perfil de consorte.

Cada vez ha asumido más protagonismo y ha logrado consolidar un espacio propio de trabajo, dando su aval a actividades en favor de la infancia y la juventud, la educación, la lucha contra las enfermedades raras y la investigación científica.

Todo ello sin descuidar los numerosos viajes oficiales y actos públicos compartidos con el hasta ahora Príncipe, y siempre pendiente de la educación y la protección de sus hijas, Leonor y Sofía.

Porque una de las mayores preocupaciones de doña Letizia siempre ha sido mantener, sin descuidar sus obligaciones institucionales, una vida privada lo más normal posible, junto a su marido, sus hijas y su entorno de familia y amigos.

Doña Letizia estrenó una agenda de trabajo propia en octubre de 2006 con la inauguración del colegio "Príncipes de Asturias", en la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón.

Pero dos años antes, en noviembre de 2004, ya había presidido su primer acto oficial en solitario, la inauguración del IX Congreso de Academias Iberoamericanas de la Historia, debido a la ausencia de don Felipe que tuvo que asistir en Abu Dabi a las honras fúnebres del jeque Zayed bin Sultán al-Nahyan.

El 15 de junio de 2005, doña Letizia pronunció su primer discurso, en Logroño, en un acto de la Guardia Civil y en presencia del entonces Príncipe.

EN OVIEDO, SU CIUDAD NATAL

Pero el acto en el que ha sido más visible su presencia institucional junto a don Felipe es la entrega de los Premios Príncipe de Asturias, un acontecimiento especial para ambos porque se celebra en Oviedo, ciudad natal de la Princesa.

En la última década, don Felipe y doña Letizia han recibido juntos a más de 7.200 representantes de todos los sectores de la vida española en 248 audiencias con cobertura informativa y han intervenido en 1.516 actos oficiales.

Asimismo, sólo la agenda propia de doña Letizia le ha llevado a recibir a más de 2.100 personas en 107 audiencias y asistir a 190 actos oficiales.

La hoy Reina ha contribuido asimismo a consolidar el papel de don Felipe como promotor de los intereses españoles en el extranjero a través de 73 viajes en los que han visitado 38 países de cuatro continentes, sin olvidar las 70 visitas del Príncipe a 39 países -incluidas 38 tomas de posesión iberoamericanas- y los dos viajes de doña Letizia a Ginebra para reunirse con expertos de la OMS.

En estos últimos años de creciente actividad de los Príncipes como consecuencia de las intervenciones quirúrgicas a que se ha sometido el Rey, la presencia de doña Letizia se ha convertido en habitual, mientras otros miembros de la familia, como la infanta Cristina, dejaban de estar en la agenda de actos de la casa Real.

Todo en un contexto en el que ha sido visible el distanciamiento público de los Príncipes con la infanta y su esposo, Iñaki Urdangarin, sometidos a investigación judicial por el caso Nóos.

Hace sólo unos días, la presencia de las infantas Leonor -hoy princesa de Asturias, de ocho años- y Sofía -de siete- en su primer acto oficial, junto a sus padres, en la tribuna de una ceremonia militar en la base aérea de San Javier reforzaba la imagen de continuidad institucional de la Corona.

Pero también mostraba, una vez más, la foto de una mujer pendiente de sus hijas y, tal vez ya, consciente de su futuro inminente como reina y madre de la nueva heredera de la Corona.