Diferencias entre PP y oposición en la incompatibilidad de los diputados

Más de 100 diputados compaginan su labor en el Congreso con actividades laborales privadas

El popular Martínez Pujalte mantiene que "lo que he hecho es legal"

La Oposición, que aprobó la compatibilidad de sus actividades, sostiene ahora que es ilegal

El Gobierno defiende que la entrada en política "no se lleve por delante" la carrera profesional de los diputados

nacional

| 24.04.2015 - Actualizado: 22:10 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El debate sobre las incompatibilidades de cargos públicos está abierto, tras conocerse las actividades de Martínez Pujalte. Más de 100 diputados compaginan su labor en el Congreso con actividades laborales privadas.

El diputado popular Vicente Martínez Pujalte ha defendido su ética y la legalidad de los servicios prestados como asesor, por la que cobró 75.000 por asesorar a una constructora. El lo tiene claro: "Lo que he hecho es legal".

La ley electoral deja claro que la dedicacion de un diputado a su escaño debe ser absoluta. Pero como en toda ley tambien hay excepciones.

Y es ahi donde entran los propios diputados.

Son ellos, en el Pleno de la Cámara correspondiente -en este caso el Congreso de los Diputados- quienes autorizan o no a tener actividades al margen de la politiica. Y Pujalte la tenía. Lo decía en el Diario de la Noche de Telemadrid: "tenía absolutamente legalizada mi situación de compatibilidad de actividades".

La obtuvo por el 90 por ciento de los votos. Como él, en la la actualidad, son cerca del centenar los diputados que tienen permiso para realizar actividades al margen de la política. La linea roja: No contratar con empresas publicas ni con la Administración.

La mayoría la obtiene para dar clases, conferencias y participar en tertulias. La oposicon quiere endurecer las incompatibilidades. Rosa Díez de UPyD reconoce que "es legal porque está en el Reglamento y no se quiere cambiar, pero es incompatible con lo que tiene que ser la práctica política y democrática".

Alberto Garzón de IU-LV mantiene que su grupo quiere una Ley de Incompatibilidades "mucho más rígida y más estricta". El secretario de Organización del PSOE, César Luena, recuerda que su formación es partidaria de endurecer el régimen de incompatibilidades de los diputados.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, considera que tanto el diputado Vicente Martínez-Pujalte como el embajador de España en Reino Unido, Federico Trillo, deberían abandonar sus cargos porque "no es legal" el cobro que han percibido por asesorar a una constructora. Los socialistas presentarán la próxima semana "un escrito a la Comisión del Estatuto del Diputados para que se posicione sobre este caso, porque creemos que no es legal".

El portavoz del PP, Rafael Hernando quiere que sea mas flexible y ha calificadode "positivo" que las personas puedan "entrar y salir de la política" independientemente de cuál sea su profesión porque ser diputado no ha de implicar la renuncia de la profesión.

A su juicio, un cirujano "debería tener la oportunidad de presentarse a unas elecciones y ser diputado sin dejar los quirófanos" o "que por lo menos fuera compatible", como en el caso de una persona que ejerza en la universidad.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, se ha sumado hoy al debate y ha abogado por realizar una reflexión amplia sobre la participación en política que vaya más allá de las llamadas incompatibilidades de los diputados, para que la entrada en la vida pública "no se lleve por delante" la carrera profesional de quienes ocupan un escaño.

La vicepresidenta, que no ha mencionado a sus compañeros de partido, ha subrayado que la cuestión es a su juicio cómo lograr que personas con prestigio y experiencia profesional entren en política, "no limitar con determinadas medidas" ese interés, cómo organizar la "reincorporación al sector del que procedían".

"El debate hay que hacerlo conjuntamente, porque lo que todos queremos es responsables públicos, actores políticos, con la mayor experiencia posible", ha dicho.

Sáenz de Santamaría ha aclarado que "tenemos que ordenar bien que quien entra en política para gestionar, no se lleve por delante su propia capacidad profesional, su carrera profesional, incluso su prestigio en el sector al que pertenece", ha recalcado. "Que aportar a lo público no vaya en detrimento de quien decide dar ese paso", ha insistido la vicepresidenta.

Actualmente en el Congreso, la gran mayoria de diputados son funcionarios públicos y abogados. De lo que se trataria es de abrir ese abanico profesional.