Cifuentes: "No quiero que se marchen las empresas y entidades de Cataluña"

nacional

| 09.10.2017 - 17:29 h
REDACCIÓN

La presidenta madrileña, Cristina Cifuentes, ha exigido al Gobierno catalán que "no consume el ataque" a la democracia declarando unilateralmente la independencia, y ha asegurado que Puigdemont encabeza un Ejecutivo "deslegitimado", por lo que debe "presentar su renuncia con carácter inmediato".

Cifuentes ha confiado en que no se declare la independencia, porque sería "algo verdaderamente grave" y supondría "el colofón a esta carrera demencial en la que el Govern ha embarcado a los catalanes".

"Le pido que recapacite, que no sea capaz de consumar ese verdadero ataque a la democracia, a las libertades y al Estado de derecho", ha insistido Cifuentes, que cree que ya no vale solo con que el Govern dé un paso atrás, sino que debe presentar su renuncia "con carácter inmediato" porque ha quedado "deslegitimado".

No obstante, Cifuentes ha remarcado que si finalmente declaran la independencia, "el Estado tiene instrumentos para defenderse", y tanto el Gobierno central como la Justicia "los aplicarán sin duda". "La democracia va a sobrevivir a Puigdemont y a su Gobierno", ha prometido.

"NO QUIERO QUE SE MARCHEN LAS EMPRESAS DE CATALUÑA"

Respecto a la fuga de empresas de Cataluña, Cifuentes ha opinado que es "una noticia tristísima" porque se está descapitalizando una región que representa el 19 % del PIB de todo el país. "No quiero que se marchen las empresas y entidades de Cataluña, ni siquiera para que vengan a Madrid. Yo quiero que vengan a Madrid empresas extranjeras, pero no quiero que Madrid crezca a costa de que Cataluña pierda", ha asegurado.

Cifuentes ha repetido que esa marcha de empresas, algunas emblemáticas, es "muy grave" y "va a producir un daño económico irreversible", dejando a la región "empobrecida".

"Este es un motivo más para que el Gobierno de Puigdemont renuncie con carácter inmediato", ha argumentado Cifuentes, que ha pedido que "se vuelva a la concordia, a la prosperidad, a la paz social, al debate y a la discrepancia pero con entendimiento, para hacer de Cataluña una gran región y de España una gran nación".