Los hijos de los etarras detenidos en México desconocían el pasado de sus padres

La familia en España de los etarras Juan Jesús Narváez e Itziar Alberdi se ha hecho cargo de los dos hijos de la pareja, de 17 y 19 años, que fueron trasladados junto a sus padres ayer en un avión desde México, han informado a Europa Press fuentes de la investigación.

Fuentes de la lucha antiterrorista recuerdan que la pareja de terroristas tuvo a sus dos hijos después de darse a la fuga hace 22 años por lo que no fue hasta la operación de este domingo en la localidad de Puerto Vallarta (Estado de Jalisco) cuando los jóvenes tuvieron plena conciencia de cuál había sido el pasado de sus padres, considerados dos de los etarras huidos con más causas pendientes.

De hecho, los investigadores han podido comprobar que los dos hijos no responden a los apellidos reales de sus padres, sino a los de una de las identidades falsas que usaron sus progenitores para vivir durante años en la clandestinidad. Estaban integrados en el denominado colectivo cerrado de refugiados de ETA, que no tiene relación con el resto de huidos.

Narváez, alias 'Pajas', trabajaba como masajista y Alberdi en un centro de yoga y prácticas de relajación oriental, siempre según las mismas fuentes consultadas. La detención se llevó a cabo a las 04:00 horas por agentes del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) de México, en colaboración con la Comisaría General de Información (CGI) del Cuerpo Nacional de Policía.

Tras el arresto, las autoridades locales decidieron su expulsión y ambos terroristas llegaron a España en avión ayer lunes y quedaron bajo custodia policial mientras que los hijos, que viajaron en el mismo avión, fueron acogidos por su familia de España.

Mañana miércoles pasarán a disposición judicial, donde prestarán declaración por la multitud de causas pendientes que mantienen con la Justicia española en distintos juzgados de la Audiencia Nacional.