Abertis, Colonial, Torraspapel y Adeslas trasladan sus sedes a Madrid

El Consejo de Administración de Abertis acordó este lunes, por unanimidad, trasladar su domicilio social de Barcelona a Madrid, según informó la compañía de gestión de concesiones a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). De esta manera, Abertis es una más de las compañías con sede social en Cataluña que se trasladan fuera de la comunidad ante la incertidumbre que genera la deriva independentista. Entre otras, han cambiado su sede cotizadas del Ibex-35 como CaixaBank, Sabadell, Colonial o Gas Natural.

En la nota, Abertis aclara que el consejo de administración ha aprobado "por unanimidad" este traslado de la sede social "en tanto se mantenga esta situación". El grupo de concesiones tenía su sede social en el número 17 de la Avenida de Pedralbes de la Ciudad Condal, y ahora la situará en sus oficinas del 39 del Paseo de la Castellana de Madrid.

La compañía señaló que "esta decisión se adopta para mantener la operativa normal de la compañía y con el fin de proteger el conjunto de los intereses generales de la misma". Además, indicó que "el presente acuerdo no afecta a aquellas sociedades del grupo que prestan sus servicios exclusivamente en Cataluña".

La compañía gestiona más de 8.600 kilómetros de autopistas en 14 países de Europa, América y Asia. Además, es el primer operador nacional de autopistas en países como España, Chile, y Brasil, y tiene una importante presencia también en Francia, Italia y Puerto Rico.

PLANETA TAMBIÉN SE MARCHA

Por su parte, el consejo de administración del Grupo Planeta ha decidido que trasladará su domicilio social a Madrid si se produce una declaración unilateral de independencia en Cataluña. Según ha informado la compañía en un comunicado, esta decisión reside en la "inseguridad jurídica" que se produciría en caso de que el Gobierno catalán decidiese proclamar unilateralmente la independencia de la región.

Por ello, Grupo Planeta considera necesario, llegado el caso, trasladar su sede social fuera de Cataluña "para proteger los intereses de sus accionistas, de sus empleados y del proyecto empresarial".

LA INMOBILIARIA COLONIAL SE MUDA A MADRID

El Consejo de Administración de la inmobiliaria Colonial ha acordado hoy trasladar su sede social de Barcelona a Madrid como consecuencia de la situación política en Cataluña. Colonial, que desde el pasado mes de junio cotiza en el Ibex 35, sigue así los pasos de otras grandes empresas catalanas que en los últimos días han optado por llevar sus sedes sociales fuera de Cataluña ante la posibilidad de que el Parlament apruebe este martes una declaración de independencia.

Colonial es una compañía patrimonialista propietaria de edificios de oficinas en Barcelona, Madrid y París que recientemente se ha convertido en sociedad cotizada de inversión inmobiliaria (socimi).

Su presidente es Juan José Brugera, quien a su vez preside el Círculo de Economía, influyente 'lobby' empresarial que ha hecho pública su "máxima preocupación" ante la posibilidad de una declaración unilateral de independencia en Cataluña. Precisamente, Brugera, en calidad de presidente del Círculo, se reunió la semana pasada con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, para advertirle de que una decisión de este tipo "sería una bomba para la economía catalana".

Ya son más de una veintena de empresas catalanas las que han anunciado que se llevan la sede social fuera de Cataluña por la incertidumbre del proceso soberanista, entre las que destacan otras tres compañías del Ibex, CaixaBank, Gas Natural Fenosa y Banco Sabadell, y también Criteria, Dogi, Oryzon, Eurona o Naturhouse.

A lo largo de la tarde de este lunes, el grupo de concesiones Abertis también prevé tomar una decisión sobre si trasladan o no su sede social.

GRIFOLS SE QUEDA

La multinacional catalana de hemoderivados Grifols no prevé trasladar su sede corporativa central, que actualmente está situada en Sant Cugat del Vallès (Barcelona), a otra ubicación.

"Actualmente no hay ninguna previsión para cambiar de ubicación ninguna de las sedes corporativas", ha asegurado Grifols en un comunicado este mismo lunes.

No obstante, el grupo farmacéutico precisa que "en el hipotético supuesto de que la actual situación derivase en un nuevo escenario que pudiese afectar el curso normal de los negocios o de la situación financiera de la compañía, el consejo acordaría las medidas necesarias".

De este modo, Grifols podría ser la única de las siete empresas catalanas del Ibex-35 que mantengan su sede social en Cataluña.

TORRASPAPEL SE MARCHA EN MADRID

También ha tomado la decisión de marcharse Torraspapel, fabricante y distribuidor de papel, que ha acordado trasladar su sede social de Barcelona a Madrid ante el escenario político de Cataluña y la eventualidad de una declaración unilateral de independencia. La compañía ha hecho público hoy un comunicado en el que se limita a informar de que ha tomado esta decisión "por la incertidumbre derivada por el actual contexto político catalán".

Perteneciente al Grupo Lecta, Torraspapel se dedica a la fabricación y distribución de papeles especiales para etiquetas y embalaje flexible, papel estucado y no estucado para edición e impresión comercial y otros soportes de impresión de alto valor añadido.

MRW ELIGE VALENCIA

El grupo de mensajería MRW ha decidido trasladar su sede de Barcelona a Valencia fruto de la incertidumbre generada tras la celebración del referéndum independentista del 1-O, han explicado fuentes de la compañía.

ADESLAS SE TRASLADA A MADRID

Asimismo, el consejo de administración de SegurCaixa Adeslas, compañía líder en España en seguros de salud, integrada en el Grupo Mutua Madrileña y participada por CaixaBank, ha aprobado el traslado de su sede social de Barcelona a Madrid, informaron a Europa Press en fuentes próximas a la aseguradora.

La empresa está integrada en el grupo empresarial de Mutua Madrileña desde 2011 y su nueva sede social, tras el acuerdo adoptado por su consejo el pasado fin de semana, se ubicará en la Torre de Cristal de Mutua Madrileña, situada en el Paseo de la Castellana de Madrid, donde desde hace varios años ya se ubican las oficinas principales de la empresa y la mayor parte de las áreas de gestión.

SegurCaixa Adelas, cuyo presidente ejecutivo es Javier Mira, quien también es director general de Mutua Madrileña, es a través de la marca Adeslas la aseguradora española líder en salud, con un 25% de cuota de mercado a nivel nacional. Cuenta con el mayor cuadro médico de España (alrededor de 43.000 profesionales) y más de 3,6 millones de clientes en este ramo.

LA SOCIEDAD DE VALORES GVC GAESCO, PROPIEDAD DE LA FAMILIA VALBÉ, SE TRASLADA A MADRID

Asimismo la sociedad de valores GVC Gaesco, propiedad de la familia Vallbé, vinculada a Òmnium Cultural, también ha decidido trasladar su sede a Madrid.

GVC Gaesco es un grupo financiero radicado en Barcelona que está presidido por Maria Àngels Vallbé, esposa de Joan Hortalà, actual presidente de la Bolsa de Barcelona y ex secretario general de ERC.

La firma ha enviado recientemente una carta a su red de agentes financieros para informarles de este cambio de domicilio, que no afectará a su operativa ni conllevará ningún traslado de personal. "Comunicó que el consejo de la sociedad hacía semanas que ya había aprobado el cambio y que sólo está pendiente tramitarlo en el registro mercantil", asegura uno de estos agentes.

Maria Àngels Vallbé, la primera mujer que se convirtió en agente de cambio y bolsa hace 45 años en España, es hermana de Joan Maria Vallbé, que es vocal del consejo de administración de GVC Gaesco y vicepresidente segundo de la organización independentista Òmnium Cultural.

IDILIA, LA PROPIETARIA DE COLA CAO Y NOCILLA ADVIERTE QUE ANTES UNA DECLARACIÓN UNILATERAL DE INDEPENDENCIA TRASLADARÍA SU SEDE FUERA DE CATALUÑA

Por su parte, Idilia Foods, la empresa propietaria de marcas como Cola Cao y Nocilla ha avisado hoy de que "ante una efectiva declaración unilateral de independencia", trasladaría su sede social fuera de Cataluña "con el fin de mantener la seguridad jurídica necesaria para poder seguir trabajando con normalidad". "Esperamos no llegar a tal situación", asegura este grupo alimentario, una de las dos empresas en las que se dividió Nutrexpa.

Idilia Foods se ha sumado también al "llamamiento efectuado desde las principales organizaciones empresariales para que los responsables políticos solucionen esta situación con la mayor urgencia posible".

La compañía recuerda que tiene su sede en Cataluña desde hace más de 70 años, que Cola Cao nació en 1946 y ha tenido que convivir con "distintas etapas políticas". En estos más de 70 años ni la compañía ni la familia propietaria se han posicionado nunca políticamente, apunta Idilia Foods, controlada por la familia Ferrero.