La huelga en Renfe para este viernes pierde fuerza

Huelga de Renfe
Huelga de Renfe

La huelga prevista para este viernes en Renfe, en plena operación salida, no tendrá tanta fuerza como estaba previsto después de que la compañía haya llegado a un acuerdo para la firma del convenio colectivo con los sindicatos mayoritarios Semaf y UGT. CCOO también aprueba el documento, mientras que CGT se ha quedado sola y mantiene la huelga prevista por considerar que no se cumplen las expectativas que habían sido trasladadas por la empresa. Unos 1.000 trenes de media distancia, alta velocidad y larga distancia y mercancías se verán afectados este jueves, señaló la operadora ferroviaria.

"Seguimos adelante con la huelga y las mesas de negociación se mantienen abiertas", han informado a Efe fuentes de CGT. CGT convocó una huelga de 23 horas para este viernes en Renfe y el gestor ferroviario Adif para protestar por su "inmovilismo negociador".

En un comunicado, CCOO ha indicado que desconvoca las jornadas de huelga previstas en Renfe para este viernes y el 7 de enero, mientras que, en el caso de Adif, desconvoca solo la primera de ellas, y deja pendiente la decisión sobre la huelga del 7 de enero. CCOO entiende que el preacuerdo del convenio "recoge gran parte de las reivindicaciones recogidas en la convocatoria de huelga", además de la posibilidad de "seguir desarrollando, en las mesas de trabajo que se abren, otros asuntos que también preocupan y ocupan".

Actualmente, el comité de empresa de Renfe está integrado por cuatro miembros de Semaf, tres de UGT, tres de CCOO, dos de CGT y 1 de SF-Intersindical.

En un comunicado, Renfe ha informado de que llegó a un acuerdo con Semaf y UGT y que CCOO solicitó 24 horas para consultar a sus órganos de dirección.

Qué hacer si te afecta en Navidad los nuevos paros de Renfe

Según la compañía, el acuerdo permite encarar 2019 en mejores condiciones desde el punto de vista laboral, especialmente en asuntos como la salida de trabajadores en edad de jubilación y la incorporación de nuevos profesionales al grupo. Además, permite afrontar con garantías los aspectos más relevantes de cara a los próximos años: la liberalización en el mercado de transporte de viajeros, el futuro del transporte de mercancías y del modelo de mantenimiento, la internacionalización y la conversión de Renfe en un operador integral de movilidad.

El preacuerdo, que garantiza un convenio con una vigencia de dos años prorrogable a otro más, será sometido para su autorización a la Comisión de Seguimiento de la Negociación Colectiva en las empresas públicas, según la misma fuente.